fbpx
Conectá con nosotros

Editorial

Adopción, muchos hablan y pocos conocen

Published

en

Usá tus ← → (flechas) para navegar

Una alternativa que se habla mucho, pero ¿la conocemos con profundidad? ¿Los argentinos realmente sabemos sobre la ley de adopción?

Una encuesta realizada por la Universidad Abierta Interamericana reveló que más del 70% de la gente desconoce la normativa.

A tan solo horas de que se conociera la negativa a la legalización del aborto en la Argentina, la gente que está tanto a favor como en contra, no para de hablar del tema. Sin embargo, hay otro concepto que se empezó a escuchar no hace mucho tiempo en la boca de aquellas personas que creen que hay más opciones antes de practicar un aborto. Se trata de la adopción, la normativa que para algunos es la solución para las mujeres que no desean ser madres. Pero hay un problema, ¿realmente conocemos sobre la ley de adopción? ¿Podemos hablar de algo sin saber con profundidad?

El Senado rechazó la legalización del aborto.

Como se mencionó antes, la adopción aparece como la alternativa simple, sana y legal de evitar un aborto. De igual manera, también es importante resaltar que el aborto y la adopción son dos temas totalmente independientes, demasiado complejos para complementarlos entre sí en una sola oración. Es que no estamos hablando de cualquier cosa, ambos requieren de un análisis profundo y serio, en especial, si analizamos que un niño será entregado por uno u otro motivo a otra familia.

La “movida” de los pañuelos rojos que promueve la adopción.

En primer lugar, hace falta aclarar que no puede ser declarada en estado de adoptabilidad una persona que aún no nace. Aunque la mujer embarazada decida dar en adopción a su bebé con anticipación, no será hasta después de los 45 días de dar a luz, que podrá notificar formalmente a un juez su decisión. Y un punto no menos importante es que no podrá elegir a quién dejar a cargo de su hijo biológico.

Y a todo esto, ¿por qué hay que esperar 45 días? Muchas veces pasa que la mujer que queda embarazada y no quiere tener a su bebé después se arrepiente y no se quiere desprender de la criatura porque se creó un lazo afectivo. Es que el proceso de gestación puede llegar a producir un cambio en la decisión de esa mujer o pareja que en primera instancia manifiesta el deseo de dar en adopción a su hijo. Por eso mismo, se establece un período de 45 días posteriores al nacimiento para dar a conocer su decisión.

Por otra parte, la situación de adoptabilidad no puede ser dictada si algún familiar del niño, niña o adolescente ofrece asumir su guarda o tutela. Esto se debe a que siempre es prioridad que el niño o niña pueda permanecer dentro de su círculo familiar, aunque no es excluyente. Una vez corroborado ese aspecto, el juez debe resolver sobre la situación de adoptabilidad en el plazo máximo de noventa días.

Ahora bien, ¿qué ocurre en esos 45 días posteriores al nacimiento entre la madre y el niño no deseado? No significa que necesariamente lo van a tener que cuidar en esos 45 días. Existen diversos proyectos de acompañamiento a las familias que deciden no criar al niño, porque no pueden o simplemente por que no quieren. En ese caso, el niño pasa a un hogar de tránsito hasta que sus padres pueden dar el consentimiento libre e informado.

No obstante, esa familia pasajera no podrá adoptar al niño porque no están evaluadas para ello. Son familias que por lo general ya tienen otros niños, deciden no tener otro, pero sí quieren colaborar con el sistema.

Aunque la realidad es que, si una mujer está con una gestación que no quiere, el Estado le tiene que dar una alternativa. Algunas personas sostienen en ofrecerle alguna motivación para que quiera seguir con la gestación, para que esa criatura nazca y pueda dar felicidad a una persona que quiera adoptar a un recién nacido. Pero… por ahí se interpreta como una obligación a ser madre.

