Entre los estrenos de esta semana llega Baywatch, con el espectacular Dwayne Johnson

{“entityMap”:{},”blocks”:[{“key”:”qee6″,”text”:”El poder de la ambiciu00f3n u2605u2605u2605″,”type”:”header-two”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{}},{“key”:”b04sc”,”text”:”Estados Unidos. Direcciu00f3n:u00a0u00a0Stephen Gaghan. Elenco: Matthew McConaughey, Edgar Ramirez, Bryce Dallas Howard, Joshua Harto,u00a0Corey Stoll.u00a0120 minutos. Buena. “,”type”:”unstyled”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{}},{“key”:”7cqfh”,”text”:”Kenny Wells (Matthew McConaughey)u00a0quiere hacer dinero. Pero los au00f1os pasan, los kilos llegan, y los negocios no le sonru00eden. Asu00ed que un buen du00eda decide hacer realidad un sueu00f1o y se toma un aviu00f3n a Borneo, donde un viejo amigo le hablu00f3 alguna vez de los yacimientos de oro. Entre el delirio, la fiebre de la selvau00a0y la mu00e1s terrenal de las ambiciones, negociaciones y tramoyas para ganar plata, la pelu00edcula tiene por momentos un aire a La Gran Estafa Americana, de David.O.Russell, aunque nunca termina de decidirse, o de ahondar, en el “gu00e9nero estafadores”. Esa especie de tono pendular -el film arranca con un largo y bastante aburrido preu00e1mbulo de Kenny como hombre de negocios medio pelo- termina por cargaru00a0innecesariamenteu00a0a su narrativa, que se vuelve, au00fan frente al espectu00e1culo de ese actor tan magnu00e9tico, tan interesante que es McConaughey,u00a0tediosa y pesada.”,”type”:”unstyled”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{}},{“key”:”ppv3″,”text”:””,”type”:”unstyled”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{}},{“key”:”cb504″,”text”:””,”type”:”atomic”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{“data”:{“content”:””,”script”:[]},”type”:”embed”,”dataType”:”youtube”}},{“key”:”4kjtm”,”text”:” “,”type”:”unstyled”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{}},{“key”:”fe6ml”,”text”:”La red u2605u2605u2605″,”type”:”header-two”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{}},{“key”:”67e1u”,”text”:”Corea del Sur. Direcciu00f3n: Kim Ki-duk. Elenco: Ryoo Seung-bum, Lee Won-gun, Kim Young-min y Choi Guy-hwa.u00a0114 minutos. Buena.n”,”type”:”unstyled”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{}},{“key”:”7g02u”,”text”:”Un pescador algo tosco y primario de Corea del Norteu00a0sale con su bote pero la red queda atascada en la hu00e9lice. Mientras intenta en vano arrancar el motor, cruza sin querer hacia aguas limu00edtrofes, vigiladas por autoridades de Corea del Sur. Detenido, encerrado en una especie de largo tru00e1mite policial, kafkiano pero capitalista, recibe buen trato, comida y duchas calientes,mientras es interrogado como sospechoso de espionaje. El director Kim Ki-Duk (Hierro 3, Primavera, verano, otou00f1o, invierno… y primavera) dirige,u00a0esta historia mu00ednima que es evidente retrato de cosas mu00e1s grandes:u00a0una dictadura, un capitalismo mercantilista y paranoide, una sociedad sometida a los absurdos de la polu00edtica. Y lo hace con vigor, buenas ideas y un gran ritmo para contar, uniendo momentos esenciales, una historia que en sus manos atrapa sin distracciones.u00a0u00a0″,”type”:”unstyled”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{}},{“key”:”ef1ba”,”text”:””,”type”:”unstyled”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{}},{“key”:”3gq2″,”text”:””,”type”:”atomic”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{“data”:{“content”:””,”script”:[]},”type”:”embed”,”dataType”:”youtube”}},{“key”:”e15vf”,”text”:” “,”type”:”unstyled”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{}},{“key”:”1v4r6″,”text”:”Baywatch: Guardianes de la bahu00eda u2605u2605 “,”type”:”header-two”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{}},{“key”:”ec8ba”,”text”:”Estados Unidos. 