Conectá con nosotros

Policiales

Crimen de motochorros en San Justo: un video refuerza la hipótesis de un entregador

Faltaban unos 450 metros para llegar al banco. El conductor del Renault Logan fue derecho por la Ruta 3 y dobló para retomar por Arieta, donde está la sucursal. Los negocios abiertos y la calle repleta de gente marcaban el ritmo normal de un jueves a las 14.30 en el centro de San Justo. Una moto con dos ladrones se cruzó delante del auto y se desató la tragedia: los asaltantes mataron a una mujer e hirieron al chofer para robar 40 mil pesos. 

La víctima fatal fue María de los Ángeles Caccone (39), familiar de los dueños de un frigorífico que tiene cuatro sucursales en La Matanza. Era empleada administrativa y madre de dos hijos. Ambos juegan al fútbol en el Club 12 de Octubre, de Laferrere. “Estamos desconsolados”, le dijo a Clarín Yésica, hermana de la víctima.

El auto en el que viajaba la víctima. Los asesinos dispararon contra la ventanilla del acompañante. (MARIO SAYES)

El auto en el que viajaba la víctima. Los asesinos dispararon contra la ventanilla del acompañante. (MARIO SAYES)

María había salido de la sede que el frigorífico tiene en Virrey del Pino, a la altura del kilómetro 40 de la Ruta 3. Llevaba en su cartera unos 40 mil pesos que tenía que depositar en el banco, ubicado sobre Arieta al 3400. Iba sentada en el asiento delantero, junto al conductor del remís que había contratado, Juan Marcelo Rearte (44). 

Según relataron los testigos, en la esquina de Australia y Arieta una moto con dos personas se cruzó delante del Logan. Uno de los ladrones bajó y quiso abrir la puerta del lado del acompañante. Como no pudo, rompió la ventana y comenzó a disparar. María recibió un balazo en el cuello y el asaltante le arrancó la cartera de sus manos. “Los billetes terminaron tirados sobre la vereda, con machas de sangre”, describieron los vecinos. 

Mirá también
El Gobierno quiere frenar por ley las excarcelaciones para los motochorros

El mismo disparo que hirió a María habría continuado la trayectoria hasta la espalda del chofer, que tuvo que ser trasladado por un vecino en su auto. Este jueves a la noche continuaba internado en el Policlínico San Justo, en grave estado.

María y Juan no estaban solos. En el asiento trasero viajaba Marcos Fabián González (35). Fuentes policiales informaron a Clarín que González no llevaba su teléfono celular y que tenía otros 20 mil pesos escondidos en su ropa interior. Terminó ileso. 

Los investigadores analizan las imágenes de las cámaras de seguridad que los vecinos tienen en la cuadra. Según adelantaron fuentes del caso, hay una que tomó a los dos ladrones esperando en la moto durante más de 20 minutos, justo en el lugar por el que pasó el Logan en el que viajaban María, el remisero y González. 

La víctima trabajaba como empleada administrativa en un frigorífico.

La víctima trabajaba como empleada administrativa en un frigorífico.

Por eso, la principal hipótesis es que hubo un entregador, alguien que informó a los ladrones que la mujer trasladaba dinero en su cartera y brindó las coordenadas exactas.

Este jueves a la noche, el fiscal Claudio Fornaro le tomaba declaración a los testigos para intentar identificar a los motochorros. Además, analizaban el recorrido que hicieron para escapar.

Fuentes del caso adelantaron que el compañero de la víctima declararía hasta última hora de la noche para intentar relatar lo que ocurrió. 

Mabel, vecina de San Justo, tiene un kiosco a unos metros de donde ocurrió el crimen. “Vino un hombre corriendo, pidiendo que llamemos a la Policía, porque estaban robando. Salí con el teléfono en la mano y veo a dos mocosos que se iban, un auto frenó para no llevarlos por delante y ahí la gente empezó a gritar, pero no llegaron a reaccionar a tiempo. Eran dos mocosos en una moto chica, la verdad es que no me puedo recuperar, estaba ahí al lado”, contó la mujer a TN. Y agregó: “Quisieron abrir la puerta del auto pero no pudieron, la chica no se resistió, hasta que rompieron el vidrio y los balearon”.

Mirá también
La insólita condena al motochorro que robó en 10 barrios porteños: no manejar por 2 años

Según el testimonio de la vecina es una zona insegura: “Acá roban muchísimo. Ella era una pobre chica que quería volver a su casa y ya no vuelve nunca más, es terrible lo que pasó”, aseguró.

