Conectá con nosotros

Policiales

Desbaratan una banda de falsos policías que robaba en comercios de la Ciudad

Estaba integrada por cinco delincuentes, quienes operaban desde distintos búnkeres.

Publicidad
Comentar

Deja un comentario

Policiales

Femicidio de Navila Garay: investigan si el asesino tuvo una cómplice

Pasaron cinco días. La cara de Navila Garay (15) daba vueltas en Facebook, se compartía en grupos de WhatsApp. En Chascomús, el que quiso saber supo que “Navi”, como la llamaban, faltaba de su casa. De allí había salido el martes 10 apenas se levantó. “Calentame la comida que ya vengo”, fue la última frase que dijo antes de irse. Este domingo, mientras su familia reclamaba por su aparición frente a la laguna de la ciudad, la Policía encontraba su cuerpo en una casaquinta.

“Mi hija era una persona hermosa y buena. Era linda, tan linda era mi hija. No merecía morir así porque ni a un animal le hacen algo como eso”, dice Débora, la mamá de “Navi”. Habla entre llantos ahogados, pero apenas recupera el aire, sigue. “Tenía toda la vida por delante y se la sacaron, este pervertido la mató. Se habrá defendido porque ella no se dejaba maltratar por nadie”, aseguró.

La adolescente vivía con su abuela Elba Luque y tiene otros seis hermanos. La vieron por última vez el martes 10 de septiembre. “Se levantó tarde y me preguntó si le podía pedir un remís. Y se fue. Dejó el termotanque prendido, para volver a bañarse, pensamos que iba y venía. Cuando la empezamos a llamar a las 18 ya tenía el teléfono apagado. Ahí nos preocupamos y la empezamos a buscar por todos lados”, contó Pablo Garay (47), el tío de Navila.

Navila Garay tenía 15 años.

Navila Garay tenía 15 años.

La adolescente había ido a la casa de Néstor “Lito” Garay (56), el jardinero que ahora está detenido por el crimen. Navila trabajaba limpiando la vivienda de Machado y Perú, según confirmaron su mamá y su tío. Iba algunas veces por semana. El remisero contó que la dejó en esa dirección y que fue “Lito” quien salió a pagar el viaje. Cuando la chica desapareció, lo fueron a buscar pero no lo encontraron. “Le dejamos un papelito para decirle que nos llame o para que Navila se comunique urgente. Pero nunca apareció“, explicó Pablo. 

Néstor "Lito" Garay (56), detenido acusado por el femicidio.

Néstor “Lito” Garay (56), detenido acusado por el femicidio.

“Lito” Garay fue empleado del círculo de suboficiales de la Policía Federal, que tiene un predio en Chascomús, a metros del lugar del crimen. Era parquero y los propietarios le pagaban para cortar el pasto y cuidar las casaquintas, deshabitadas durante la semana. En una de ellas hallaron enterrada a Navila. Creen que allí también fue asesinada.

La casa de Lito Garay, acusado por el femicidio de Navila Garay. (Maxi Failla)

La casa de Lito Garay, acusado por el femicidio de Navila Garay. (Maxi Failla)

Desde el municipio de Chascomús aportaron a la investigación las imágenes captadas por las cámaras del Centro de Monitoreo local, en la que se acreditó que el martes a las 18.26 Néstor Garay iba en moto con Navila en dirección a la casaquinta. Un día después fue visto otra vez en el lugar.

Las cámaras de seguridad de Chascomús captaron el paso de Navila Garay y el acusado Néstor Garay. (Municipio de Chascomús)

Las cámaras de seguridad de Chascomús captaron el paso de Navila Garay y el acusado Néstor Garay. (Municipio de Chascomús)

Las cámaras de seguridad de Chascomús captaron el paso de Navila Garay y el acusado Néstor Garay. (Municipio de Chascomús)

Las cámaras de seguridad de Chascomús captaron el paso de Navila Garay y el acusado Néstor Garay. (Municipio de Chascomús)

“El mismo domingo, antes de que encontraran el cuerpo de la chica, estuvo en el barrio. Vino a cobrar a una casa por un trabajo. Nos llamó la atención: él siempre anda en moto y esa vez apareció en auto con una mujer. A ella nunca la habíamos visto. Él es re conocido, trabaja acá de toda la vida. Ni un sí ni un no”, contó un vecino a Clarín y agregó: . “Habrá venido a ver si había movimiento”.

