Conectá con nosotros

Policiales

Efecto Techint: Fiscales pidieron prisión preventiva para Paolo Rocca

https://www.youtube.com/watch?v=U6TnfjL1HRM

Comentar

Published

en


Comentar

Publicidad
Comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Policiales

Robo al abogado de Pinedo: los ladrones tenían la llave de su casa

Published

en

Por

Ladrones despertaron a Eduardo Tallarico mientras dormía junto a su esposa. Fue justo enfrente de la sede del Ministerio de Seguridad de la Nación.

Comentar

Seguir leyendo

Policiales

Indignante: asesinó a hachazos a su mujer, se entregó y ahora no quiere declarar

Published

en

Por

El hombre acusado de asesinar a su pareja a golpes en la cabeza con un hacha y enterrado el cuerpo en un campo de la localidad bonaerense de Marcos Paz, se negó a declarar ante el fiscal de la causa y seguirá detenido, informaron fuentes judiciales. Se trata de Pedro Sosa (44), quien esta mañana fue indagado por el delito de “homicidio agravado por el vínculo” de Norma Catalina Dargel (33).

Fuentes judiciales informaron a Télam que luego de la indagatoria el fiscal de la causa, Pedro Illanes, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Mercedes, pidió que la aprehensión se convierta en detención ante el juez de Garantías Pablo Morán. En tanto, el informe preliminar de la autopsia reveló que la víctima sufrió un traumatismo encéfalo craneano con fractura de la base del cráneo propinado con un elemento duro y romo, dijeron los informantes.

El hacha con el que Sosa mató a su mujer.

El hecho ocurrió el viernes, cuando el acusado en avanzado estado de excitación, se presentó en la seccional de Marcos Paz hacia las 15 y le dijo a un policía que, durante la madrugada, había tenido una discusión con su mujer en una vivienda ubicada en Callao al 1800, de dicha localidad del oeste del conurbano. Siempre según esa versión, la cual no validó ante el fiscal Illanes, el hombre oriundo de Chaco, golpeó a su pareja con un hacha y le provocó gravísimas heridas.

La escena en donde se cometió el cruento crimen.

Sosa aseguró que la discusión había empezado la noche del jueves, en coincidencia con la celebración de San Valentín, porque tenían “una relación conflictiva” y ella lo “engañaba”, aseguraron los voceros consultados. Los familiares de la víctima negaron esa situación y aseguraron que si bien Norma nunca había denunciado a su pareja, estaba por contratar a un abogado para iniciar los trámites de separación porque él era “muy violento”.

Luego, Sosa -que se presentó en la seccional con un bolso que tenía el hacha presuntamente usada para cometer el femicidio- dijo que trasladó el cuerpo en el baúl de su auto hasta un campo privado, que se investiga a quién pertenece y está situado en cercanías a la cárcel de Marcos Paz. Allí, el hombre comenzó a hacer un pozo, pero al parecer luego desistió de esa idea y semienterró a su pareja y tapó el cuerpo con un poco de tierra y algunas ramas.

El autor del hecho se entregó en la comisaria después del homicidio.

Cuando los efectivos concurrieron hasta el lugar indicado encontraron a la mujer envuelta con un nailon y una alfombra que, a su vez, estaban atadas con cuatro trozos de alambre.De acuerdo con las primeras averiguaciones, la pareja convivía hacía al menos cuatro años, tenía una hija en común y según surgió del sistema del Departamento Judicial Mercedes, no había denuncias previas contra el ahora detenido.

La intención de los investigadores era corroborar todo el relato que el imputado brindó ante la Policía y otros datos que surgieron en las últimas horas, entre ellos qué hizo Sosa entre el jueves a la noche y el viernes por la tarde, cuando concurrió a la seccional y se entregó. En principio, lo que se pudo establecer es que ayer a las 4 el imputado debía ingresar a trabajar a un matadero pero llegó dos horas tarde. Posteriormente, salió del trabajo y se dirigió primero a su casa y después a la seccional, donde confesó el hecho.

Comentar

Seguir leyendo

Policiales

Siguieron el GPS de un celular y dieron con unos de los ladrones que asaltó a un medallista olímpico

Published

en

Por

La víctima fue Iñaki Mazza, ganador del oro en la disciplina de BMX en los Juego de la Juventud.

Comentar

Seguir leyendo

Policiales

Sigue el reality de Nahir Galarza y ahora se queja: “Me tratan como a un producto”

Published

en

Por

Cumpliendo su condena a prisión perpetua en la cárcel de Paraná, Nahir Galarza ofreció una entrevista al portal Infobae donde reveló que decidió abandonar su vocación de abogada para comenzar a estudiar psicología. 

alt title nahir
Galarza cumple una condena a cadena perpetua. 

“Es difícil estudiar con tanta presión, exposición mediática y encima en la cárcel”, explicó, agregando que también comenzó a experimentar con el diseño de indumentaria. 