2017. Direcciu00f3n: Seth Gordon. Elenco: Dwayne Johnson, Zac Efron, Priyanka Chopra, Alexandra Daddario, Kelly Rohrbach, Jon Bass. 116 minutos. Regular.”,”type”:”unstyled”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{}},{“key”:”5qbca”,”text”:”Una mu00e1s en la tendencia de transformar series vintage en pelu00edculas actuales. Tendencia que ha dado pocos frutos realmente jugosos, y esta recuperaciu00f3n de los Guardianes de la Bahu00eda no es excepciu00f3n. Cuesta entender, a medida que avanzan las dos horas de pelu00edcula, quu00e9 quisieron hacer los realizadores, con los guiu00f1os a la nostalgia por un lado (la cu00e1mara lenta, los metachistesu00a0sobre el uso de la cu00e1mara lenta, las presencias de Pamela Anderson y David Hasselhoff), la trama policial que pone a los guardianes en modo detectives y los chistes guarros en plan pelu00edcula de estudiantina hormonal, que mu00e1s que de nueva comedia americana parecen de una vieja. Baywatch es apenas entretenida, y debe los mu00ednimos a sus dos actores centrales, Dwayne La Roca Johnson y Zac Efron, una tonelada de mu00fasculos primero rivales y luego previsiblemente amigos. Decir que ni The Rock salva la pelu00edcula, con su sentido del humor dudoso o poco gracioso -y generalmente las dos cosas-u00a0es decir bastante, porque el gigantesco hu00e9roe de acciu00f3n, uno de los actores mejor cotizados del mercado, hace el personaje que tan bien le sale, grandote temible pero simpu00e1tico, noble y de buen corazu00f3n. Su nobleza, como la de su personaje, el que vela por su playa, no alcanza para que Baywatch llegue al salvavidas antes de hundirse en la marea de la banalidad.u00a0″,”type”:”unstyled”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{}},{“key”:”98h6s”,”text”:””,”type”:”unstyled”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{}},{“key”:”2ujmv”,”text”:””,”type”:”atomic”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{“data”:{“content”:””,”script”:[]},”type”:”embed”,”dataType”:”youtube”}},{“key”:”arm0s”,”text”:”Su00f3lo se vive una vez u2605u2605 u00bd”,”type”:”header-two”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{}},{“key”:”fkse1″,”text”:”Argentina/Espau00f1a. Direcciu00f3n: Federico Cuevas. Elenco: Peter Lanzani, Daru00edo Lopilato, Santiago Segura, Pablo Rago, Gu00e9rard Depardieu, Luis Brandoni. 90 minutos. Regular – Buena.”,”type”:”unstyled”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{}},{“key”:”caats”,”text”:”nComedia de acciu00f3n a la americana, pero muy argenta, pero con elenco internacional y el gigante Depardieu y Santiago Segura. Su00f3lo se vive una vez es una pelu00edcula simpu00e1tica y entretenida (en la primera parte) sobre la desventura de un chanta llamado Leo (Peter Lanzani), perseguido por una mafia despuu00e9s de quedarse con un contrato para la producciu00f3n de un conservante de carne. Hay bastantes chistes sobre, y contra, la argentinidad, muchos de ellos eficaces, y es definitivamente gracioso ver a Depardieu, al que le basta con estar ahu00ed, tomando mate, o a la comunidad judu00edau00a0que dirige el rabino interpretado por Luis Brandoni, desconcertada por el arribo de Leo, que encuentra como falso judu00edo un refugio.u00a0Los problemas de Solo se vive una vez, quizu00e1 por la cantidad de gente que opinu00f3 en el guiu00f3n y aportu00f3 en la producciu00f3n, son de verosimilitud y puesta de la cantidad de situaciones a las que se ven expuestos estos personajes, apenas esbozados, que entran, salen, mueren o se enamoran sin desarrollo que lo haga creu00edble y por lo tanto nos involucre un poco. Los diu00e1logos, en torno de un personaje de chanta callejero, se escuchan escritos, poco naturales, muy lejos de la fluidez con la que una pelu00edcula como Nueve Reinasu00a0atrapaba esa coloquialidad.u00a0Como comedia de acciu00f3n, ademu00e1s, tiene un ritmo erru00e1tico, que termina por decaer cuando