Conectá con nosotros

Mundo

Dimite el enviado de la ONU para el Sáhara Occidental por motivos de salud

Published

en

Bajo la mediación de Horst Köhler, el gobierno de Marruecos y el Frente Polisario se han reunido dos veces desde que se reiniciaron las negociaciones el pasado diciembre Leer

Publicidad
Comentar

Deja un comentario

Mundo

Venezuela intercepta un avión de EE:UU tras violar su espacio aéreo

Published

en

Por



La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) de Venezuela confirmó que un avión de EE.UU. fue detectado e interceptado por su sistema de defensa aeroespacial. A través de un mensaje en la red social Twitter, el Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Ceofanb) de Venezuela alertó el viernes que fue interceptada una aeronave estadounidense en su región de información de vuelo Maiquetía. El Ceofanb denunció que el avión fue detectado por su sistema de defensa aeroespacial “violando Tratados Aéreos Internacionales en franca provocación” al país caribeño. Según los datos presentados, la aeronave corresponde a un EP-3E ARIES II que es usado para inteligencia y guerra electrónica, dotado con equipos de última generación.

Fuente

Seguir leyendo

Mundo

La crisis iraní alarma a Europa

Reino Unido amenaza con una “respuesta contundente” a la captura de un petrolero británico en Ormuz, mientras Alemania y Francia condenan la “peligrosa” escalada. Irán acusa a Londres de complicidad con las sanciones de EEUU Leer

Published

en

Por

Tensión en Ormuz

Domingo, 21 julio 2019 – 02:08

Reino Unido amenaza con una “respuesta contundente” a la captura de un petrolero británico en Ormuz, mientras Alemania y Francia condenan la “peligrosa” escalada. Irán acusa a Londres de complicidad con las sanciones de EEUU

El petrolero británico Stena Impero, capturado por Irán, en Ormuz. EFE

Europa ha decidido cerrar filas con el Reino Unido ante la crisis desatada por el apresamiento del petrolero Stena Impero por la Guardia Revolucionaria iraní. Francia y Alemania hicieron llegar ayer su “total solidaridad” con el Gobierno británico, que ha anticipado una “respuesta firme” y pidieron a Teherán que ponga fin a la “captura ilegal” de la embarcación de 23 tripulantes, anclada en el puerto de Bandar Abbas desde el viernes.

El Foreign Office llamó a consultas al representante diplomático iraní en Londres, Mohsen Omidzamani, mientras el secretario de Exteriores, Jeremy Hunt, endurecía sus advertencias a Irán tras las segunda reunión en menos de 24 horas del gabinete de crisis Cobra. British Airways anunció entre tanto la suspensión durante una semana de sus vuelos a Egipto como “medida cautelar” por la crisis iraní.

La ministra de Defensa británica, Penny Mordaunt, declaró la captura del petrolero Stena Impero como un “acto hostil” y aseguró que la fragata HMS Montrose estaba a tan solo una hora de donde se produjo el abordaje, según informa The Daily Telegraph.

“Las recientes acciones en el Golfo demuestran que Irán puede haber elegido el camino peligroso de la conducta ilegal y desestabilizadora”, declaró Hunt. El secretario de Exteriores reconoció explícitamente que el apresamiento del Stena Impero se produjo en represalia por la “detención legal” del superpetrolero iraní Grace 1 en Gibraltar, el 4 de julio (alegando que iba a Siria con un cargamento de crudo, en violación a las sanciones de la UE a Damasco).

“Estamos intentando encontrar la manera de resolver el asunto del Grace 1 y al mismo tiempo garantizar la seguridad de nuestros barcos”, agregó Hunt, en declaraciones a Sky News. “Pero seremos absolutamente claros: si esta situación no se resuelve, habrá serias consecuencias”.

Hunt expresó de paso su “extrema decepción” por las acciones de Irán tras una conversación telefónica mantenida con el ministro iraní de Exteriores, Mohamed Javad Zarif. En un mensaje en Twitter, Hunt aseguró que Zarif le prometió la semana pasada su intención de “desescalar” la crisis, “cuando realidad han ido en sentido contrario”. “Queremos acciones y no palabras, si es que queremos encontrar el camino”, advirtió el titular del Foreign Office.

Londres intensificó sus contactos con Washington para intentar orquestar una respuesta conjunta ante la crisis iraní. El Gobierno británico buscó simultáneamente el respaldo de sus aliados europeos, que hasta ahora habían marcado una distancia con EEUU por la decisión de Trump de romper el acuerdo nuclear y volver a imponer sanciones a Irán.

Teherán acusó precisamente al Gobierno británico de complicidad con la guerra económica de EEUU contra Irán, al intentar “complacerle” con el “acto de piratería” de la detención del Grace 1, que seguirá fondeado temporalmente en Gibraltar al menos hasta el 15 de agosto por decisión judicial. Desde hace dos semanas, Londres estaba en guardia ante una posible represalia iraní y de hecho había dado la alerta a toda su flota tras las recientes escaramuzas protagonizadas por lanchas iraníes en el Estrecho de Ormuz. El Gobierno británico anunció la semana pasada el envío a la zona del Golfo del destructor HMS Duncan, con la misión de relevar a la fragata HMS Montrose, incapaz de velar por la seguridad de los más de 15 embarcaciones con bandera británica que a diario pasan por Ormuz (por donde circula el 20% del petróleo mundial).

La Royal Navy dispone de otros cuatro barcos cazaminas estacionados en la región, pero varios expertos militares -como el Almirante Alan West- han advertido de que cualquier represalia británica choca contra la “limitada capacidad naval” en la zona. La inestable situación política en Londres, con el relevo de la premier Theresa May previsto para la próxima semana y con el titular de Exteriores, Jeremy Hunt, volcado en su propia campaña para la sucesión, han limitado también la reacción diplomática. La crisis iraní será sin duda el primer gran reto internacional del futuro primer ministro. La llegada a Dowing Street del favorito, Boris Johnson, puede marcar un nuevo giro: un mayor alineamiento con Washington, un endurecimiento por parte iraní y una compleja situación para los aliados europeos, ante el futuro del pacto nuclear. La agencia semioficial Tasnim informó entre tanto que el Stena Impero sigue fondeado en Bandar Abas y que sus 23 tripulantes serán interrogados en los próximos días. La Organización de Puertos y Navegación de la provincia iraní de Hormozgan alegó por su parte que el petrolero fue apresado por “colisionar con un barco pesquero” y por no responder a las advertencias. Según la naviera Stena Bulk, cuatro lanchas y un helicóptero participaron en el apresamiento.

“La regla de la represalia es un concepto reconocido por el derecho internacional que se usa frente a las medidas ilegales de otro país”, declaró por su parte Abasal Kadjodaí, portavoz del Consejo de Guardianes.

Conforme a los criterios de

Saber más

Fuente

Seguir leyendo

Mundo

Estrecho de Ormuz: otro ‘Triángulo de las Bermudas’

Trump está desarrollando en este enclave, epicentro de la tensión con Irán, la misma estrategia que en Corea del Norte: órdagos y provocaciones para forzar una negociación asimétrica Leer

Published

en

Por

Domingo, 21 julio 2019 – 02:03

Trump está desarrollando en este enclave, epicentro de la tensión con Irán, la misma estrategia que en Corea del Norte: órdagos y provocaciones para forzar una negociación asimétrica

El presidente de EEUU, Donald Trump, camina por el césped de la Casa Blanca. AFP

En los últimos meses, el Estrecho Ormuz ha protagonizado una multitud de incidentes de navegación que bien podrían haberse producido en el mítico Triángulo de las Bermudas: sabotajes de barcos petroleros, derribo de drones, asaltos a barcos mercantes, ataques cibernéticos… Estos son sólo algunos de los incidentes que, de una manera u otra, han puesto a Irán en el centro de los análisis de los gabinetes de seguridad de los principales Gobiernos occidentales. De todos los Ejecutivos europeos el que mayor preocupación ha demostrado tener por esta situación ha sido el del Reino Unido, país que ha protagonizado los episodios más tensos con Teherán en las aguas del Golfo Pérsico.

Históricamente, las relaciones entre Londres y Teherán han estado marcadas por la tensión, tal y como demuestran las reiteradas crisis que ambos han protagonizado desde los años 40. En los últimos años la tensión ha seguido creciendo y por ello podemos destacar hechos tan graves como el asalto a la embajada persa en Londres (Operación Nimrod 1980), el secuestro de 15 marines británicos en 2009 o, más recientemente, el asalto a la embajada británica en Teherán en 2011, que concluyó con la reducción del rango de representación de ambos estados.

Sin embargo, aunque pueda parecer lo contrario, la actual fijación de Teherán con el Reino Unido responde a una política de “atacar al eslabón más débil” en el marco de una política presión hacia Occidente cuyo objetivo es que Estados Unidos vuelva al acuerdo nuclear de 2015. La llegada al poder de Trump supuso la ruptura del histórico acuerdo de Irán que congelaba su programa nuclear iraní y le permitía volver a la sociedad internacional. Para revertir esta situación, Irán está usando el arma más poderosa que posee: el Estrecho de Ormuz una franja costera de unos 80 kilómetros por la que circula el 20% del comercio mundial de petróleo.

Si bien es cierto que son varios los barcos que han sido acosados por las fuerzas revolucionarias iraníes, Irán ha sabido ver que -debido al Brexit-, el Reino Unido es el Estado que tiene la posición más débil de todos aquellos (P5) que formaron parte de la negociación del acuerdo nuclear. Por lo tanto, las embarcaciones británicas han protagonizado los incidentes más graves en la actual crisis del Estrecho de Ormuz ya que Irán ha visto que Londres podría ser el actor sobre el que la presión podría resultar más efectiva.

A su vez, esta debilidad, que viene incrementada por la dimisión de May y la falta de liderazgo entre los tories, ha puesto al Reino Unido en una posición complicada, ya que, al ir desvinculándose progresivamente de la Unión Europea, el único socio con capacidad en el que puede apoyarse Londres es Estados Unidos. Sin embargo, las condiciones impuestas por Estados Unidos para dar su apoyo son muy costosas. Este hecho es el que nos permite explicar alguna acción inexplicable -como el apresamiento del petrolero iraní en aguas de Gibraltar- adoptada por Londres en las últimas semanas.

Por su parte, la Administración Trump parece estar desarrollando la misma diplomacia de póquer que lanzó el presidente para solucionar el problema norcoreano. Se trataría de una serie de órdagos e incluso de provocaciones internacionales que fuercen la situación hasta el límite con la idea de obligar a la otra parte a acudir a una mesa de negociación con una posición asimétrica.

Sin negar que, en el caso de Corea del Norte esta diplomacia coercitiva ha sido un absoluto fracaso, en el caso de Irán la cosa podría ser incluso peor, ya que el presidente Trump y sus asesores parecen desconocer que Oriente Próximo es un complejo tablero de ajedrez donde mover un alfil supone poner en riesgo a la reina.

Además, para que este tipo de diplomacia funcione se necesitan grandes dosis de coherencia ya que los faroles, para que resulten creíbles, sólo se pueden lanzar una vez, y el presidente Trump ya mandó despegar (y posteriormente aterrizar) a sus aviones de combate con rumbo a Irán sin que ello tuviera consecuencias.

Por último, tenemos que plantear como podría repercutir esta situación en la estabilidad interna de Irán ya que estas acciones no sirven más que para fortalecer al régimen, al encontrar éste en Occidente el necesario enemigo exterior que todo régimen autoritario necesita para acallar las críticas de su población.

En definitiva esta crisis a la que estamos asistiendo en Ormuz, lejos de reducir la tensión regional e internacional, no hace más que subirla con el riesgo de que en uno de estos episodios la tensión escale hasta alcanzar el enfrentamiento armado, algo que parecen estar buscando no solo Arabia Saudí sino también sus aliados regionales: EAU, Egipto, Bahrein.

Alberto Priego es profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Pontificia de Comillas.

Conforme a los criterios de

Saber más

Fuente

Seguir leyendo

Mundo

Del mar a la guerra libia: el doble infierno de los migrantes

Sometidos a torturas, hambre y enfermedades en los centros de detención, los refugiados quedan atrapados en el frente. La ONU reclama a la UE que revise su cooperación migratoria con Trípoli y ACNUR insta a desmantelar esas instalaciones Leer

Published

en

Por

Gran Angular

Domingo, 21 julio 2019 – 01:31

Sometidos a torturas, hambre y enfermedades en los centros de detención, los refugiados quedan atrapados en el frente. La ONU reclama a la UE que revise su cooperación migratoria con Trípoli y ACNUR insta a desmantelar esas instalaciones

Un migrante, en el centro de bombardeos, en Trípoli. REUTERS

Miles de migrantes y refugiados atrapados en el conflicto de Libia se enfrentan a condiciones inhumanas en los centros de detención. Sin agua, sin apenas comida, padecen enfermedades relacionadas con la falta de higiene y con la salud mental, dadas las duras condiciones que soportan. Además, son sometidos a malos tratos, torturas humillaciones, hacinamiento e incluso secuestros y extorsión.

Los centros de detención de personas indocumentadas pertenecen oficialmente al Gobierno de Unidad Nacional (GNA) libio, reconocido por la comunidad internacional. Hay unos 25 en todo el país, y los gestionan milicias afines al Ejecutivo que lidera Fayez Serraj. En ellos se encuentran detenidos un total de 5.700 personas, según un recuento de finales de mayo realizado por el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR). Siete de estos recintos se encuentran en la asediada Trípoli, con unos 2.400 migrantes y refugiados.

La ofensiva militar que lanzó el pasado 4 de abril el mariscal Jalifa Haftar contra el GNA amenaza directamente a este colectivo. Encerradas en prisiones gestionadas por milicias rivales de Haftar que a menudo se encuentran dentro de complejos militares, estas personas están sufriendo las consecuencias directas de la guerra, como se ha demostrado tras el bombardeo el pasado 3 de julio pasado contra un centro de detención en la base militar de Tajura (noreste de Trípoli), que provocó medio centenar de muertos, entre ellos seis niños, según informó Naciones Unidas días después, aumentando a 53 el recuento inicial de 44 muertos.

La ONU: Libia no es un lugar seguro

Muchos de los migrantes y refugiados alojados en Tajura en el momento del bombardeo habían intentado llegar por mar a las costas europeas pero fueron interceptados por la guardia costera libia y enviados al centro. La ONU ha reiterado en muchas ocasiones que Libia no es un lugar seguro para devolver a los migrantes y refugiados detenidos en el mar y ha llamado frecuentemente a que sean liberados y llevados a un lugar seguro. Lo volvió a remarcar el Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR) el 14 de julio, instando a que estas instalaciones sean desmanteladas de forma inmediata. Numerosas organizaciones humanitarias han respaldado estas consideraciones. Sus voces no dejan de alzarse desde que Haftar y el GNA se enzarzaron en un enfrentamiento militar abierto hace tres meses por el control de Trípoli.

Raquel González, responsable de Relaciones Exteriores de la ONG Médicos Sin Fronteras, recuerda que las personas migrantes y refugiadas han sufrido ya varios ataques desde que comenzó esta nueva etapa de la guerra civil que envuelve Libia desde el alzamiento contra el régimen de Muamar Gadafi en 2011. “Desde que comenzaron los ataques, hemos registrado un repunte de los casos de salud mental. A los migrantes y refugiados les afecta lo que han sufrido hasta llegar a Libia y a eso se añade la desesperanza de qué va a pasar con ellos en esos centros (algunos llevan más de un año detenidos) y el miedo a los bombardeos. Han aumentado los intentos de suicidio“, relata en una entrevista con EL MUNDO realizada tras conocerse las noticias del bombardeo en Tajura.

González enumera las pésimas condiciones a las que están sometidos los detenidos. “En Misrata hemos constatado el uso generalizado de la tortura contra los migrantes. Hemos atendido a personas devueltas tras ser interceptadas en el mar y muchas veces, además de sufrir las palizas de la guardia costera libia, vienen con quemaduras de gasolina, de queroseno, por las barcazas”, explica. Se han dado casos de desapariciones bajo detención, en los que no hay ni rastro del destino que han corrido estas personas. Se teme que sean víctimas de trata o de trabajos forzados.

Barcaza con inmigrantes a bordo interceptada en el Mediterráneo el 8 de julio.

Sarna, gastroenteritis y tuberculosis se ceban con los que habitan las mazmorras libias. El alto comisionado de la ONU de los Derechos Humanos denunció el 7 de junio que 22 personas han muerto de tuberculosis y otras enfermedades en un centro de detención de Zintan desde septiembre pasado.

Pero el sufrimiento de los migrantes y refugiados en los centros de detención “oficiales” del GNA es, según constata González, “la punta del iceberg”. Porque hay numerosas prisiones bajo el control de milicias no adscritas al GNA en las que no se sabe cuántas personas están recluidas ni sus condiciones. Y también hay cárceles clandestinas controladas por grupos armados que hacen del tráfico de seres humanos un lucrativo negocio.

Se calcula que hay más de 700.000 migrantes llegados a Libia con la intención de buscar una vida mejor en Europa. Vienen sobre todo de Sudán, Sudán del Sur, Etiopía, Eritrea o Somalia, países que están en conflicto. Si llegaran a Europa, estas personas tendrían derecho a solicitar asilo. Pero, en vez de eso, tras un periplo que puede durar años, se encuentran varados en Libia, un país en guerra, lo que no ha impedido que haya firmado con la Unión Europea un convenio para devolverles al país norteafricano cuando son interceptados por la guardia costera libia. Esas patrullas reciben financiación, formación y apoyo logístico y político de Europa.

La UE debe “revisar” su política migratoria

En el último año, las organizaciones internacionales han evacuado de Libia y reasentado en otros países a 1.161 de estas personas, según cifras de ACNUR del 7 de junio. Sin embargo, las devoluciones a Libia de migrantes interceptados en el mar se cifran en 2.725 en el mismo periodo: más del doble. Sin ir más lejos, el pasado 12 de mayo, 108 migrantes fueron detenidos por la guardia costera libia, desembarcados en Trípoli y enviados a Tajura, el lugar del bombardeo del miércoles. “Libia es caldo de cultivo de una falta de cobertura legal básica”, añade la portavoz de MSF.

A finales de mayo, diez ONG internacionales que trabajan en Libia elevaron la voz para exigir a la UE que “revise urgentemente” sus políticas migratorias. Dicen que alimenta un “sistema de criminalización” y subrayan que los migrantes y refugiados “entre los que hay mujeres y menores, son sujetos a detenciones arbitrarias e ilimitadas” en condiciones “abominables”. Human Rights Watch fue más lejos y en un informe publicado recientemente atribuye a la cooperación migratoria entre Bruselas y Trípoli el fomento “de un ciclo de abuso extremo” contra los migrantes y refugiados.

Las muertes se apilan en los centros de detención libios, desbocados por una epidemia de tuberculosis en Zintan, víctimas de un bombardeo en Tajura. La presencia de un puñado de actores humanitarios en el terreno no logra asegurar condiciones aceptables en estos centros”, deplora a la agencia Afp Julien Raickman, jefe de misión de MSF en Libia. “Las personas que son detenidas, mayoritariamente refugiados, continúan muriendo de enfermedades, de hambre, son víctimas de violencia de todo género, de violaciones, sometidas a la arbitrariedad de las milicias. Se encuentran atrapadas en los combates”, denuncia.

La situación cada vez más crítica en la conflictiva Libia reclama la atención urgente de las nuevas autoridades europeas. El Consejo de Europa exhortó el pasado 18 de junio a la UE a suspender su cooperación con los guardacostas libios advirtiendo de que los interceptados “son sistemáticamente detenidos y sometidos en consecuencia a la tortura, violencia sexual y extorsiones”.

La Comisión Europea defiende su “compromiso” financiero con Libia sobre la cuestión migratoria y subraya que ha “movilizado” desde 2014 unos 338 millones de euros en programas vinculados a la migración en el país norteafricano, según informa Afp. “Estamos extremadamente preocupados por el deterioro de la situación” en Libia, declaró hace pocos días Natasha Bertaud, portavoz de la Comisión Europea.

Mientras, los que pueden escapar de este infierno no dudan en echarse al Mediterráneo. Prefieren morir ahogados. Ese fue el triste destino de un grupo que se echó a la mar el 11 de julio (una semana después del bombardeo en Tajura) desde Zuwara, a pocos kilómetros de Trípoli. Su bote se hundió frente a la costa tunecina y al menos 82 de ellos se ahogaron. Sólo tres sobrevivieron. Una semana después del naufragio, la Media Luna Roja tunecina seguía recuperando cuerpos en la playa. Es el naufragio más grave desde que en mayo se ahogaran 65 personas en las mismas costas.

Conforme a los criterios de

Saber más

Fuente

Seguir leyendo

Mundo

Venezuela intercepta avión de EE:UU tras violar su espacio aéreo

Published

en

Por



La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) de Venezuela confirmó que un avión de EE.UU. fue detectado e interceptado por su sistema de defensa aeroespacial. A través de un mensaje en la red social Twitter, el Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Ceofanb) de Venezuela alertó el viernes que fue interceptada una aeronave estadounidense en su región de información de vuelo Maiquetía. El Ceofanb denunció que el avión fue detectado por su sistema de defensa aeroespacial “violando Tratados Aéreos Internacionales en franca provocación” al país caribeño. Según los datos presentados, la aeronave corresponde a un EP-3E ARIES II que es usado para inteligencia y guerra electrónica, dotado con equipos de última generación.

Fuente

Seguir leyendo

Lo + Visto