“En el penal estoy aprendiendo a diseñar. Me encanta. Es más: el vestido de mi fiesta de egresados fue obra mía. El del casamiento de mis padres también. Y uno que usé en una disco lo hice yo”, explicó Nahir. “Ahora no sé si me veo diseñando y tampoco conozco a los diseñadores de moda, pero me gusta, recién estoy empezando, ya contaré cómo será mi primer diseño”.

Mientras tanto, continúa con otra de sus pasiones: la escritura. Escribe poemas y cuentos en cuadernos pero no los comparte con nadie, ni siquiera con sus padres. “Si algún día publicara un libro, no sería de lo que pasó ni de mi vida, sino de ficción”, anticipó. 

Sin duda, la decisión de no mostrar sus escritos está también basada en la necesidad de resguardar su privacidad. “Los medios me siguen como si fuera una actriz. Me siento un objeto que es observado todo el tiempo. No se habla de mí como una persona, sí como un producto en venta, hasta una muñeca hicieron”, se lamentó Galarza

“Me decía zorra y desesperada”

Nahir Galarza asesinó a su novio Fernando Pastorizzo en Gualeguaychú, en la madrugada del 29 de diciembre de 2017. Ella aseguró que fue un accidente, pero la Justicia no le creyó. 

alt title nahir
Nahir relató que diseña su propia ropa. 

Durante el juicio, la joven aseguró haber sido víctima de violencia de género por parte de su pareja y declaró que Pastorizzo la amenazó con la pistola 9mm que ella usó para matarlo. 

“Se ponía muy celoso, aunque no era mi novio. Me decía zorra y desesperada. Y pronunciaba la palabra que más me hería: depresiva”, relató Nahir

 

Comentar

Seguir leyendo

Policiales

Ni las hijas lo visitan: cómo vive hoy Fructuoso Álvarez, autor de la Masacre de Flores

Published

en

Por

El ruido del teléfono lo despertó aquella madrugada de noviembre de 2010. Del otro lado de la línea, una voz jadeante y con hambre de venganza no titubeó: “Estás muerto”. Matías Bagnato lo reconoció de inmediato. Era Fructuoso Álvarez González, el hombre que 16 años atrás había prendido fuego su casa y asesinado a toda su familia. Hablaba en serio: era la misma intimidación que le había hecho a su padre, antes de perpetrar el quíntuple asesinato que pasó a la historia como la Masacre de Flores.

“Le dieron la posibilidad de rehacer su vida, pero volvió para terminar la masacre

Fructuoso prendió fuego y asesinó en 1994 a toda la familia de Matías Bagnato.

“Desde ese día, mi vida es un tormento constante”, advierte ya con resignación Bagnato en diálogo con BigBang. Matías tiene 39 años y lleva ocho luchando para que la Justicia no vuelva a otorgarle ningún beneficio de salida al asesino de su familia.

“Desde ese día, mi vida es un tormento constante

La defensa de Fructuoso apeló el fallo con el que en mayo del 2017 el juez de Ejecución Penal porteño, José Pérez Arias, rechazó su pedido de extrañamiento, un beneficio que todos los presos extranjeros con más de media sentencia cumplida pueden solicitar. “Básicamente quiere volver a su país. Para mí sería un alivio saber que está allá y que no puede volver a la Argentina. El problema es que esto ya sucedió y su odio hacia mi persona pudo más”, recordó Bagnato.

José Bagnato y su mujer, Alicia. Fructuoso le reclamaba una deuda.

“Sería un alivio saber que está en España y que no puede volver, ¿pero quién me garantiza de que no lo va a hacer?

En 2004, en el marco de un intercambio de presos, Fructuoso fue extraditado a España. Debía cumplir ahí los 16 años que le quedaban de condena. Pero a los cuatro fue liberado y a fines de 2009 regresó a la Argentina. “Le dieron la posibilidad de rehacer su vida, pero volvió acá para terminar con la masacre. Volvió para matarme”, sumó Matías.

En efecto, Fructuoso estuvo pocos meses en Buenos Aires antes de retomar su cínico ritual de tortura: llamar por la madrugada a la casa de los Bagnato y amenazarlos por teléfono. Aquel 17 de febrero había logrado asesinar a José Bagnato (42), su mujer, Alicia Plaza (40); sus hijos Fernando (14) y Alejandro (9); y Nicolás Borda (11), un amiguito que aquella noche se había quedado a dormir. Ahora, en su mente perversa, sólo le quedaba Matías, el único que logró sobrevivir a las llamas.

Matías tenía 16 años y sobrevivió a la masacre. Fue el único.

“Pensar que este tipo puede volver a caminar por la calle es tremendo

Bagnato hizo la denuncia de inmediato y luego de unos meses Fructuoso fue detenido una vez más. Desde entonces, permanece detenido en la Unidad Penal N°2 de Ezeiza. No volvió a amenazarlo por teléfono. Ya no es necesario. Sus constantes apelaciones judiciales y la inminente posibilidad de su libertad ofician de tortura psicológica diaria para Matías.

