Conectá con nosotros

Política

Dujovene renunció al Ministerio de Economía y lo reemplaza Hernán Lacunza

Luego de una semana de fuertes rumores sobre su continuidad, el ministro de Economía, Nicolás Dujovne, presentó hoy su renuncia al presidente Mauricio Macri, al sostener que su área necesita una renovación.

El texto de la carta que envió al Presidente dice en forma textual:

“Querido Mauricio. En el día de hoy he decidido presentar mi renuncia al cargo de ministro de Hacienda de la Nación, que he ejercido desde enero de 2017. Lo hago convencido de que, en virtud de las circunstancias, la gestión que liderás necesita una renovación significativa en el área económica. Considero que mi renuncia es coherente con la pertenencia a un gobierno y espacio político que escucha a la gente, y que actúa en consecuencia.

“Como bien sabés, puse todo de mí, tanto personal como profesionalmente, para contribuir a la construcción de una Argentina distinta, moderna, integrada al mundo, plural y con los equilibrios macroeconómicos necesarios para un desarrollo sustentable. Hemos tenido logros en la reducción del déficit y del gasto público, en la reducción de impuestos distorsivos en las provincias, en recuperar el federalismo. También sin duda, hemos cometido errores, que nunca dudamos en reconocer e hicimos todo lo posible por corregir.

“Para mi ha sido un honor y un orgullo servir a tu gobierno y a los argentinos. Espero que nuestro querido país pueda finalmente torcer un rumbo de décadas de fracasos y alcanzar el objetivo del desarrollo económico y de eliminación de pobreza.

“No tengo más que palabras de respeto y agradecimiento hacia vos, tanto en lo personal, como en tu función de líder político. Un fuerte abrazo. Nicolás Dujovne”.

Exclusivo: circula un chat en el Gobierno que habla de la salida de Dujovne y Marcos Peña

La renuncia de Dujovne se produjo luego de una semana turbulenta, en la que el peso se devaluó un 28% tras la contundente victoria de la fórmula de Frente de Todos en las PASO del domingo 11.

Durante toda la semana se especuló con la salida de Dujovne y del jefe de Gabinete, Marcos Peña, quienes no realizaron ninguno de los anuncios que el presidente resolvió poner en marcha tras el triunfo del peronismo. De hecho BigBang publicó el jueves que se hablaba en el Gobierno sobre la salida de los dos funcionarios.

El viernes último Dujovne estuvo en la quinta de Olivos y compartió un almuerzo con el presidente Mauricio Macri, pero al cabo de la jornada se lo ratificó en el cargo.

Una de las versiones que más circuló en la semana es Dujovne podría ser reemplazado por el ministro de Economía de la provincia de Buenos Aires, Hernán Lacunza.

Luego de conocida la renuncia de Dujovne se confirmó que el Gobierno había convocado al ministro de María Eugenia Vidal para hacer cargo de la cartera que deja el ex columnista de TN.

La agencia oficial Télam confirmó el reemplazo y recordó que Lacunza, de 49 años, es licenciado en Economía y antes de dirigir la cartera bonaerense del área se desempeñó como gerente general del Banco Central, y del Banco Ciudad.

El presidente Macri habló antes con Vidal para pedirle el traslado de Lacunza de la provincia a la Nación. El nuevo ministro se había tomado un par de días de vacaciones con su familia y estaba regresando a Buenos Aires para renunirse con el primero mandatario.

La devaluación del peso provocó un traslado a precios.Los comercios recibieron listas con nuevos precios con alzas de un 25 o 30 por ciento en promedio.

Política

En la cabeza de Macri: último pedido al FMI y los números en rojo de cara a octubre

Con la vista puesta en poder dar un golpe de efecto en su campaña presidencial, y antes volar hacía los Estados Unidos para participar de la Asamblea General de la ONU, Mauricio Macri lanzó lo que será la segunda parte de su campaña después de la fuerte derrota que sufrió en las PASO ante el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández.

Lee más | El plan de Gabriela Michetti para “jubilarse” después de diciembre y la feroz pulseada que perdió

En Estados Unidos, tanto él como el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, intentarán abroquelar el envío de los US$ 5.400 millones que restan este año del crédito de stand by acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI). En el organismo supranacional planean enviarlo, tal y como contó BigBang, pero después de las elecciones.

Antes de su partida, lanzó la convocatoria oficial a “La Marcha” de 30 ciudades en 30 días que empezará el 28 de septiembre en la Ciudad de Buenos Aires. En la semana se mostrará de nuevo con la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

En los números que maneja el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el Gobierno encontró lo que de a poco marcan como una hoja de ruta en su difícil empresa de forzar una segunda vuelta; cerca del 95% de los votos se mantendrían inalterables es decir que no habría, a un mes de las elecciones de octubre, cambios rotundos sobre lo que sucedió en las PASO.

“El que votó a Macri lo va a volver a votar, lo mismo el que lo hizo por Lavagna, o por Fernández. Lo que tenemos que lograr es quebrar esa ecuación”, sostienen en el laboratorio electoral del Gobierno, que desde el 11 de agosto comanda el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.

Lee más | La letra chica del bono para los privados: cuándo se pagaría y de qué variable depende el monto

Los anuncios post PASO de Macri apuntaron justamente a núcleo. Desde entonces en la Rosada anunciaron una serie de paquetes con un costo fiscal del $100.000 millones y pueden llegar a ser más en las próximas semanas. Mientras esto sucede en el equipo de comunicación evalúan la forma de que los “errores no forzados” del kircherismo empiecen a generar un impacto.

“Para que eso pase necesitamos quebrar primero la lógica de la inmovilidad del voto”, explicó uno de los encargados de la campaña en redes del oficialismo que se entusiasmó con el impacto de lo que sucedió en Chubut y con el vídeo de la manifestación violenta de UPCN en el Hospital Garrahan. “En algún momento alguno de los cajones de Herminio que diariamente prenden va a tener que impactar. Es cuestión de tiempo”, agregó.

Seguir leyendo

Política

Macri convocó a la marcha del #SíSePuede: “La elección aún no sucedió”

El presidente Mauricio Macri volvió a afirmar “la elección aún no sucedió” y aseguró que el oficialismo llegará al 27 de octubre “totalmente decidido a ganar”.

“Podemos culminar con los ciclos de estancamiento y retroceso que vivimos por 70 años sin convertirnos en ese camino en otro tipo de país”, sostuvo el mandatario nacional.

Embed

A través de su cuenta oficial de Twitter, Macri remarcó que es posible preocuparse “por la mesa de los argentinos sin ceder ni un milímetro de la paz que alcanzamos” y “tener una economía sana sin abandonar la transparencia en los actos gobierno”.

El próximo sábado 28 de septiembre a las 17 horas encabezará un encuentro en Barrancas de Belgrano para comenzar con la denominada marcha del “Sí se puede”, en la que buscará recorrer 30 ciudades en un mes antes del cierre de campaña de cara a las elecciones generales.

Embed

Seguir leyendo

Política

Cinco horas de charla y puertas cerradas: cómo fue el reencuentro secreto de Massa y Cristina

No se hablaron durante nueve años. Durante todo ese tiempo, llovieron las críticas y las chicanas cruzadas. Sin embargo, la candidatura de Alberto Fernández y el posterior desembarco de Sergio Massa en el Frente de Todos marcaron un nuevo antes y después en la relación con Cristina Kirchner. Cómo fue el primer “reencuentro”, dónde fue y qué se dijeron, después de tanto barro político.

El encuentro se produjo a principios de agosto “en la casa de un amigo en común”, reveló en ese entonces Massa. “Fue una charla de dos dirigentes políticos preocupados por la Argentina”, sumó el candidato a diputado. Ahora, después de la aplastante victoria en las PASO, se conocen nuevos detalles del reencuentro secreto con Cristina

Dos días después, desde el propio espacio político se divulgó la primera foto en conjunto. Fue horas antes de que Cristina encabezara un acto de campaña en Tortuguitas y de la postal también participaron Axel Kicillof, Malena Galmarini y Verónica Magario.

[embedded content]

Los nuevos detalles del encuentro fueron revelados por el propio Massa, en el marco del mano a mano que mantuvo con Jorge Fontevecchia. A continuación, los fragmentos destacados.

  • “Estuve nueve años sin verla. La primera reunión duró cinco horas. Obviamente, en ese encuentro hubo un repaso, pero también una mirada hacia adelante. Pero lo que hablamos, en todo caso, queda en un mundo privado de las dos personas que dialogamos”.

No es una cuestión de amigos o enemigos, no estamos en un jardín de infantes”

  • “El momento del país requería la responsabilidad de aquellos que creíamos que Mauricio Macri fracasó y teníamos un pensamiento común respecto del rumbo económico de la Argentina”.
  • “Trato de que las cuestiones políticas no se dejen llevar por mi emocionalidad personal, salvo frente al dolor. El dolor de la gente sí me conmueve. Pero el diálogo político no puede estar influido por las broncas, los enojos o los cariños personales. Tiene que ser serio”.

El candidato destacó, a su vez, la construcción de la relación con Máximo Kirchner y Eduardo “Wado” de Pedro en el Congreso. “Fue producto de tratar de corregir lo que llegaba muchas veces con horrores de parte del Gobierno. Buscábamos construir un consenso desde la mayoría opositora para tratar de corregir precisamente los horrores de las leyes que enviaba el Gobierno”.

  • “Tenía la convicción de que (Cristina) no iba a ser candidata a presidenta. El escenario internacional, el regional, la misma situación del país requería iniciar una etapa superadora”.
  • “La decisión de impulsar a Alberto fue muy inteligente: es un punto de vértice en el diálogo de todos los sectores que nos incorporamos al Frente de todos. Todos cedimos algo y todos vinimos a poner algo”.

“No se trata de quién da y quién saca. Es parte de la discusión interna que precede a las listas. En ese proceso se tratan de hacer valer las fortalezas y de ocultar las debilidades. Pero lo importante no es la negociación, sino el resultado. Lo más lindo que me pasó en estos meses fue hacer una campaña convencido de que el 11 de agosto íbamos hacia una gran victoria. Y que el 27 de octubre, los argentinos van a volver a elegirnos”.

Seguir leyendo

Política

Cinco horas de charla y puertas cerradas: cómo fue el reencuentro secreto de Massa y Cristina

No se hablaron durante nueve años. Durante todo ese tiempo, llovieron las críticas y las chicanas cruzadas. Sin embargo, la candidatura de Alberto Fernández y el posterior desembarco de Sergio Massa en el Frente de Todos marcaron un nuevo antes y después en la relación con Cristina Kirchner. Cómo fue el primer “reencuentro”, dónde fue y qué se dijeron, después de tanto barro político.

El encuentro se produjo a principios de agosto “en la casa de un amigo en común”, reveló en ese entonces Massa. “Fue una charla de dos dirigentes políticos preocupados por la Argentina”, sumó el candidato a diputado. Ahora, después de la aplastante victoria en las PASO, se conocen nuevos detalles del reencuentro secreto con Cristina

Dos días después, desde el propio espacio político se divulgó la primera foto en conjunto. Fue horas antes de que Cristina encabezara un acto de campaña en Tortuguitas y de la postal también participaron Axel Kicillof, Malena Galmarini y Verónica Magario.

[embedded content]

Los nuevos detalles del encuentro fueron revelados por el propio Massa, en el marco del mano a mano que mantuvo con Jorge Fontevecchia. A continuación, los fragmentos destacados.

  • “Estuve nueve años sin verla. La primera reunión duró cinco horas. Obviamente, en ese encuentro hubo un repaso, pero también una mirada hacia adelante. Pero lo que hablamos, en todo caso, queda en un mundo privado de las dos personas que dialogamos”.

No es una cuestión de amigos o enemigos, no estamos en un jardín de infantes”

  • “El momento del país requería la responsabilidad de aquellos que creíamos que Mauricio Macri fracasó y teníamos un pensamiento común respecto del rumbo económico de la Argentina”.
  • “Trato de que las cuestiones políticas no se dejen llevar por mi emocionalidad personal, salvo frente al dolor. El dolor de la gente sí me conmueve. Pero el diálogo político no puede estar influido por las broncas, los enojos o los cariños personales. Tiene que ser serio”.

El candidato destacó, a su vez, la construcción de la relación con Máximo Kirchner y Eduardo “Wado” de Pedro en el Congreso. “Fue producto de tratar de corregir lo que llegaba muchas veces con horrores de parte del Gobierno. Buscábamos construir un consenso desde la mayoría opositora para tratar de corregir precisamente los horrores de las leyes que enviaba el Gobierno”.

  • “Tenía la convicción de que (Cristina) no iba a ser candidata a presidenta. El escenario internacional, el regional, la misma situación del país requería iniciar una etapa superadora”.
  • “La decisión de impulsar a Alberto fue muy inteligente: es un punto de vértice en el diálogo de todos los sectores que nos incorporamos al Frente de todos. Todos cedimos algo y todos vinimos a poner algo”.

“No se trata de quién da y quién saca. Es parte de la discusión interna que precede a las listas. En ese proceso se tratan de hacer valer las fortalezas y de ocultar las debilidades. Pero lo importante no es la negociación, sino el resultado. Lo más lindo que me pasó en estos meses fue hacer una campaña convencido de que el 11 de agosto íbamos hacia una gran victoria. Y que el 27 de octubre, los argentinos van a volver a elegirnos”.

Seguir leyendo

Política

Polémicas declaraciones de Horacio González: habló de una “valoración positiva” de la guerrilla de los 70

El ex director de la Biblioteca Nacional durante una década y uno de los fundadores del movimiento de intelectuales kirchneristas denominado Carta Abierta, Horacio González, concedió una entrevista en la que habló sobre historia y presente de la Argentina.

El sociólogo e investigador de 75 años expresó que la historia argentina “va a ser rehecha y reescrita”. Y aclaró que debe ser “dura y dramática”, y “que incorpore una valoración te diría positiva de la guerrilla de los años 70 y que escape un poco de los estudios sociales que hoy la ven como una elección desviada, peligrosa e inaceptable”.

Y agregó que al mismo tiempo tiene que ser “comprometida con la creación de un sujeto social nuevo en la Argentina”, capaz de “tomar partido en determinada coyuntura histórica”.

González se mostró esperanzado con un “período nuevo, con características imprevisibles, pero que tienen la gran promesa de superar una época oscura, tenebrosa de la historia nacional”, en referencia al gobierno de Mauricio Macri. De hecho señaló que “el macrismo no es cualquier cosa”, justamente porque con “un estilo neoliberal cuajó en buena parte de la población” en una etapa propicia del mundo.

Mirá también

Y amplió en caso de una victoria de Alberto Fernández : “A la Argentina le cabrá luchar en condiciones muy desfavorables para establecer una posición original, soberana y de corte humanístico que tenga en cuenta el sufrimiento de las grandes poblaciones, no sólo de la Argentina sino del mundo”.

Habló de “una salvajada que hicieron en lo económico y en lo espiritual” en referencia al macrismo. “Gente que hace retiros espirituales, pero no sabe qué es eso del espíritu. Gente que pregona la religión de la meritocracia sin contemplar el daño que hacen a millones de personas”, sentenció.

González estuvo al frente de la Biblioteca Nacional desde 2005.

González estuvo al frente de la Biblioteca Nacional desde 2005.

González se explató en una entrevista con la Agencia Paco Urondo y dio su opinión sobre los roles de Alberto Fernández y Cristina Kirchner en un eventual mandato. “Ella no puede ser una mera vicepresidenta porque fue ella quien abrió paso a esta nueva etapa. Esto no lo puede ignorar ningún político, sobre todo Alberto Fernández. Hay un primer lugar que le corresponde a Alberto Fernández, pero antes hay un primer lugar que le corresponde a ella por abrir esta posibilidad”, afirmó. Y se mostró optimista de que desde “el día uno del nuevo gobierno” vayan juntos “el planteo de lo económico y también el de lo cultural”.

Específicamente, sobre la cultura declaró: “No veo que la cultura sea un pedacito que hay que atender después de negociar la deuda externa o después de establecer la emergencia alimentaria. Todo esto hay que resolverlo con absoluta urgencia y empuje del gobierno, pero esto no implica que la cultura sea la que deba esperar”.

Mirá también
La economía y las dos herencias, obsesiones de Alberto Fernández

Respecto del lenguaje inclusivo, planteó cierto dilema: “La expresión inclusivo ahí provoca un dilema, porque, por un lado, cumple el rol de incluirnos a todos, pero yo no estoy incluido. Al mismo tiempo que me gusta, le veo dificultades, porque tarde o temprano puede chocar con la lengua popular y eso sería un riesgo para el movimiento feminista. Es una búsqueda importantísima”.

Fuente

Seguir leyendo

Lo + Visto