Fuentes policiales confirmaron a Clarín que el domingo a la tarde la dueña de una casa de Mercedes al 700 denunció que en su terreno había un pozo tapado con tierra y troncos de “grandes dimensiones”. La mujer -de 62 años, de Buenos Aires- contó que Garay le cortaba el pasto y que le había pedido permiso “para enterrar un perrito”. Así, y después de varios allanamientos en la casa de Garay y de su pareja, fue que encontraron el cuerpo de la adolescente.

Mirá también
Creen que la joven descuartizada en Neuquén fue asesinada por un conocido

Para la fiscal Daniela Bertoletti, esa quinta fue la escena del crimen. En la autopsia se estableció que Navila murió por “hemorragia cerebral masiva causada por la fractura múltiple de cráneo”. Recibió 17 golpes con un elemento contundente. En el cuarto de herramientas, justo al lado del lugar del hallazgo del cuerpo, secuestraron una maza. 

Iinterior la quinta donde se encontró el cuerpo. (Maxi Failla)

Iinterior la quinta donde se encontró el cuerpo. (Maxi Failla)

Lo que aún no está claro es el móvil del femicidio, uno de los cuatro que se conocieron este fin de semana en el país.

Para la familia de Navila, Garay no mató solo: “Navila era joven y fuerte, uno solo no podía hacer eso. El asesino tuvo que tener ayuda. A nosotros, los vecinos nos dijeron que la pareja fue con el auto y a las 5 de la mañana cargaron cosas. Después se fueron”, denunció Pablo, el tío de la víctima, apuntando a la pareja del detenido. “Para mí lo ayudó y es conocido acá en Chascomús que esa mujer recluta jovencitas para prostituirlas, todos lo saben, la Policía también, pero lo encubren”, agregó.

Mirá también
Quién es "Lito", el acusado del brutal crimen de Navila Garay

Néstor “Lito” Garay, antes de ser detenido, declaró ante la Policía que la adolescente había ido a su casa “pero que se fue a los 20 minutos”. “Me pidió 1.000 pesos, pero le di 500 y me amenazó con que me iba a denunciar por violín, como violador”.

Bertoletti dijo que, con lo recolectado hasta el momento, entienden que “hubo una discusión o algo que motivara esta reacción violenta de parte de él, algo que hizo que explotara esta situación”.

Según trascendió, una de las hipótesis coincide con la denuncia de la familia y refiere a una situación previa de “abuso sexual” y “corrupción de menores”. Es que el celular de Navila no apareció, pero los registros de llamadas entre ambos indican comunicaciones previas y visitas periódicas de la adolescente a la casa del hombre, que tenía 41 años más que ella. No descartan que esta situación de abusos se haya sostenido con la complicidad de la pareja de “Lito” Garay, pero no fue detenida. 

“Es el primer caso que nos moviliza tanto. No les quisieron tomar la denuncia pasadas las 24 horas, no la buscaron a la chica. Eso es porque era de una familia humilde y por prejuicio no hicieron nada. Es como que si no pertenecés a una elite de acá de Chascomús no sos un ciudadano que valga la pena cuidar. Esto no puede pasar más, por eso acompañamos las marchas: queremos justicia por ‘Navi’“, dijo Silvana Suárez (30), una vecina, a metros de la Comisaría 1° de Chascomús, poco antes de que la Policía tirara gases lacrimógenos para desconcentrar la movilización.