“Es tremendo. No tengo paz. Cada seis meses pasa lo mismo. Pensar que este tipo puede volver a caminar por la calle es tremendo. No hay ningún perito forense que abale su reinserción. Todos coinciden en que tiene una gran posibilidad de reincidencia y que tiene un odio desmedido hacia mí y hacia mi abuela”.

Fernando, hermano de Matías, tenía 14 años. Murió en la bañadera abrazado a su mamá.

“Los peritos coinciden en que tiene una gran posibilidad de reincidencia y que tiene un odio desmedido hacia mi abuela y hacia mí

Norma está por cumplir 91 años. Desde hace dos semanas vive en un geriátrico, aunque recibi la visita a diario de su nieto. No sabe que Fructuoso pudo haber quedado de nuevo en libertad en mayo del año pasado . “Prefiero resguardarla, ya está grande y pasó por muchas cosas”, reconoce Matías. Ella tenía 67 años cuando sucedió la masacre y se salvó de casualidad: viajó a último momento a Mar del Plata para pasar unos días con sus amigas. Al regresar, se encontró con el peor escenario: su única hija había muerto, al igual que su yerno y dos de sus nietos. Tenía que cuidar a Matías y afrontar todo el juicio.

Alejandro, el más chiquito, murió carbonizado junto a su amigo.

Fructuoso fue condenado a cadena perpetua el 10 de noviembre de 1995, sólo 21 meses después de la brutal masacre. Por entonces, la legislación preveía una pena de 25 años. Matías y su abuela celebraron como pudieron el fallo. Recién en 2020 un juez iba a determinar si estaba en condiciones de salir en libertad o permanecería recluido, tal como sucede con Carlos Eduardo Robledo Puch, quien permanece detenido desde hace 45 años. Y para eso faltaba mucho.

Fue condenado a cadena perpetua el 10 de noviembre de 1995, sólo 21 meses después de la masacre.

“Nada de eso sucedió. Lo mandaron a España, quedó libre, volvió a la Argentina, me amenazó. Fueron años tremendos de pánico constante”, recuerda Bagnato, y se pregunta frente a la posibilidad de que Casación le permita regresar en libertad a su país: “Si me dan la certeza de que no vuelve más, que se vaya. Sería un alivio para mí. Pero, ¿quién me garantiza que no vuelva?”.

Matías, en brazos de su papá.

“La otra vez tampoco podía volver a la Argentina y entró al país por Ezeiza, como si nada

Por ley, Fructuoso no podría regresar más a la Argentina. “La otra vez tampoco podía y entró al país por Ezeiza, como si nada. Se podría haber quedado en su país rehaciendo su vida, pero se tomó un avión a Buenos Aires para amenazarme y matarme. Es un psicópata y sé que va a volver. Es por eso que el juez se lo negó en una primera instancia, porque si bien junta los requisitos, no hay garantías”.

Alicia murió abrazada a su hijo en la ducha y con el teléfono celular en la mano.

En su momento, Fructuoso regresó al país, pese a que ya no le quedaba nada. Se había separado de su mujer, prima segunda de Alicia. “Es la hija de un primo hermano de mi abuela. La verdad es que no la volví a ver. Tampoco mantiene contacto con mi abuela. No sabemos nada de ella”, reconoce Matías.

La prensa se hizo eco de la masacre.

“Es un psicópata y sé que va a volver

Con el tiempo, los tres hijos del asesino crecieron, todos primos de Matías. “Sé que su mujer y las dos hijas mujeres no lo vieron nunca más. Una, de hecho, llegó a cambiarse el apellido porque no quiere saber nada con él”. Pero el más chico, Facundo, logró contactarlo en 2011 y lo visita en Ezeiza.

Es la única persona que va a verlo. Va cada tanto. Él nació unos días antes o después del incendio. Era muy chiquito y lo conoció de grande. Las chicas, en cambio, se acuerdan de todo. Además, jugaban conmigo y con mis hermanos. En algún punto, son las que más recuerdan todo”.

José junto a sus tres hijos: Matías, Alejandro y Alejandro.

“Su mujer y sus dos hijas mujeres no lo vieron nunca más

Su último recurso judicial fue rechazado en Casación: se consideró que la solicitud de extrañamiento “se asemejaba a una forma de acceder de manera anticipada a una libertad definitiva”. Ahora, la última carta que le queda es solicitar la libertad condicional. “Al haber cumplido ya los 20 años puede solicitarla. Pero es de vuelta lo mismo. Si el juez se la niega, él va a apelar, va a ir a Casación y así tiene hasta la Corte Suprema. Es lo mismo que vengo viviendo desde hace ocho años”.

Más allá de todos los beneficios anticipados que pueda reclamar, en noviembre de 2022 Fructuoso habrá cumplido los 25 años de condena. “Ahí un juez tendrá que determinar si está en condiciones de reinsertarse en la sociedad. Los peritos dicen que no, espero que nunca suceda”, cierra Bagnato.

Comentar

Seguir leyendo

Publicidad

Política

Publicidad

Facebook

Publicidad

Deportes

Publicidad

Provincias

Publicidad

Publicidad