El martes, a unas 20 cuadras del lugar donde mataron a María, hubo una persecución que terminó con 80 disparos y un ladrón muerto. Fue en Ruta 3 y Ambrosetti, también en una zona comercial.

Todo había iniciado con una entradera en la calle Arrieta al 2500, donde amenazaron a una mujer que estaba guardando el auto en su casa. Cuando los ladrones se fueron, la víctima alertó al 911 y un patrullero comenzó a perseguirlos. Los asaltantes se resistieron a los tiros. Uno recibió un balazo mortal en la cabeza, otro fue detenido y el tercero logró escapar.

LM

Policiales

Jonathan Fabbro negó los abusos a su ahijada y la fiscalía pidió que lo condenen a 12 años

Pasaron tres audiencias y más de 20 testigos en el juicio. El último en responder preguntas frente al tribunal fue el imputado, Jonathan Fabbro, ex futbolista de Boca, River y la selección paraguaya: dijo que es inocente y negó haber abusado de su ahijada cuando ella tenía entre 5 y 11 años. La fiscalía pidió 12 años de condena para él, acusado del delito de “abuso sexual agravado“. Y la querella, el doble.

La decisión del tribunal se conocerá el jueves 29 de agosto en la única audiencia que será pública. 

Fabbro (37) está detenido en el penal de Marcos Paz a la espera de este juicio que empezó el 12 de agosto. Las denuncias en su contra son graves y las pruebas que expusieron en el juicio fueron calificadas como “contundentes” por las partes que pudieron participar de las audiencias. Es que para preservar la identidad de la niña fueron a puertas cerradas y no trascendieron detalles de la declaración de los testigos.

El futbolista Jonathan Fabbro, detenido.

El futbolista Jonathan Fabbro, detenido.

Este martes, el acusado pidió al tribunal ser trasladado a la sala para poder mirar la pericia de la Cámara Gesell donde la nena, que ahora es pre-adolescente, detalló los abusos sexuales cometidos por su padrino.

Hoy, en la última fecha asignada para el juicio, la fiscalía pidió 12 años de pena. Y los abogados de la víctima, 24 años de prisión efectiva. La defensa, por su parte, solicitó la absolución.

“Entendemos que la prueba demuestra la materialidad de los hechos. Una pena de 24 años es lo que corresponde, si tenemos en cuenta los cinco hechos que se probaron en el juicio”, dijo el abogado de la familia de la nena, Gastón Marano. 

Juicio al EX futbolista Jonathan Fabbro por el abuso sexual de su ahijada. Foto Guillermo Rodriguez Adami

Juicio al EX futbolista Jonathan Fabbro por el abuso sexual de su ahijada. Foto Guillermo Rodriguez Adami

Espero un fallo enérgico por lo que se ha probado, no por lo que Fabbro es. Lo importante es lo que ha hecho y el daño que ha causado”, agregó.

En la recta final del juicio, Fabbro hizo uso de sus últimas palabras y declaró ante los jueces Luis Oscar Márquez, Darío Martín Medina y Claudia Beatriz Moscat. Dijo que es inocente y negó todas las acusaciones en su contra. Después respondió preguntas de las partes. “Tanto para la fiscalía como para nosotros no fue suficiente”, insistió Marano.

Además, aclaró que el cálculo de pena se realizó en base a “un proceso vital” ya que “de lograrse una condena de ese plazo, la niña va a estar constituida como mujer y podrá atravesar el proceso de una manera diferente”.

Mirá también
Larissa Riquelme defendió a Jonathan Fabbro en el juicio por el abuso de la ahijada del ex futbolista

El abogado defensor de Fabbro, Federico Albano, dijo a Clarín: “Pedimos la absolución de todos los cargos porque entendimos que las pruebas no fueron concluyentes ni determinantes. Jonathan declaró, lo hizo con tranquilidad y detenimiento, algo que no pudo hacer en su declaración anterior”. ​

Las tres audiencias del juicio fueron a puertas cerradas para preservar la intimidad de la nena y ​evitar exponer su identidad.

“Le hicieron preguntas desde el tribunal y las partes, quedaron muchas cosas aclaradas en relación a los eventos denunciados, en tiempo y espacio. Declaró sobre hechos y circunstancias, principalmente. Dijo que es inocente y marcó alternativas que lo mantienen ​ajeno a las denuncias”, aclararon sus defensores.

Mirá también
Un club intentó contratar a Jonathan Fabbro, el futbolista que está preso acusado de violar a su ahijada

Además contaron que Fabbro estaba “tranquilo”, que “sabía lo que iba a venir” y acompañado por su madre, su hermana y su pareja, la modelo Larisa Riquelme (34).

Fabbro está nacionalizado en Paraguay, donde jugó en la selección, y en ese país tiene otra causa que lo involucra en delitos sexuales contra una niña cercana a la familia Riquelme.

En esa causa habían solicitado la extradición que fue rechazada por la Justicia argentina, según sus abogados, y está en calidad de rebelde. Pase lo que pase la semana que viene, tendrá que afrontar esas acusaciones de “tentativa de abuso sexual” contra otra nena. Y podrían pedir su detención en el país vecino. 

EMJ

Seguir leyendo

Policiales

Pidieron 24 años de prisión para Jonathan Fabbro, acusado de abusar sexualmente de su sobrina

Después de tres largas audiencias, este jueves el juicio contra Jonathan Fabbro llegó a su etapa final. El futbolista se declaró inocente al decir sus últimas palabras, mientras que la querella pidió una pena de 24 años de prisión. Por su parte, la fiscalía solicitó 12 años de cárcel, aunque la postura de la defensa fue la absolución.

Fabbro es juzgado por el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional número 12 de la Capital Federal, y después de que los jueces escucharan a varios testigos, le permitieron al jugador hacer hoy su descargo. Aunque no hay detalles de su declaración, debido a que no está permitido brindar datos de lo que ocurre dentro de la sala porque hay una menor implicada, sí se sabe que el acusado habló durante una hora y media, y que negó la totalidad de los hechos.

Durante la etapa de alegatos, el abogado de la víctima, Gastón Marano, pidió que el imputado sea condenado a 24 años de prisión efectiva por el delito de abuso con acceso carnal agravado y corrupción de menores.

Sin embargo, el fiscal Gustavo Gerlero solicitó una pena menor, de 12 años de cárcel, mientras que la defensa argumentó que el deportista debía ser absuelto. “Con la prueba que se incorporó en el juicio, entendemos que la prueba no fue concluyente para demostrar los abusos. Hay mucha contradicción de los testigos. Nuestra defensa se basó en eso, no contrariamos a la menor, pero sí a los testigos”, indicó el abogado Albano.

Como la jornada fue extensa, se decidió que los jueces den a conocer el veredicto en una cuarta audiencia, el próximo jueves. “Planteamos que las pruebas muestran la materialidad de los hechos. En ese contexto hemos entendido que la pena sería de 24 años”, indicó Marano.

“La situación de abuso se daba en un circulo muy íntimo, y por eso era frecuente que estuvieran juntos. Espero que sea un fallo enérgico, por lo que sea probado, no por quien Fabbro es. Ojalá los integrantes de este tribunal acompañen el criterio. Se ha probado todo lo que hay que probar”, agregó.

Durante el proceso judicial, declararon la médica forense y ginecóloga que atendió a la chica, Anabel Fabbro (hermana del deportista y quien siempre lo defendió), Larissa Riquelme (novia del jugador), Pablo Fabbro (hermano del imputado), la madre del futbolista, la maestra de 2° de la niña, la vice y la directora del colegio al que asistía y el abogado Carmelo Martínez, quien representa al cusado en Paraguay por otra causa de abuso.

 Además, en la primera audiencia hablaron varios testigos: la mamá, el papá y el hermano de la víctima, su psicóloga y algunas amigas del colegio de la niña, de quien no se dan datos para preservar su identidad e intimidad.

La acusación contra Fabbro

Fabbro está acusado de haber abusado sexualmente a su sobrina, hija de su hermano Darío, desde que la niña tenía 6 años, hasta los 10. Según trascendió cuando se dio a conocer la denuncia en el 2017, el ex jugador de Boca había toqueteado y penetrado a la menor, mientras que también le pedía fotos subidas de tono por celular.

La niña que ahora tiene 13 años, declaró en Cámara Gesell y contó los detalles de todo lo que pasó. Sin embargo, el abogado defensor, Federico Albano, sostuvo recientemente a este portal que cree que las acusaciones contra su cliente son falsas. “Fabbro está entero y sostiene su inocencia”, aseguró el letrado.

El futbolista fue detenido el 20 de diciembre de 2017 en el estado mexicano de Puebla, después de estar prófugo durante un tiempo. A raíz de esto, en mayo de 2018 fue extraditado a la Argentina acusado por los hechos ocurridos cuando la víctima tenía entre 6 y 10 años. En un primer momento quedó detenido en el penal de Ezeiza y luego fue trasladado a Marcos Paz, donde permanece actualmente.

La causa en Paraguay

Después de haber sido imputado en la Argentina, Fabbro fue también acusado en Paraguay por otra menor de edad, cercana al círculo íntimo de Larissa Riquelme, quien sostuvo que también había sido víctima de abusos por parte del futbolista. Actualmente el acusado se encuentra en rebeldía respecto a la causa, debido a que nunca se presentó ante la Justicia porque está preso en nuestro país desde hace más de un año.

“Es una causa de características similares a la de acá, y entiendo que tuvieron mucha injerencia la madre y el padre de la sobrina de Fabbro, como así también el abogado querellante”, sostuvo el martes en comunicación con BigBang Albano, y aseguró por último que cuando se concluya con el proceso judicial en la Argentina, seguramente viajarán a Paraguay para resolver su situación procesal en el país vecino.

Seguir leyendo

Policiales

El ex policía que dejó cuadripléjico a un joven en La Boca se llamó a silencio

Era plena tarde en La Boca cuando sonaron tres disparos. Aldana Cabello, de 15 años, estaba estudiando en la habitación de su conventillo y se asustó. Salió y se encontró con su hermano, Lucas, sobre un charco de sangre. Estaba en el pasillo que sale a algunas de las seis viviendas del lugar. Lo primero que hizo, como pudo, fue subir por la escalera hasta las casas de arriba. Sabía que un agente de la Policía Metropolitana estaba de consigna en lo de una de sus vecinas. Lo vio, le pidió ayuda y le gritó: “balearon a mi hermano“. Como el oficial no le respondió, quiso volver a bajar, pero se desmayó y se cayó antes de llegar a la planta baja.  

Carolina Vila, de 37 años en aquel entonces, no escuchó los disparos. Pero una de las vecinas que sí, salió a buscarla a la rotisería en la que trabajaba con la noticia: habían baleado a su hijo, de 20 años. Corrió hasta su casa y se enteró que a Lucas ya lo habían trasladado al hospital Argerich. Le pidió ayuda a un móvil de la Metropolitana y le dijeron que no. Quería que la llevaran con su hijo. Al igual que su hija, no sabía, y mucho menos se imaginaba, que a Lucas lo había baleado el agente Ricardo Ayala (20). El mismo al que Aldana le había pedido ayuda minutos antes.

Lucas Cabello, el joven que quedó cuadripléjico tras ser baleado por un agente de la Policía Metropolitana en La Boca. Foto: Luciano Thieberger.

Lucas Cabello, el joven que quedó cuadripléjico tras ser baleado por un agente de la Policía Metropolitana en La Boca. Foto: Luciano Thieberger.

No bien se enteraron siguieron el consejo de uno de los vecinos, de llamar a un noticiero. Lo hicieron, pero se llevaron una sorpresa: “Sí, ya nos llamaron por el mismo caso. Nos contaron que se trataba de un ajuste narco“, les comentaron. 

Este jueves fue la primera de las cuatro audiencias del caso ocurrido el lunes 9 de noviembre de 2015, a las 15.45, en el que se acusa al agente Ayala (24) de “homicidio agravado por el abuso de la función de integrante de una fuerza policial, en grado de tentativa“, por el que podría recibir una pena de entre 15 y 20 años.

Aldana y Carolina fueron las primeras en declarar. Uno de los presentes fue Lucas (24). Llegó en sillas de ruedas, junto a sus padres y una enfermera. Por las lesiones, le extirparon un testículo y quedó cuadripléjico. El primero de los disparos que recibió fue en el cuello. Los otros dos, ya en el piso, en sus muslos y el escroto.

Juicio por el caso Lucas Cabello, el joven que quedó cuadripléjico tras ser baleado por un agente de la Policía Metropolitana en La Boca. Foto: Luciano Thieberger.

Juicio por el caso Lucas Cabello, el joven que quedó cuadripléjico tras ser baleado por un agente de la Policía Metropolitana en La Boca. Foto: Luciano Thieberger.

Ayala, que está libre desde enero de 2017, se negó a declarar. Pero los jueces leyeron partes de su primera declaración, no bien ocurrió el hecho. En aquel entonces contó que la noche anterior al hecho había discutido con Cabello, aunque nunca lo denunció.

Ayala llevaba cuatro días como consigna de Patricia, una de las vecinas de Lucas. Había pedido presencia policial por conflictos con otra vecina del conventillo. “Cabello estaba exaltado y me preguntó por qué lo miraba“, declaró el agente sobre el episodio del 9 de noviembre.

Aseguró que Lucas se mostró “con un arma plateada” en la cintura, y que luego lo apuntó, gritándole que lo iba a matar. Pero en el lugar no secuestraron armas. Ni de fuego ni blancas. Los disparos fueron a una distancia menor a dos metros. El policía contó que solo recuerda haber gatillado dos veces. Y que al efectuarle el segundo disparo, Cabello seguía apuntándolo.

Mirá también
Quedó cuadripléjico por un caso de gatillo fácil: "Vi la luz, me vi muerto"

“Nuestra vida no se parece en nada a la de antes”, contó Carolina, la mamá de Lucas, que tuvo que dejar de trabajar para cuidar y ayudar a su hijo en su recuperación. “Agradezco tener a mi hijo, pero Ayala le arrebató su vida: Lucas no pudo volver a trabajar, ni a tocar en su banda de música, ni criar a su hija como antes”. El 27 de septiembre se conocerá la sentencia.

EMJ

Seguir leyendo

Policiales

El juez que sigue el caso de “El Pepo” se apartó de la causa

El juez Cristian Gasquet, a cargo de la causa que investiga el accidente por el que Rubén “Pepo” Castiñeiras está detenido, se apartó este jueves después de que la defensa de dos de los acompañantes del cantante de cumbia pidiera su recusación. Será la Cámara de Dolores la que resuelva si hace lugar a ese pedido.

“Dijo que fue imparcial y actuó de acuerdo a la ley, decidió excusarse porque las consideraciones (en la recusación) ponen en duda su imparcialidad para el proceso. Para mí, en realidad, tenía pensado darle la domiciliaria y por eso no daba una pericia médica oficial, que es lo que corresponde. Era una vergüenza que lo hiciera con una pericia de parte”, le contó a Clarín Marcelo Biondi, abogado de las familias de Abosaleh y Carabajal, las dos víctimas fatales del accidente.

El juez Cristian Gasquet se apartó de la causa por la que "Pepo" Castiñeiras está detenido

El juez Cristian Gasquet se apartó de la causa por la que “Pepo” Castiñeiras está detenido

La cámara de Dolores debería definir este viernes sobre el apartamiento de Gasquet. “El juez no corresponde que siga, más cuando él mismo considera que está afectada su imparcialidad por todo lo que se expuso en la audiencia”, agregó Biondi.

Mirá también
Confirman que "El Pepo" iba a 139 km/h y manejaba bajo los efectos del alcohol y las drogas

El letrado había pedido la recusación del juez por “no permitir que peritos psiquiatras oficiales de la asesoría pericial, con la participación de los médicos de las partes, se expidan sobre la hipotética enfermedad psíquica que aduce la defensa padece Castiñeiras”.

“Sostenemos que el juez asumió la posición de la defensa de Castiñeiras no disponiendo de oficio una pericia oficial para evaluar la psiquis y remitiendo la requerida por el particular damnificado a la causa principal”, afirmó en ese escrito.

Seguir leyendo

Policiales

El juez que sigue el caso de “El Pepo” se apartó de la causa

El juez Cristian Gasquet, a cargo de la causa que investiga el accidente por el que Rubén “Pepo” Castiñeiras está detenido, se apartó este jueves después de que la defensa de dos de los acompañantes del cantante de cumbia pidiera su recusación. Será la Cámara de Dolores la que resuelva si hace lugar a ese pedido.

“Dijo que fue imparcial y actuó de acuerdo a la ley, decidió excusarse porque las consideraciones (en la recusación) ponen en duda su imparcialidad para el proceso. Para mí, en realidad, tenía pensado darle la domiciliaria y por eso no daba una pericia médica oficial, que es lo que corresponde. Era una vergüenza que lo hiciera con una pericia de parte”, le contó a Clarín Marcelo Biondi, abogado de las familias de Abosaleh y Carabajal, las dos víctimas fatales del accidente.

El juez Cristian Gasquet se apartó de la causa por la que "Pepo" Castiñeiras está detenido

El juez Cristian Gasquet se apartó de la causa por la que “Pepo” Castiñeiras está detenido

La cámara de Dolores debería definir este viernes sobre el apartamiento de Gasquet. “El juez no corresponde que siga, más cuando él mismo considera que está afectada su imparcialidad por todo lo que se expuso en la audiencia”, agregó Biondi.

Mirá también
Confirman que "El Pepo" iba a 139 km/h y manejaba bajo los efectos del alcohol y las drogas

El letrado había pedido la recusación del juez por “no permitir que peritos psiquiatras oficiales de la asesoría pericial, con la participación de los médicos de las partes, se expidan sobre la hipotética enfermedad psíquica que aduce la defensa padece Castiñeiras”.

“Sostenemos que el juez asumió la posición de la defensa de Castiñeiras no disponiendo de oficio una pericia oficial para evaluar la psiquis y remitiendo la requerida por el particular damnificado a la causa principal”, afirmó en ese escrito.

Seguir leyendo

Lo + Visto