Economía Editorial Promocionado 

Barriendo la basura (debajo de la alfombra)

Rezan a la Santísima Inversión Amortizada y a la Altísima Década Inmaculada y al final la historia termina impar.

Nada nos deslumbra más que una mentira, no importa quién la dispare, tampoco parece importar quién la recibe, lo más importante parecen ser la “reacciones” de Facebook o los “corazoncitos” de Instagram o los “faveos” de Twitter.

NO SOMOS BOBOS

SOMOS ARGENTINOS

Nos preguntamos a veces porqué nos gobiernan como nos gobiernan o nos usan como nos usan, ni el pasado era tan bueno ni el presente es tan malo, tan simplemente porque la verdad es relativa a quién emite el juicio, sin perder el quicio (o el juicio, según sea el caso). Lo cierto es que en el camino hay un pueblo, una provincia, un país que quiere salir adelante, pero nos terminamos preguntando: ¿Por qué siempre queremos salir adelante y nunca arrancamos? Era Einstein el que decía:

“Si quieres resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”

Pero muchachos, la verdad que con los cambios se van de mambo, no es necesario cambiar la política cambiaria desde la regulación de un ente gubernamental al super chino de la esquina:

“Cárgueme 50pe en la SUBE y el vuelto en dólares porfa”

Dígase lo propio, esta desrregulación favorecerá a los Hoteles, Restaurantes y casas de artesanías en zonas turísticas o las grandes urbes. No nos hagan creer que podemos comprar el resto del sueldo en dólares, de la misma forma que nos querían hacer creer que comprar dólares era “Traicionar a la patria”.

Comprar importado está bueno, tener industria nacional, está bueno, ser de Boca está bueno y ser de River también. Bilardistas y Menotistas (decían cuando yo era pibe, allá por los casi 90’s), “La Grieta” le dicen ahora, no es necesario tomar partido siempre por un lado o el otro. Si no te gusta Dios, no necesariamente te tiene que gustar el Diablo. Hasta cuando en Argentina elegiremos por voto castigo, o por el “menos peor”, hasta cuando compraremos escobas medio pelo (importadas o Industria Argentina), para barrer la basura debajo de la alfombra. Pensemos en comprar una aspiradora (en dólares o en pesos), Made in Argentina o cualquier otra latitud.

“No corramos la basura para que otro la encuentre y descargue su envalentonada esgrima de la patología argenta del: “Estaba en llamas cuando me acosté”, esa patología que siempre nos dice que la culpa es del otro y por eso nos va como nos va”

Hagamos un trato (siempre y cuando vos quieras salvar el mundo, desde tu puntito al universo), si sos empresario, no evadas, si sos empleado no faltes al trabajo y no te la rasques cuando no te quede otra que ir a laburar, si sos gobernante, no chorees, no pongas sobreprecios y la dibujes con que la culpa era de tu antecesor. Veamos que pasa. Probemos, peor no nos puede ir. Cambiemos! Busquemos la Unidad Ciudadana, tengamos un Frente Renovador que nos permita decir que Todos estamos incluidos, los zurdos, los derechos (y también los ambidiestros, por qué no). Porque en resumen, somos Argentina y lo vamos a ser hasta que nos muramos, o nos maten (lo que pase primero).

 


Noticias relacionadas