Oscar Centeno, el chofer de Roberto Baratta, dio más detalles en el marco de la causa de los “cuadernos de las coimas” e involucró de lleno a Cristina Kirchner: contó que la ex presidenta estaba en Olivos cuando llevaban los bolsos con dinero. Centeno dejó asentado en el expediente que luego de que Baratta le entregara a Néstor Kirchner y su secretario privado Daniel Muñoz bolsos con dinero en la Quinta de Olivos, Cristina se sumaba a esas reuniones “vestida de jogging”.

​”Se la veía a ella (por Cristina) en jogging que cruzaba desde la casa donde vivía hacia el chalet donde habían dejado el dinero“.

Asimismo, Centeno aseguró que tras la muerte de Néstor las entregas de dinero no se detuvieron, pero se hacían con menos frecuencia una de otra.

“Cuando Néstor Kirchner estaba vivo íbamos muy seguido. Algunas veces por trabajo, pero otras para entregar bolsos con plata hasta tres veces por semana. Cuando se muere Kirchner las recaudaciones se empiezan a hacer una vez por semana“.

En tanto, el remisero contó que los bolsos dejaron de llevarse al departamento de la expresidenta en Uruguay y Juncal donde los recibía Muñoz. Baratta empezó a hacerse cargo de todo y se los llevaba a su departamento en Belgrano, y al día siguiente los trasladaba junto a Centeno a la Quinta de Olivos, donde vivía Cristina.