Marcha para pedir justicia tras el femicidio de Navila Garay. (Maxi Failla)

Marcha para pedir justicia tras el femicidio de Navila Garay. (Maxi Failla)

Es que en la esquina de Lastra y Sarmiento, a las 15, una multitud se reunió a reclamar justicia por el femicidio de Navila, una de las 235 mujeres asesinadas en lo que va del año. “No estamos todas, falta Navila”, “Justicia por Navila”, “¿Qué pasa si mañana soy yo”, eran alguno de los carteles de los manifestantes.

Incidentes durante la marcha para pedir justicia tras el femicidio de Navila Garay. (Maxi Failla)

Incidentes durante la marcha para pedir justicia tras el femicidio de Navila Garay. (Maxi Failla)

En la puerta de la Comisaría reclamaban la presencia del titular de la dependencia, Marcelo Amadeo que, desde adentro, prometió salir. Sin embargo, cuando cerraron las puertas, un grupo de personas empezó a tirar piedras y unos 50 Policías reprimieron la manifestación con balas de goma y gases lacrimógenos.

Incidentes durante la marcha para pedir justicia tras el femicidio de Navila Garay. (Maxi Failla)

Incidentes durante la marcha para pedir justicia tras el femicidio de Navila Garay. (Maxi Failla)

Hubo corridas y varias personas descompuestas, entre ellas muchas adolescentes, pero un grueso de los manifestantes regresaron y continuaron hasta la fiscalía, donde también exigieron justicia.

En tanto, en la fiscalía, “Lito” Garay se negó a declarar y permanecerá detenido acusado de homicidio agravado por femicidio y por tratarse su víctima de una menor de 18 años.

Chascomús. Enviada Especial.

DD

Fuente

Seguir leyendo

Policiales

Femicidio de Navila Garay: investigan si el asesino tuvo una cómplice

Pasaron cinco días. La cara de Navila Garay (15) daba vueltas en Facebook, se compartía en grupos de WhatsApp. En Chascomús, el que quiso saber supo que “Navi”, como la llamaban, faltaba de su casa. De allí había salido el martes 10 apenas se levantó. “Calentame la comida que ya vengo”, fue la última frase que dijo antes de irse. Este domingo, mientras su familia reclamaba por su aparición frente a la laguna de la ciudad, la Policía encontraba su cuerpo en una casaquinta.

“Mi hija era una persona hermosa y buena. Era linda, tan linda era mi hija. No merecía morir así porque ni a un animal le hacen algo como eso”, dice Débora, la mamá de “Navi”. Habla entre llantos ahogados, pero apenas recupera el aire, sigue. “Tenía toda la vida por delante y se la sacaron, este pervertido la mató. Se habrá defendido porque ella no se dejaba maltratar por nadie”, aseguró.

La adolescente vivía con su abuela Elba Luque y tiene otros seis hermanos. La vieron por última vez el martes 10 de septiembre. “Se levantó tarde y me preguntó si le podía pedir un remís. Y se fue. Dejó el termotanque prendido, para volver a bañarse, pensamos que iba y venía. Cuando la empezamos a llamar a las 18 ya tenía el teléfono apagado. Ahí nos preocupamos y la empezamos a buscar por todos lados”, contó Pablo Garay (47), el tío de Navila.

Navila Garay tenía 15 años.

Navila Garay tenía 15 años.

La adolescente había ido a la casa de Néstor “Lito” Garay (56), el jardinero que ahora está detenido por el crimen. Navila trabajaba limpiando la vivienda de Machado y Perú, según confirmaron su mamá y su tío. Iba algunas veces por semana. El remisero contó que la dejó en esa dirección y que fue “Lito” quien salió a pagar el viaje. Cuando la chica desapareció, lo fueron a buscar pero no lo encontraron. “Le dejamos un papelito para decirle que nos llame o para que Navila se comunique urgente. Pero nunca apareció“, explicó Pablo. 

Néstor "Lito" Garay (56), detenido acusado por el femicidio.

Néstor “Lito” Garay (56), detenido acusado por el femicidio.

“Lito” Garay fue empleado del círculo de suboficiales de la Policía Federal, que tiene un predio en Chascomús, a metros del lugar del crimen. Era parquero y los propietarios le pagaban para cortar el pasto y cuidar las casaquintas, deshabitadas durante la semana. En una de ellas hallaron enterrada a Navila. Creen que allí también fue asesinada.

La casa de Lito Garay, acusado por el femicidio de Navila Garay. (Maxi Failla)

La casa de Lito Garay, acusado por el femicidio de Navila Garay. (Maxi Failla)

Desde el municipio de Chascomús aportaron a la investigación las imágenes captadas por las cámaras del Centro de Monitoreo local, en la que se acreditó que el martes a las 18.26 Néstor Garay iba en moto con Navila en dirección a la casaquinta. Un día después fue visto otra vez en el lugar.

Las cámaras de seguridad de Chascomús captaron el paso de Navila Garay y el acusado Néstor Garay. (Municipio de Chascomús)

Las cámaras de seguridad de Chascomús captaron el paso de Navila Garay y el acusado Néstor Garay. (Municipio de Chascomús)

Las cámaras de seguridad de Chascomús captaron el paso de Navila Garay y el acusado Néstor Garay. (Municipio de Chascomús)

Las cámaras de seguridad de Chascomús captaron el paso de Navila Garay y el acusado Néstor Garay. (Municipio de Chascomús)

“El mismo domingo, antes de que encontraran el cuerpo de la chica, estuvo en el barrio. Vino a cobrar a una casa por un trabajo. Nos llamó la atención: él siempre anda en moto y esa vez apareció en auto con una mujer. A ella nunca la habíamos visto. Él es re conocido, trabaja acá de toda la vida. Ni un sí ni un no”, contó un vecino a Clarín y agregó: . “Habrá venido a ver si había movimiento”.

Fuentes policiales confirmaron a Clarín que el domingo a la tarde la dueña de una casa de Mercedes al 700 denunció que en su terreno había un pozo tapado con tierra y troncos de “grandes dimensiones”. La mujer -de 62 años, de Buenos Aires- contó que Garay le cortaba el pasto y que le había pedido permiso “para enterrar un perrito”. Así, y después de varios allanamientos en la casa de Garay y de su pareja, fue que encontraron el cuerpo de la adolescente.

Mirá también
Creen que la joven descuartizada en Neuquén fue asesinada por un conocido

Para la fiscal Daniela Bertoletti, esa quinta fue la escena del crimen. En la autopsia se estableció que Navila murió por “hemorragia cerebral masiva causada por la fractura múltiple de cráneo”. Recibió 17 golpes con un elemento contundente. En el cuarto de herramientas, justo al lado del lugar del hallazgo del cuerpo, secuestraron una maza. 

Iinterior la quinta donde se encontró el cuerpo. (Maxi Failla)

Iinterior la quinta donde se encontró el cuerpo. (Maxi Failla)

Lo que aún no está claro es el móvil del femicidio, uno de los cuatro que se conocieron este fin de semana en el país.

Para la familia de Navila, Garay no mató solo: “Navila era joven y fuerte, uno solo no podía hacer eso. El asesino tuvo que tener ayuda. A nosotros, los vecinos nos dijeron que la pareja fue con el auto y a las 5 de la mañana cargaron cosas. Después se fueron”, denunció Pablo, el tío de la víctima, apuntando a la pareja del detenido. “Para mí lo ayudó y es conocido acá en Chascomús que esa mujer recluta jovencitas para prostituirlas, todos lo saben, la Policía también, pero lo encubren”, agregó.

Mirá también
Quién es "Lito", el acusado del brutal crimen de Navila Garay

Néstor “Lito” Garay, antes de ser detenido, declaró ante la Policía que la adolescente había ido a su casa “pero que se fue a los 20 minutos”. “Me pidió 1.000 pesos, pero le di 500 y me amenazó con que me iba a denunciar por violín, como violador”.