debiera atrapar y subir, y muchas de las situaciones de acciu00f3n -peleas, persecuciones con coches que estallan- se ven forzadas y torpes. Si la pelu00edcula se ve con una sonrisa es gracias al buen trabajo de sus actores, incluu00edda la poco aprovechada, por breve, participaciu00f3n de Eugenia “China” Suu00e1rez. Un elenco carismu00e1tico, dispuesto a sacarle jugo a los papeles mu00e1s chicos, que parece disfrutar de lo que estu00e1 haciendo -ciertamente, un gu00e9nero con pocas oportunidades en el cine argentino- u00a0y transmite esa diversiu00f3n au00fan por encima de las limitaciones anteriores. Con un protagonista que ya ha probado su capacidad como actor versu00e1til: el ex Teen Angel puede hacer catorce personajes de Ibsen en el Cultural San Martu00edn,u00a0el atribulado Alejandro Puccio o este delincuente de buen corazu00f3n con vitalidad y talento.u00a0 “,”type”:”unstyled”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{}},{“key”:”2c8iq”,”text”:””,”type”:”unstyled”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{}},{“key”:”51ha8″,”text”:””,”type”:”atomic”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{“data”:{“content”:””,”script”:[]},”type”:”embed”,”dataType”:”youtube”}},{“key”:”8f0ug”,”text”:”Paru00eds puede esperar u2605u2605″,”type”:”unstyled”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{}},{“key”:”bgb9v”,”text”:”Estados Unidos. Direcciu00f3n: Eleanor Coppola. Elenco: Diane Lane, Alec Baldwin, Arnaud Viard. 92 minutos. Regular.”,”type”:”unstyled”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{}},{“key”:”67h2f”,”text”:”u00a0nPrimer largo de ficciu00f3n de la seu00f1ora esposa de Francis Ford Coppola, esta comedia romu00e1ntica madura se desarrolla a lo largo de un par de du00edas, los que se toma la pareja protagu00f3nica en viajar desde Cannes a Paru00eds. Estu00e1n en la ciudad de la Costa Azul porque son gente de cine: Michael (Alec Baldwin), un importante productor, su mujeru00a0Anne (Diane Lane) y el socio francu00e9s Jacques (Arnaud Viard). En el preu00e1mbulo, au00a0ella le duelen los ou00eddos, asu00ed que prefiere evitar la avioneta privada que los llevaru00e1 a Paru00eds, y Jacques se ofrece, solu00edcito, a llevarla en su viejo Peugot. Ella se deja llevar, y luego invitar y agasajar, en la serie de paradas magnu00edficas que el francu00e9s le propone. Cu00f3mo no sucumbir a los encantos de verdaderos banquetes de la mejor cuisine mientras se atraviesan campos de lavandas en flor, como en un cuadro impresionista. La sensualidad de los sabores de las frutillas salvajes reciu00e9n cortadas y los mejores vinos se va desplegando frente a esta bella mujer estadounidense, si bien amada, amada por un marido demasiado ocupado. Hay indicios, al principio, para sospechar del francu00e9s, casi un estereotipo de lo galante, como cuando le pide a ella su tarjeta de cru00e9dito o se pasa de la raya con los piropos. Pero Coppola no tira de esos hilos, mu00e1s intrigantes y atractivos. En su lugar, Paru00eds puede esperar termina siendo una especie de catu00e1logo gastronu00f3mico, que entierra la potencial sutileza de su planteo de base bajo capas de platos y galanteru00eda, en una letanu00eda difu00edcil de seguir sin aburrirse yu00a0pareciu00e9ndose mu00e1s a un vehu00edculo de difusiu00f3n turu00edstica que a una pelu00edcula con alma.u00a0 “,”type”:”unstyled”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{}},{“key”:”6fgsn”,”text”:””,”type”:”unstyled”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{}},{“key”:”3i46″,”text”:””,”type”:”atomic”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{“data”:{“content”:””,”script”:[]},”type”:”embed”,”dataType”:”youtube”}},{“key”:”5t161″,”text”:”n”,”type”:”unstyled”,”depth”:0,”inlineStyleRanges”:[],”entityRanges”:[],”data”:{}}]}
Source: Tn última noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *