Conectá con nosotros

Nosotras

Ceviche de champiñones

Published

en



¿Buscas una opción SIN CARNE? ¡Este ceviche alto en Vitamina B es tu mejor opción!
Encuentra la receta AQUÍ: http://bit.ly/2JWyWAy Ingredientes: 2 tazas de champiñon fresco cortado en cuartos
1/2 taza de jitomate cherry de colores, cortado en mitades
1/2 taza de cebolla morada fileteada
1/2 taza de apio fileteada
1/2 taza de pepino cortado en cubos, con cáscara
2 piezas de chile serrano cortados en rodajas finas
1 pieza de aguacate cortado en cubos grandes
2 cucharadas de cilantro ,hojas enteras
3/4 de taza de jugo de limón
1/4 de taza de jugo de limón amarillo
2 cucharadas de aceite de oliva
suficiente de sal
suficiente de pimienta
suficiente de tostada de maíz para acompañar

Publicidad
Comentar

Deja un comentario

Estilo

Rolls de boga

Published

en

Por



¿Estabas esperando la receta del ROLLS DE BOGA🐟💜 que preparó en el programa de ayer @lucio_marini ?🤔.
ACÁ ESTÁ ‼️👇.
.
🐟INGREDIENTES: Rolls de boga:
-Un filet de boga.
-2 fetas de panceta ahumada.
-50 gr de ciruelas disecadas. -Sal y pimienta.
-Vino blanco.
-Harina cantidad necesaria. -Palillos para cerrar.
-Aceite de oliva. -1 diente de ajo. Guarnición:
-Repollitos de Bruselas. -Cebolla morada.
-Tomare cherry.
-Sal y pimienta.
-Aceite de oliva.
-Ajo.
-Semilla de sésamo.
-Salsa de soja.
.
🐟PROCEDIMIENTO: 1.⚡Salar el roll de boga, agregar dos fetas de panceta y rellenar con ciruelas disecadas. Enrollar y cerrar con un palillo. 2.⚡Enharinar el roll y sacar el excedente de harina y luego sellarlo bien de ambos lados en una sartén con aceite de oliva y un diente de ajo entero. Una vez que esté bien sellado, agregar un poco de vino blanco y dejar reducir. 3.⚡Para la guarnición, saltear la cebolla morada cortada en juliana, dejar 3,4 minutos desde que rompe en hervor con agua, limón y sal. 4.⚡Cuando esté bien transparentada la cebolla agregar repollitos de brusela previamente blanqueados en agua, cuando estén listos agregar los tomates cherrys enteros. Condimentar con sal y pimienta. 5.⚡Levantar con un poco de salsa de soja y agregar sésamo. Emplatar todo junto ¡Y A DISFRUTAR!👏🐟💜.
.
💥 Probá esta receta y compartí con nosotros como te salió usando el #QueCenamosHoy .

Seguir leyendo

Estilo

Sopas

Published

en

Por



Ayer nos visitó la genia de @barbysch y nos enseñó CÓMO PREPARAR 3 SOPAS DIFERENTES: DE ZANAHORIA ESPECIADA, DE REMOLACHA CREMOSA Y DE ARVEJAS AHUMADAS🍵🥕💜💚. Acá te dejamos las recetas para que las pruebes y disfrutes en tu casa😉.
.
🥕SOPA DE ZANAHORIA ESPECIADA🥕 .
👉Rinde 2 porciones de 200cc aprox cada una.
. -250 gr zanahoria en rodajas (una pieza). -40 gr cebolla morada (media pieza). -40 gr mijo (2 cucharadas). -20 gr miel (1 cucharada). -350cc agua (1 1/2 tazas). -1 cucharada aceite de oliva. -Pizca pimentón dulce. -Pizca curry. -Zest media naranja.
.
1.⚡Rehogar la cebolla picada en el aceite. 2.⚡Agregar la zanahoria, el mijo y el agua.
Cocinar hasta ablandar. 3.⚡Especiar y agregar el zest de naranja.
Mixear hasta obtener una crema. 4.⚡Para terminar, agregar zest de cebolla de verdeo + maní crocante.
.
💜SOPA DE REMOLACHA CREMOSA💜.
. 👉Rinde 2 porciones de 200cc aprox cada una. .
-250 gr remolacha. -40 gr cebolla de verdeo. -40 gr papa. -20 gr azucar mascabo (1 cucharada). -350cc agua (1 1/2 tazas). -1 cucharada aceite de oliva. -Pizca tomillo. -Hoja laurel. -4 dientes ajo.
.
1.⚡Rehogar el ajo y puerro en el aceite. 2.⚡Agregar la remolacha, papa y el agua.
Cocinar hasta ablandar. 3.⚡Especiar. 4.⚡Mixear hasta obtener una crema. 5.⚡Terminar con crema de leche + semillas de sésamo negro. 💚SOPA DE ARVEJAS AHUMADAS💚
. 👉Rinde 2 porciones de 200cc aprox cada una. -250 gr arvejas. -40 gr puerros. -40 gr manzana verde. -40 gr espinaca. -350cc agua (1 1/2 tazas). -1 cucharada aceite de oliva. -1 cucharita humo líquido. -Pizca nuez moscada. -Pizca sal y pimienta. 1.⚡Rehogar el puerro en el aceite. 2.⚡Agregar las arvejas, las manzanas y el agua.
Cocinar hasta ablandar. 3.⚡Especiar. Agregar las hojas de espinaca. 4.⚡Mixear hasta obtener una crema. 5.⚡Terminar con croutons + tomate seco en tiritas.
.
¡QUE LAS DISFRUTEN!👏🍵🥕💚💜.

Seguir leyendo

Nosotras

Pastas permitidas: secretos para incluirlas en una dieta para adelgazar

Ideas y propuestas de las licenciadas en nutrición María José Villanueva y Florencia Brunello.

Published

en

Por

Cuando se busca un plan para bajar de peso, uno de los primeros impulsos o intentos es abandonar por completo las pastas. La razón es que la idea más instalada pregona que estas son las responsables de los kilos de más y que, al evitarlas, la balanza mostrará el cambio esperado.

Sin embargo, hay varias cuestiones que refutan esta teoría.

Unos de los puntos principales son que ninguna de sus versiones desaparecerá de la faz tierra, y que tarde o temprano volveremos a incluirlas en nuestro menú. En especial, porque se trata de un alimento muy arraigado en nuestras costumbres y que, para muchos, implica una verdadera una tentación.

Otro punto es que con las combinaciones y en las cantidades recomendadas pueden transformarse en un plato beneficioso. 

 Entonces, la idea será implementar las sugerencias dadas por los nutricionistas y buscar la forma más saludable de implementarlas.

Mirá también
Recetas originales con polenta, para versionar un sabor más que clásico
Los fideos con salteados vegetales, una opción ideal para lo medio días de invierno.

Los fideos con salteados vegetales, una opción ideal para lo medio días de invierno.

Un tema de cantidad

El tamaño de las porciones siempre es una buena guía. Desde ya, no será lo mismo medir una porción rebalsante que otra reducida y al ras. Por eso, uno de los primeros trucos es servirlas en un plato chico o mediano y no, en el más grande que haya en la casa. La consulta con un profesional también servirá para establecer con exactitud cuál es la medida “estándar” para los requerimientos de cada persona.

Las fibras que contienen las pastas integrales contribuyen a la absorción de los hidratos de carbono.

Las fibras que contienen las pastas integrales contribuyen a la absorción de los hidratos de carbono.

Mirá también
Macronutrientes: razones que los vuelven imprescindibles y tips para incorporarlos

Buenos mix

Otra clave es tener en cuenta que las pastas forman parte de los hidratos de carbono de absorción rápida. Es decir, además de las calorías que aportan, al ingresar al organismo, generan una respuesta rápida de la insulina.

A nivel orgánico, cuando sube inmediatamente la insulina, se fabrica grasa y aumenta el apetito para la próxima comida. Por eso, al ingerir platos abundantes y bien potentes de fideos, ñoquis o ravioles dan ganas de seguir comiendo más o de continuar con algún alimento dulce.

Para contrarrestar este circuito, la clave será acompañarlas con vegetales. Las opciones pueden ser verduras salteadas o crudas. Otra alternativa es acompañarlas con una pequeña porción de  hojas verdes o mezcladas en ensaladas.

Los beneficios extra: el plato será menos calórico. brindará más saciedad y se podrá aumentar el volumen de la porción. 

Los ravioles con relleno de vegetales, una propuesta menos calórica.

Los ravioles con relleno de vegetales, una propuesta menos calórica.

Agregados en la mira

Las combinaciones con preparaciones ricas en carbograsas tampoco colabora para su admisión entre los platos saludables y aptos para adelgazar. Las salsas demasiado grasosas y la gruesa capa de queso rayado -que generalmente se trata de variedades hipercalóricas- están siempre en la mira. 

La salida a esto es reemplazar estos aditivos por queso crema light, cúrcuma o salsas caseras más livianas, hechas con ingredientes naturales y menos aceite.

Las ensaldas de hojas verdes brindan más saciedad y ayudan a armar porciones desmedidas.

Las ensaldas de hojas verdes brindan más saciedad y ayudan a armar porciones desmedidas.

Mirá también
El huevo, liberado de culpa y cargo: tips para incorporarlo en recetas bajas calorías

Cocción con luz verde

Un truco extra es cocinar las pastas al dente, especialmente los fideos. Esto ayudará a bajar el índice glucémico que, como está explicado en el primer punto, esto contribuye a evitar la compulsión por comer en forma desmedida. 

Variedades amigables 

​Los productos integrales siempre corren con ventajas, al menos que se cuente con una indicación precisa de evitarlos. Si bien no tienen menos calorías, entre sus beneficios figuran su capacidad de brindar mayor saciedad y de evitar las ganas de comer cantidades excesivas. También es mejor optar por espaguetis o fideos y en el caso de los ravioles, por aquellos con rellenos de vegetales. 

María José Villanueva y Florencia Brunello son licenciadas en nutrición y creadoras de la cuenta de Instagram Real Nutrición.

Mirá también
Adelgazar en otoño: recetas y tips para no caer en comidas hiper calóricas y poco nutritivas

Seguir leyendo

Nosotras

Pasó siete años presa y un taller de poesía en la cárcel cambió su vida

En Ezeiza asistió como alumna al taller que el colectivo feminista YoNoFui desarrollaba en el penal. Hoy, ya en libertad, es docente de ese proyecto. En diálogo con Entremujeres detalló la importancia de este tipo de organizaciones, de la educación y de creer en las potencialidades de cada persona.

Published

en

Por

Acompañar, dar la posibilidad de soñar con otra vida, imaginar un futuro, brindar herramientas para ello y, más aún, tratar a cada una como lo que es: una persona. Así define Liliana Cabrera la importancia del colectivo feminista YoNoFui, organización integrada por mujeres cis, lesbianas, trans y travestis. Muchas de ellas estuvieron privadas de la libertad y otras no. En el caso de Liliana fueron siete años los que estuvo presa y fue allí donde conoció este proyecto que se ocupa, fundamentalmente, del tránsito entre el “adentro” y el “afuera” de los muros de la cárcel.

Mirá también
Una campaña para que se hable de menstruación en las escuelas

YoNoFui desarrolla propuestas de formación en artes, oficios y en comunicación tanto en las unidades penales como afuera, en sus propias sedes culturales, con la finalidad de acompañar el proceso de recuperación de la libertad, de integración en la vida social y el mundo del trabajo por parte de las mujeres y no binarias Cuando Cabrera cumplió su condena en Ezeiza, se acercó como una alumna más al taller de poesía que hoy, ya del otro lado, la tiene como parte del cuerpo docente. Pero el taller no sólo le dio un oficio; según ella, lo mejor que hizo la poesía en su vida es ayudarla a poner en palabras todo aquello que no podía expresar. Antes de la presentación que hará hoy en el marco de las “charlas feministas” de intive-FDV (con inscripción previa), Liliana habló con Entremujeres del sistema carcelario, la ausencia del Estado, el feminismo y las luchas colectivas.

Liliana Cabrera, integrante del colectivo feminista YoNoFui

Liliana Cabrera, integrante del colectivo feminista YoNoFui

– ¿Cómo definirías la importancia de la labor de YoNoFui? ¿Qué destacarías del trabajo de esta y otras organizaciones con la población carcelaria?

– La importancia de lo que hace YoNoFui es mucha. No sólo lo digo como parte del equipo docente e integrante activa del colectivo, sino también como una persona que pasó por la privación de la libertad y viendo la vulneración de derechos que existen en las vidas de quienes pasamos por la cárcel. YoNoFui, al igual que otras organizaciones sociales que tienen talleres dentro de los penales, hace lo que el Estado muchas veces no hace. Tiene que ver no solamente con tratar a las personas como si fueran personas, sino también con acercar herramientas e ir al encuentro de ellas en un uno a uno, de una manera horizontal, teniendo en cuenta que todas las trayectorias son importantes. Desde YoNoFui vamos al encuentro de las mujeres y no binarias porque nos parece que todas las trayectorias son igual de ricas y válidas. Para nosotras es importante la disciplina que vamos a dar, pero igual de importante es el acompañamiento y el encuentro que se va dando, igual de importante que lo que tiene para enseñarnos cada persona, más allá de las circunstancias que la llevaron a la cárcel. Nos parece muy importante poder ver en esas personas una fuerza vital, una potencia, y no una víctima; ahí lo que hay es alguien con la fuerza suficiente para salir adelante y tratar de esquivar todo lo que el sistema te suele hacer, que es vulnerarte más. Muchas veces a las personas privadas de la libertad se las pone en el lugar de víctimas o de victimarias, como si no hubiera un término medio en donde ves a las personas con sus circunstancias. En esa situación hay una capacidad de sobrevivir a la emergencia dentro de un penal con sus vulneraciones, como así también en toda una vida anterior. Así que nos parece importante ir con esta idea a dar un taller.

Mirá también
"Vamos las pibas": ilustraciones de Ro Ferrer para alentar a la selección femenina de fútbol

– ¿Cómo fue tu encuentro con el feminismo? 

– Fue adentro del penal. Ahí conocí una vida colectiva que antes no había vivido, pese a que muchas veces de la cárcel sólo se conoce lo peor. Cuando vemos series o programas que retratan a la cárcel solo se muestran a las personas como si fueran monstruos o algo anómalo. Pero realmente yo ahí conocí más sororidad y solidaridad que en cualquier otro lugar anterior. El taller de poesía de YoNoFui fue muy importante. Reflexionábamos a partir de distintos temas como el feminismo, comenzábamos a leer y a ligar lo que sucede adentro y afuera. Por eso siempre nos pareció importante que, más allá de la disciplina en cuestión, los talleres tengan diferentes ejes transversales que permitan trabajar otros temas con las compañeras que están adentro. Esto me permitió la posibilidad de encontrar palabras para aquello que en su momento no tenía nombre, toda esta vida colectiva y todas las situaciones que vivíamos adentro del penal tenían que ver con esto. Ahí pude pensar en la posibilidad de tener un futuro distinto, en asimilar herramientas y que junto con mi trayectoria pudiera realizar otra vida.

Mirá también
Muñecas rebeldes: peluches feministas que desafían a los juegos tradicionales

– ¿Hubiese sido posible antes de tus años en el penal de Ezeiza?

– La verdad que no hubiese sido posible mi encuentro con el feminismo de otra manera. No había tenido la posibilidad de integrar talleres con esta perspectiva ni tampoco había vivido una vida colectiva.

Liliana Cabrera, integrante del colectivo feminista YoNoFui

Liliana Cabrera, integrante del colectivo feminista YoNoFui

– ¿Qué lugar tiene la educación para quienes ingresan en el sistema carcelario?

– La educación y la posibilidad de salir a espacios donde te tratan como una persona son muy importantes adentro del sistema carcelario. Cómo serán de importantes que las personas privadas de la libertad luchan por salir a estos espacios. Muchas veces desde el Servicio Penitenciario no se hacen los movimientos suficientes para que las personas lleguen al sector educación; y les compañeres terminan haciendo denuncias para que esto sea posible. Nosotras como docentes sabemos que algo que tenemos que hacer siempre es reclamar que las compañeras vengan. Es muy importante esta posibilidad de salir y crear redes y lazos.

– ¿Cómo llegó a tu vida la poesía y qué cambios generó en tu vida?

– Llegó a partir del taller de YoNoFui, del que empecé a participar cuando quedé detenida en el año 2006 y fui trasladada a la Unidad 31 de Ezeiza, que es donde funcionaba. Para mí fue un espacio súper importante, que me sostuvo, donde conocí compañeras maravillosas y pude encontrar un oficio y una manera de explayarme de diferentes maneras. Fue más allá de una catarsis, yo quedé gratamente sorprendida por la calidad que tenían las escrituras de las compañeras y por los interesantes disparadores que daban las docentes María Medrano y Claudia Prado (que actualmente es el mismo taller donde estoy dando clases yo). Para mí fue un espacio en el que pude sacar afuera un montón de cosas que a una le van sucediendo en la vida y que pocas veces encuentra el lugar para poder exteriorizar. Siempre tuve la mirada de que lo que no sale se termina pudriendo adentro; y ésta es una manera de hacer arte con cosas que muchas veces son difíciles. De hecho, mi escritura es una escritura difícil, no porque tenga temas que sean complicados de entender, sino porque son temas duros que uno naturalmente no pensaría que serían parte de un poema. Me sentí más cercana a la poesía a partir de que en el taller fueron trayendo poetas de los noventa, con otro tipo de temas y quizás otra manera de poder conceptualizar, que quizás no rimaban, con otros enunciados, que no hablaban del amor. Poetas como Marina Mariash, como María Teresa Andruetto y Leónidas Lamborghini.

Mirá también
Cómo piensa un hombre "en deconstrucción permanente"

Seguir leyendo

Nosotras

Pasó siete años presa y un taller de poesía en la cárcel cambió su vida

En Ezeiza asistió como alumna al taller que el colectivo feminista YoNoFui desarrollaba en el penal. Hoy, ya en libertad, es docente de ese proyecto. En diálogo con Entremujeres detalló la importancia de este tipo de organizaciones, de la educación y de creer en las potencialidades de cada persona.

Published

en

Por

Acompañar, dar la posibilidad de soñar con otra vida, imaginar un futuro, brindar herramientas para ello y, más aún, tratar a cada una como lo que es: una persona. Así define Liliana Cabrera la importancia del colectivo feminista YoNoFui, organización integrada por mujeres cis, lesbianas, trans y travestis. Muchas de ellas estuvieron privadas de la libertad y otras no. En el caso de Liliana fueron siete años los que estuvo presa y fue allí donde conoció este proyecto que se ocupa, fundamentalmente, del tránsito entre el “adentro” y el “afuera” de los muros de la cárcel.

Mirá también
Una campaña para que se hable de menstruación en las escuelas

YoNoFui desarrolla propuestas de formación en artes, oficios y en comunicación tanto en las unidades penales como afuera, en sus propias sedes culturales, con la finalidad de acompañar el proceso de recuperación de la libertad, de integración en la vida social y el mundo del trabajo por parte de las mujeres y no binarias Cuando Cabrera cumplió su condena en Ezeiza, se acercó como una alumna más al taller de poesía que hoy, ya del otro lado, la tiene como parte del cuerpo docente. Pero el taller no sólo le dio un oficio; según ella, lo mejor que hizo la poesía en su vida es ayudarla a poner en palabras todo aquello que no podía expresar. Antes de la presentación que hará hoy en el marco de las “charlas feministas” de intive-FDV (con inscripción previa), Liliana habló con Entremujeres del sistema carcelario, la ausencia del Estado, el feminismo y las luchas colectivas.

Liliana Cabrera, integrante del colectivo feminista YoNoFui

Liliana Cabrera, integrante del colectivo feminista YoNoFui

– ¿Cómo definirías la importancia de la labor de YoNoFui? ¿Qué destacarías del trabajo de esta y otras organizaciones con la población carcelaria?

– La importancia de lo que hace YoNoFui es mucha. No sólo lo digo como parte del equipo docente e integrante activa del colectivo, sino también como una persona que pasó por la privación de la libertad y viendo la vulneración de derechos que existen en las vidas de quienes pasamos por la cárcel. YoNoFui, al igual que otras organizaciones sociales que tienen talleres dentro de los penales, hace lo que el Estado muchas veces no hace. Tiene que ver no solamente con tratar a las personas como si fueran personas, sino también con acercar herramientas e ir al encuentro de ellas en un uno a uno, de una manera horizontal, teniendo en cuenta que todas las trayectorias son importantes. Desde YoNoFui vamos al encuentro de las mujeres y no binarias porque nos parece que todas las trayectorias son igual de ricas y válidas. Para nosotras es importante la disciplina que vamos a dar, pero igual de importante es el acompañamiento y el encuentro que se va dando, igual de importante que lo que tiene para enseñarnos cada persona, más allá de las circunstancias que la llevaron a la cárcel. Nos parece muy importante poder ver en esas personas una fuerza vital, una potencia, y no una víctima; ahí lo que hay es alguien con la fuerza suficiente para salir adelante y tratar de esquivar todo lo que el sistema te suele hacer, que es vulnerarte más. Muchas veces a las personas privadas de la libertad se las pone en el lugar de víctimas o de victimarias, como si no hubiera un término medio en donde ves a las personas con sus circunstancias. En esa situación hay una capacidad de sobrevivir a la emergencia dentro de un penal con sus vulneraciones, como así también en toda una vida anterior. Así que nos parece importante ir con esta idea a dar un taller.