Bertoletti dijo que, con lo recolectado hasta el momento, entienden que “hubo una discusión o algo que motivara esta reacción violenta de parte de él, algo que hizo que explotara esta situación”.

Según trascendió, una de las hipótesis coincide con la denuncia de la familia y refiere a una situación previa de “abuso sexual” y “corrupción de menores”. Es que el celular de Navila no apareció, pero los registros de llamadas entre ambos indican comunicaciones previas y visitas periódicas de la adolescente a la casa del hombre, que tenía 41 años más que ella. No descartan que esta situación de abusos se haya sostenido con la complicidad de la pareja de “Lito” Garay, pero no fue detenida. 

“Es el primer caso que nos moviliza tanto. No les quisieron tomar la denuncia pasadas las 24 horas, no la buscaron a la chica. Eso es porque era de una familia humilde y por prejuicio no hicieron nada. Es como que si no pertenecés a una elite de acá de Chascomús no sos un ciudadano que valga la pena cuidar. Esto no puede pasar más, por eso acompañamos las marchas: queremos justicia por ‘Navi’“, dijo Silvana Suárez (30), una vecina, a metros de la Comisaría 1° de Chascomús, poco antes de que la Policía tirara gases lacrimógenos para desconcentrar la movilización.

Marcha para pedir justicia tras el femicidio de Navila Garay. (Maxi Failla)

Marcha para pedir justicia tras el femicidio de Navila Garay. (Maxi Failla)

Es que en la esquina de Lastra y Sarmiento, a las 15, una multitud se reunió a reclamar justicia por el femicidio de Navila, una de las 235 mujeres asesinadas en lo que va del año. “No estamos todas, falta Navila”, “Justicia por Navila”, “¿Qué pasa si mañana soy yo”, eran alguno de los carteles de los manifestantes.

Incidentes durante la marcha para pedir justicia tras el femicidio de Navila Garay. (Maxi Failla)

Incidentes durante la marcha para pedir justicia tras el femicidio de Navila Garay. (Maxi Failla)

En la puerta de la Comisaría reclamaban la presencia del titular de la dependencia, Marcelo Amadeo que, desde adentro, prometió salir. Sin embargo, cuando cerraron las puertas, un grupo de personas empezó a tirar piedras y unos 50 Policías reprimieron la manifestación con balas de goma y gases lacrimógenos.

Incidentes durante la marcha para pedir justicia tras el femicidio de Navila Garay. (Maxi Failla)

Incidentes durante la marcha para pedir justicia tras el femicidio de Navila Garay. (Maxi Failla)

Hubo corridas y varias personas descompuestas, entre ellas muchas adolescentes, pero un grueso de los manifestantes regresaron y continuaron hasta la fiscalía, donde también exigieron justicia.

En tanto, en la fiscalía, “Lito” Garay se negó a declarar y permanecerá detenido acusado de homicidio agravado por femicidio y por tratarse su víctima de una menor de 18 años.

Chascomús. Enviada Especial.

DD

Fuente

Seguir leyendo

Policiales

“¡Mataron a mi abuela!”: degollaron a una jubilada en Burzaco y la encontró su nieto

“¡Mataron a mi abuela!”. Este fue el grito del nene de 12 años que, horrorizado al encontrar a su abuela cubierta de sangre, salió a pedir ayuda a la calle. Todo ocurrió el último sábado por la noche, cuando el menor regresó a su casa ubicada en Aristóbulo del Valle al 1600 entre Terrero y Hualfin, de la localidad bonaerense de Burzaco, al sur del GBA.

Clara Dionisia Paz, de 81 años, era propietaria de un terreno en el cual vivía en la parte de adelante y detrás tenía dos habitaciones que alquilaba. La mujer fue encontrada por uno de sus dos nietos, de 12 años, toda ensangrentada en un baño que estaba en construcción. Minutos antes, el nene había cruzado a la inquilina que vivía al fondo con las manos lastimadas.

