Conectá con nosotros

Política

El Gobierno desestima a Sergio Massa, pero su candidatura inquieta a María Eugenia Vidal

Que saltó de un lugar a otro, que a esta altura era previsible, que su figura está devaluada, que ya no le suma al kirchnerismo. El Gobierno buscó desestimar la candidatura de Sergio Massa a diputado por Buenos Aires, aunque la confirmación sumó un motivo de preocupación al escenario más complicado para María Eugenia Vidal en la provincia, sin balotaje y sin que prosperaran ninguna de las alternativas exploradas para contrarrestar la alta imagen negativa de Mauricio Macri en el conurbano.

“Lo que manda en esa boleta es Cristina y el kirchnerismo. Massa no aporta algo distinto. La elección se polariza más”, evaluó en el plano nacional un alto funcionario, unas horas después del anuncio y luego de una reunión con el Presidente en la Casa Rosada. Un rato antes, Andrés Ibarra -vicejefe de Gabinete- y Germán Garavano, ministro de Justicia, habían expresado una primera reacción pública a la novedad política de la jornada.

Ha saltado de un lugar a otro, no sabemos qué representa”, dejó una crítica Ibarra. “Es una decisión de él, tiene que ver con otros frentes electorales. Marca una fuerte contradicción”, aseguró Garavano durante la conferencia de prensa al término de la reunión de Gabinete.

El macrismo lo prefería como candidato a presidente por afuera del kirchnerismo, para dividir la oferta electoral del peronismo y por considerar que le restaba más al binomio Fernández-Fernández, a diferencia de Roberto Lavagna que podría quitarle puntos a Juntos por el Cambio. Con ese propósito en La Plata exploraron la llamada opción Y, que Vidal pudiera colgarse de la postulación de Massa como una colectora inversa.

“Quedó claro que somos funcionales a la estrategia nacional. Va a ser difícil, pero no imposible”, dijo a Clarín un funcionario bonaerense sobre las dificultades en la pelea por la gobernación. Tampoco había prosperado el adelantamiento de la elección provincial y la caída de la imagen de Macri potencia las posibilidades de que los intendentes de Cambiemos promuevan el corte de boleta, como publicó este diario.

Era previsible, Massa está muy devaluado, aunque no sabemos todavía cuánto impacta. Hay que medir después del cierre de listas”, estimaron este martes en La Plata. Antes del anuncio en ese campamento calculaban en unos siete puntos la diferencia a remontar con la fórmula Kicillof-Magario. La ausencia de un tercer competidor fuerte implica otro motivo de preocupación, por lo que el macrismo mira con atención la posible candidatura de Graciela Camaño o Eduardo Bali Bucca con la boleta de Lavagna, en ese caso otro postulante peronista en la grilla.

“A esta altura a María Eugenia todo la preocupa. Massa algo le va a sumar al peronismo y otro poco puede venir a nosotros”, consideró un funcionario nacional. Otros en la Casa Rosada eran más optimistas: “Ya venía golpeado y esto potencia sus incongruencias. La mayoría de sus votantes van a venir acá o a ir con Lavagna”.

Mirá también
Los PJ-macristas copan el despacho de Rogelio Frigerio: Jorge Yoma y Miguel Pichetto trabajan en el armado en La Rioja

Para repasar el escenario, Miguel Pichetto pasó a tomar un té con Vidal por las oficinas porteñas de la gobernadora, sobre la avenida Libertador. El candidato a vice llegó con Jorge Franco, su mano derecha; Federico Salvai, jefe de Gabinete bonaerense, también ofició como anfitrión. “El kirchnerismo ya juntó todo lo que podía”, fue una de las conclusiones sobre la decisión de Massa. El senador reconoció el liderazgo de Vidal, la ponderó como la “principal exponente” del oficialismo y se ofreció como nexo para incorporar peronistas o intentar acercamientos luego del cierre de listas. “Muchos compañeros se van a sumar, María Eugenia va a ser una gran elección y va a ganar”, aseguró Pichetto al salir de la reunión.

Política

Alberto Fernández escucha ideas de todos pero mantiene el suspenso en política exterior

Aseguran quienes están cerca de Alberto Fernández que el candidato a presidente del Frente de Todos recibe ideas bajo un esquema de trabajo radial. Y a que así seguirá incluso después de que decida los nombres de su gabinete para el caso que le gane a Mauricio Macri en los comicios del 27 de octubre o en segunda vuelta, el 24 de noviembre. Hoy, dicen sus cercanos, recibe propuestas, ideas, y va definiendo sobre la marcha en cada cuestion. Se mueve así también en los asuntos de política exterior, sobre las que tuvo algunas definiciones en los últimos meses.

Este diario conversó con cada uno de esos grupos que le extienden ideas al candidato de manera directa e indirecta.  