Mirá también
"Vamos las pibas": ilustraciones de Ro Ferrer para alentar a la selección femenina de fútbol

– ¿Cómo fue tu encuentro con el feminismo? 

– Fue adentro del penal. Ahí conocí una vida colectiva que antes no había vivido, pese a que muchas veces de la cárcel sólo se conoce lo peor. Cuando vemos series o programas que retratan a la cárcel solo se muestran a las personas como si fueran monstruos o algo anómalo. Pero realmente yo ahí conocí más sororidad y solidaridad que en cualquier otro lugar anterior. El taller de poesía de YoNoFui fue muy importante. Reflexionábamos a partir de distintos temas como el feminismo, comenzábamos a leer y a ligar lo que sucede adentro y afuera. Por eso siempre nos pareció importante que, más allá de la disciplina en cuestión, los talleres tengan diferentes ejes transversales que permitan trabajar otros temas con las compañeras que están adentro. Esto me permitió la posibilidad de encontrar palabras para aquello que en su momento no tenía nombre, toda esta vida colectiva y todas las situaciones que vivíamos adentro del penal tenían que ver con esto. Ahí pude pensar en la posibilidad de tener un futuro distinto, en asimilar herramientas y que junto con mi trayectoria pudiera realizar otra vida.

Mirá también
Muñecas rebeldes: peluches feministas que desafían a los juegos tradicionales

– ¿Hubiese sido posible antes de tus años en el penal de Ezeiza?

– La verdad que no hubiese sido posible mi encuentro con el feminismo de otra manera. No había tenido la posibilidad de integrar talleres con esta perspectiva ni tampoco había vivido una vida colectiva.

Liliana Cabrera, integrante del colectivo feminista YoNoFui

Liliana Cabrera, integrante del colectivo feminista YoNoFui

– ¿Qué lugar tiene la educación para quienes ingresan en el sistema carcelario?

– La educación y la posibilidad de salir a espacios donde te tratan como una persona son muy importantes adentro del sistema carcelario. Cómo serán de importantes que las personas privadas de la libertad luchan por salir a estos espacios. Muchas veces desde el Servicio Penitenciario no se hacen los movimientos suficientes para que las personas lleguen al sector educación; y les compañeres terminan haciendo denuncias para que esto sea posible. Nosotras como docentes sabemos que algo que tenemos que hacer siempre es reclamar que las compañeras vengan. Es muy importante esta posibilidad de salir y crear redes y lazos.

– ¿Cómo llegó a tu vida la poesía y qué cambios generó en tu vida?

– Llegó a partir del taller de YoNoFui, del que empecé a participar cuando quedé detenida en el año 2006 y fui trasladada a la Unidad 31 de Ezeiza, que es donde funcionaba. Para mí fue un espacio súper importante, que me sostuvo, donde conocí compañeras maravillosas y pude encontrar un oficio y una manera de explayarme de diferentes maneras. Fue más allá de una catarsis, yo quedé gratamente sorprendida por la calidad que tenían las escrituras de las compañeras y por los interesantes disparadores que daban las docentes María Medrano y Claudia Prado (que actualmente es el mismo taller donde estoy dando clases yo). Para mí fue un espacio en el que pude sacar afuera un montón de cosas que a una le van sucediendo en la vida y que pocas veces encuentra el lugar para poder exteriorizar. Siempre tuve la mirada de que lo que no sale se termina pudriendo adentro; y ésta es una manera de hacer arte con cosas que muchas veces son difíciles. De hecho, mi escritura es una escritura difícil, no porque tenga temas que sean complicados de entender, sino porque son temas duros que uno naturalmente no pensaría que serían parte de un poema. Me sentí más cercana a la poesía a partir de que en el taller fueron trayendo poetas de los noventa, con otro tipo de temas y quizás otra manera de poder conceptualizar, que quizás no rimaban, con otros enunciados, que no hablaban del amor. Poetas como Marina Mariash, como María Teresa Andruetto y Leónidas Lamborghini.

Mirá también
Cómo piensa un hombre "en deconstrucción permanente"

Seguir leyendo

Lo + Visto