Cuando le preguntó qué le pasó, ella le contestó que se había lastimado con un vidrio. Pero poco después descubrió la verdad: luego de una fuerte discusión, la inquilina identificada como Noemí Marta Argüello, de 69 años, le dio un fuerte golpe en la frente, le propinó varias puñaladas y luego degolló a Paz. Poco después, tomó sus cosas y se fue a la casa de su hermana.

Fue el novio de Argüello el que le brindó a los policías esta información, ya que el hombre aseguró que la mujer –de profesión kinesióloga- lo había llamado por teléfono para contarle que había discutido con Paz y que se iría a lo de su hermana. “Mi abuela tenía un golpe en la frente, lesiones en las manos y el cuello cortado”, contó Bruno, el nieto de 18 años de la víctima.

Según relató el joven, antes de entrar al inmueble su hermano se encontró con la inquilina, quien tenía sangre en las manos y ella le dijo que se había cortado las manos con “un vidrio”. “Mi hermano se la cruza y ella le dijo que se cortó con un vidrio y en la esquina a otro chico que se cortó con una olla”, señaló Bruno, quien sumó la kinesióloga le tiró “baldes” encima del cuerpo.

El chico de 12 años avisó a los vecinos que llamaron a la policía y la sospechosa fue detenida por efectivos de la comisaría 2da. de Burzaco a los pocos minutos en la casa de su hermana, ubicada a dos cuadras del lugar del crimen. Al momento de su detención, la mujer tenía cortadas sus manos y había sangre en sus zapatillas y prendas de vestir.

Además, los uniformados secuestraron en la escena del crimen un cuchillo Tramontina con mango de plástico negro que tenía manchas de sangre. “No era buena inquilina, siempre buscaba un pelo al huevo, con mi abuela y conmigo tuvo varias agarradas porque no pagaba, pero mi abuela siempre fue buena y la dejaba, pero yo quería que se fuera”, afirmó el joven.

Además, contó que en otra oportunidad la acusada amenazó a su madre, que ya no vive allí, “con el mismo cuchillo” que se supone usó para matar a Paz. En tanto, Alejandra, sobrina de la víctima, aseguró que su tía era “una persona excelente y una muy buena mujer que no merecía esto”.

Alejandra dijo que la imputada por el crimen “hace dos años llegó a vivir, estuvo un año y se fue, pero volvió otra vez a alquilar”. “(Argüello) destrozó a una familia, ojalá quede presa y no salga más. Clara era todo acá, cuidaba a los chicos”, pidió la mujer.

Además, señaló que tras el crimen la acusada “revisó toda la ropa, la habitación, el baño y quedó todo ensangrentado” y se llevó “plata que sacó de un cajón”.

[embedded content]

El hecho es investigado por el fiscal Santiago Vadillo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 del Departamento Judicial Lomas de Zamora, quien dispuso que mañana a las 10 se realice la autopsia correspondiente e indagará a la sospechosa.

Seguir leyendo

Policiales

El homicidio de Navila en Chascomús: los datos que no cierran y la insólita declaración del detenido

Néstor Alfredo Garay, el acusado de matar a golpes y enterrar en una quinta a Navila Garay (la adolescente desaparecida desde el martes en Chascomús), declaró ante la Justicia que la chica de 15 años lo extorsionaba para “sacarle plata” por un presunto abuso sexual que él habría cometido contra ella y que, como no tenía dinero para pagarle, la mató.

Según dijo Garay antes de ser detenido, la joven le aseguró que no lo iba a denunciar a la policía, pero él a cambio debía darle dinero para evitar que ella hablara. En ese sentido, el acusado sostuvo que como no tenía plata para darle, la asesinó a golpes antes de que la víctima pudiera decir algo.

Aunque esta tarde el aprehendido se negó a declarar ante la fiscal del caso, Daniela Bertoletti, los investigadores buscan corroborar su versión para poder determinar por qué la chica fue a verlo, y para entender qué relación mantenían ambos.