Bueno, así es la adopción en Argentina, y como está el clima después del debate de ayer este tema va a ser tratado bastante. Pero ahora, con información, o eso se espera…

Usá tus ← → (flechas) para navegar

Debate

Estudiante de la Licenciatura en Comunicación Social. Locutor en la Cátedra Deportiva 93.1 Mhz. Radio Universidad. Editor en jefe de SDN serviciodenoticias.net. ebalmaceda@serviciodenoticias.net

Deportes

San Luis-Boca: inolvidable para todos

Published

en

Usá tus ← → (flechas) para navegar

La editorial del histórico partido entre la Selección de San Luis y Boca, por Federico Manni

Magnífico. El ambiente del estadio La Pedrera de Villa Mercedes es de estadio europeo.

El día que comenzamos a estudiar periodismo soñamos con esto. El primer paso. El salir del capullo, el salir de San Juan. El pasado miércoles esto se concretó, salimos de la provincia y tachamos de la lista de sueños uno más: salir a ejercer la profesión al exterior.

El destino fue San Luis. Más precisamente, Villa Mercedes. Una vez allí, la llegada fue rara. Pero rara no por San Luis en particular, sino algo más propio del miedo a lo desconocido.

Al llegar al hotel, dejamos nuestras pertenencias en la habitación y bajamos a comer. Aquí fue cuando caímos en que ya no estábamos acompañados de los colegas sanjuaninos de siempre, sino que ahora había gente de Mendoza y Córdoba compartiendo con nosotros almorzando en un mismo comedor. Les parecerá una tontera quizás, pero la sensación que causó en mí fue sumamente gratificante.

Llegó la hora de partir para el estadio. Mi compañero, Pucho (Eduardo Balmaceda) y yo, solo habíamos visto por fotos el estadio sede del partido. Al aproximarnos, me daba la sensación de estar por ver un partido europeo, de Champions League.

Exterior del estadio La Pedrera de Villa Mercedes, San Luis.

Espectáculo previo a Selección de San Luis-Boca. Estadio La Pedrera de Villa Mercedes, San Luis.

La atención recibida en Villa Mercedes fue brillante, y dentro del estadio no fue salvedad. Varias personas nos brindaron su ayuda para orientarnos. Que no se confunda: de por si el trato fue bárbaro, y al mencionar que éramos de San Juan, la amabilidad automáticamente se acrecentaba. Diez puntos en ese aspecto.

La organización del evento fue en general muy buena, pero podría haber sido más justa, ¿qué quiero decir con esto último? Nos permitieron recorrer todo el estadio unas horas antes del espectáculo e ingresar a zona de plateas para conocerlo por dentro, inclusive. Pero la cantidad de “acreditados fantasma” entorpecía mucho nuestro trabajo. Personas de 15 años vestidas con indumentaria 100% Xeneize y pulsera de prensa idéntica a la nuestra, a la espera de contacto con los protagonistas. ¿Nosotros? bien, gracias. Pero tuvimos que ver el partido desde la platea porque no nos dejaron ingresar al campo de juego. Al término del partido, el campo se plagó de “periodistas niños” que deseaban una foto, nosotros afuera.

Lejos de quedarme con este sabor amargo, voy a recordar a los colegas que conocimos allí. “Pampa” Borghi y compañía, de Radio Municipalidad de San Luis, nos invitaron a presenciar el partido desde la cabina de transmisión. Cracks totales. Son de nuestra onda para trabajar: distendidos y simples, pero sumamente profesionales.

Pucho y yo junto al equipo de Radio Municipalidad de San Luis, minutos después de finalizado el partido.

Llegó el final del día y llegó la hora de regresar, el colectivo partía a las 2:45 de la madrugada. No tuvimos tiempo de conocer ni Villa Mercedes ni la capital. Fue un viaje netamente laboral. De la terminal al hotel, del hotel al estadio, del estadio al hotel y del hotel a la terminal.

Nos queda pendiente una visita distendida a la provincia vecina, pero esta visita nos dejó muchas cosas. Experiencia laboral, vivencias, gente increíble, autocrítica y muchas (pero muchas) ganas de que se repita y, por qué no, la próxima ir a por más.

¡Fue inolvidable para todos!

Usá tus ← → (flechas) para navegar

Debate

Continuar leyendo

Tendencia