La autopsia realizada en el cuerpo de la joven reveló que fue asesinada a mazazos en la cabeza hasta morir. Los primeros datos del informe detallan que la joven tenía múltiples fracturas en el cráneo que le causaron una hermorragia cerebral masiva, lo que le próvocó un paro cardiorespiratorio. Además, aunque no se hallaron signos de abuso sexual, no se descarta que haya sido víctima de un ataque.

Por su parte, la familia de la chica fallecida sostiene que ella limpiaba en la casa Garay y que el día que desapareció fue hasta la vivienda del acusado para reclamarle un dinero que él le debía.

Además, la madre de chica, llamada Débora, aseguró que Garay era una basura, y que antes lo había denunciado ante la Justicia porque “regenteaba menores”. “Él la acosaba, estaba obsesionado con mi hija. La llamaba continuamente por teléfono”, aseguró su madre, quien dijo que se enteró de esta situación porque el novio de su hija se lo contó.

El crimen

Navila Garay desapareció de su casa el pasado martes 10 de septiembre, luego de tomar un remis hasta la vivienda del único sospecho. En base a lo que se pudo reconstruir, la adolescente le dijo a su madre que tenía que ir a hacer algo, pero que ponto volvía para que tomaran mate juntas. Como eso no ocurrió, al poco tiempo empezaron a llamarla a su celular, el cual ya estaba apagado y fuera de servicio.

Aunque no apareció el teléfono de la víctima, en el último mes se detectaron varias comunicaciones entre el detenido y la joven, por lo que se cree que mantenían un vínculo cercano desde hacía tiempo. Con esta información, y tras la aparición de una testigo que dijo el acusado le había pedido enterrar un perro en su casa, la policía rastrilló la quinta donde Garay trabajaba como parquista, y encontraron el cuerpo de la chica en un galpón donde el detenido solía guardar herramientas.

Según indicó la fiscal, la dueña de la vivienda hizo la denuncia cuando notó que el pozo donde habían enterrado al supuesto perro era muy grande, y dijo que le llamó la atención que en el lugar habían tirado ramas como para disimular la situación.

Los puntos de la historia que no cierran

Las incógnitas del caso son muchas, y hay algunos puntos de la historia, contados por el propio acusado y por los familiares de la chica, que generan incertidumbre. En primer lugar, es extraño que la policía haya rastrillado dos veces la quinta donde luego apareció el cuerpo, sin que hayan encontrado un indicio de que la joven estaba ahí sin vida.

Las dudas aparecen, sobre todo, si se tiene en cuenta que la autopsia determinó que la joven fue asesinada el mismo día en que desapareció o quizás el día siguiente, y que los investigadores sospechan que el ataque se cometió en la casilla donde Garay guardaba sus herramientas en la casa donde trabajaba.

“Desde la casa él llamó a la dueña de la quinta para decirle que había enterrado un perro en su casa, y esta persona es la que el domingo, cuando ve el lugar donde estaba el entierro, ve que era demasiado grande el lugar y que encima lo habían tapado con ramas para ocultar la zona, por eso ella hace la denuncia”, explicó la fiscal Daniela Bertoletti.

Otra incógnita es el tipo de vínculo que la víctima y el acusado tenían, ya que la fiscal de la causa aseguró que ambos se conocían hace tiempo. “Al analizar sus llamadas, en el último mes hay una estrecha comunicación entre ellos. Hay un vínculo de parentezco lejano, y hay declaraciones testimoniales que dicen que podría haber existido relaciones sexuales a cambio de dinero”, sostuvo.

Además, resta saber todavía por qué si la familia de la joven sospechaba desde el principio del hombre de 56 años, recién fue aprehendido cuando se encontró el cuerpo. Navila Garay desapareció el martes, y desde un primer momento se creía que ella había ido hasta la casa del acusado antes de desaparecer. Incluso, su familia manifestó que estaba preocupada porque la adolescente había ido a la casa de un “pedófilo” y que después de eso su celular había sido desconectado.

“Yo no tengo acreditado que ella trabajaba para él. Quedan muchas otras cuestiones para ver, una tiene que ver con la complicidad, y con otros sucesos delictivos que han podido pasar a lo largo del tiempo”, cerró la fiscal.

Disturbios en comisaría de Chascomús

Tras la aparición del cuerpo de la joven, los vecinos de Chascomús se reunieron este mediodía en la puerta de la comisaría local, aunque el reclamo terminó con corridas y disturbios, debido a que algunos jóvenes arrojaron piedras a la dependencia policial. 

En medio de la violenta situación, los policías arrojaron gases lacrimógenos contra los vecinos, por lo que así iniciaron gritos y corridas.

Seguir leyendo

Policiales

El otro femicidio que estremece: la chica descuartizada en Neuquén murió por golpes en la cabeza

En una conferencia de prensa, el fiscal general de Neuquén José Gerez dio detalles sobre el femicidio de Laura Cielo López, la joven cuyo cuerpo desmembrado fue encontrado el domingo en el río Limay, cerca de la localidad de Plottier, por un grupo de pescadores. 

Allí, detalló que según el informe preliminar de la autopsia, el cráneo de la joven de 18 años presenta “dos traumatismos y dos fracturas, lo que es un primer avance, análisis sobre la causa de la muerte”.

“Estamos tratando de establecer cuál es el último registro -mensaje o llamada- para saber cuando fue la última vez que estuvo viva”, agregó Gerez detallando que luego de recabar una docena de testimonios, se pudo reconstruir parte del itinerario de López antes de su asesinato.

[embedded content]

Así, el fiscal detalló que la víctima asistió al colegio el jueves a la noche, y tuvo contactos con allegados. El último indicio de Laura viva se registró el viernes a la madrugada y en la mañana del mismo día su teléfono celular ya estaba apagado.  

“Queremos establecer las horas previas a la desaparición. Hay muchas medidas investigativas que se están llevando adelante”, señaló Gerez. En ese sentido, la policía está analizando una serie de cámaras de seguridad, tanto públicas como privadas, para determinar si registraron tanto las últimas horas de vida de López como a algún sospechoso del femicidio. 

En ese sentido, el fiscal aclaró que por ahora no existen personas demoradas por el crimen. “Si hay alguien que conoce algún dato o algo que pueda llamar la atención, puede acercarse a la comisaría o a la fiscalía”, expresó.

Críticas a la policía

Mientras tanto Melisa, hermana de Laura, criticó el accionar policial en las horas posteriores a la desaparición de su hermana. “En vez de salir a buscar quién lo hizo, nos estuvieron investigando a nosotros, revisando los teléfonos buscando pistas, no sé de qué. Nos dijeron que encontraron un cuerpo, todo cortado, que le falta el torso. Para reconocer el cuerpo nos mostraron ropa y un anillo de mi hermanita que reconocimos”, señaló en diálogo con La Mañana de Neuquén.

“Todo esto pasó el viernes a la madrugada. Yo le escribí para recordarle un turno médico en el hospital cerca de las 10, y ya no le entró el mensaje y nos empezamos a preocupar”, recordó. “Mi otra hermana que vive con ella confirmó que no había llegado. Ahora nadie nos la va a devolver, se la llevaron de la peor manera”.

Duelo provincial

El gobernador de Neuquen, Omar Gutiérrez, dispuso un día de duelo provincial en honor a la memoria de Laura. Durante todo el día, las banderas nacional y provincial permanecerán izadas a media asta y se hará un minuto de silencio en los actos públicos. 

En el decreto que oficializa la medida, el funcionario señala que el “lamentable y repudiable episodio ha conmocionado a toda la ciudadanía” y asegura que se están “llevando a cabo todas las medidas que permitan un pronto esclarecimiento de tan repudiable suceso”.

Seguir leyendo

Lo + Visto