Pese a las fuertes diferencias que existen dentro del amplio campo de lo que hoy se agrupa en el campo peronista-kirchnerista, hay grupos y subgrupos organizados. Uno de sus más cercanos hombres en materia de política exterior es su amigo Jorge Argüello, ex embajador en Naciones Unidas, y en Washington, y quien trabaja con materiales documentales desde su llamada Fundación Abierta.

A su vez, Argüello, recibe las ideas de embajadores senior de la Cancillería, hoy jubilados de La Casa, pero activos en la producción de ideas como Federico Mirré (en sus últimos días de embajador activo al frente de la sede en Londres y Juan Carlos Olima. Se les ha oído enumerar la necesidad de hacer primar “el interés nacional”; aspirar a una “política independiente” pero neutral (el caso venezolano sería el de su gran deferencia con el macrismo); tener una relación mancomunada con los vecinos como Uruguay, Brasil, Chile y Paraguay; volver a redefinir de manera más fuerte el concepto de soberanía territorial en temas económicos y en lo que hace a Malvinas; que confluya la política exterior con la Defensa, no esta última con la Seguridad interior como lo planteó el actual gobierno.

Sin dudas cómo acercarse al gobierno de Brasil es una de las líneas que más preocupan tras los duros choques Bolsonaro-Fernández, de ahí que en su equipo ya estarían buscando comunicarse con Itamaraty y Planalto. “La relación entre los dos países excede a los gobiernos de turno”, se consuelan.

Mirá también

Otro hombre de llegada Fernández es Guillermo Oliveri, ex secretario de Culto, y quien se mantiene en activa vigilancia de que a ningún cercano al candidato se le ocurra coquetear con la idea de que se busque una foto con el Papa Francisco, estando en campaña.

Se sabe Alberto Fernández tiene carácter fuerte, afirman. En España, no le gustó por ejemplo que desde el equipo de Felipe Solá buscaran reflejar en las redes sociales que ya estaba elegido como Canciller si eran gobierno. Nadie está elegido, aseguran. 

En los papeles, los “elementos para la definición de una nueva política exterior” que tiene Fernández en su escritorio, se trabaja con la idea de que la diplomacia no debe ser “excesivamente concesiva en sus intercambios”. Se le aconseja “eludir el falso dilema China o Estados Unidos” y que busque no construir una alianza única con Estados Unidos (más parecido a lo que hice la administración Macri) o abandonarla para profundizar otra con China (como lo hizo Cristina Kirchner). Hacer multilateralismo y renegociar el acuerdo Mercosur-Unión Europea, conceptos que ya dio Fernández.

En esta política surgen otras ideas ya escuchadas en el jefe de la fórmula presidencial con Cristina Kirchner. Hay que “redefinir la relación con Washington”. Hacer de la relación con Estados Unidos el pilar central de la política exterior fue “un error estratégico elemental” que ha “generado dependencia externa” y “endeudamiento” a cambio de “contraprestaciones en otros frentes sensibles” como Oriente Medio, señalan en el albertismo. Pero en ese límite de lo creíble y lo posible, también se lo escuchó alardear al candidato de sus vínculos -que siempre tuvo- con la embajada de los Estados Unidos, y con su actual jefe,  Edward Prado. En ese tren, sólo tiene que ponerle fecha a la invitación de los inversores que quieren escucharlo en Manhattan. 

El ex canciller Jorge Taiana, quien por ahora no se encuentra disponible para el diálogo con Clarín, encabeza otra usina de política internacional que le llegan al albertismo. Taiana tiene fuerte llegada aún en La Casa, sobre todo entre los diplomáticos peronistas. El ex embajador en Francia, Juan Archibaldo Lanús, cenó con la ex presidenta y candidata a vice de Alberto, Cristina Kirchner, y hay un paper con propuestas de política exterior, que si bien fueron hechas para Consenso Federal de Roberto Lavagna, ha sido visto por las filas albertistas. Y lo firman, entre otros, los embajadores, Diego Tettamanti, César Mayoral y Roberto García Moritán (ex vicecanciller),

Fuente

Seguir leyendo

Política

Los “cayetanos” mueven al Senado y luego le bajarán el tono a la protesta

Pablo Ibañez

Alberto Fernández pidió prudencia. En persona, o vía operadores, acordó con los jefes de organizaciones sociales para atravesar estas semanas sin estridencias y, en lo posible, sin movilizaciones callejeras.

La tregua comenzará luego del miércoles: en un mensaje sobre el poder de movilización, las “orgas” cercanas a Fernández marcharán al Senado por la sanción de la Emergencia Alimentaria.

Se trata de “Los Cayetanos”, apodo -porque debutaron en una marcha por San Cayetano en 2016- que recibe el bloque que comparten La CTEP, Barrios de Pie -el sector de Daniel Menéndez- y la Corrientes Clásicas y Combativa (CCC), a las que orbitan agrupaciones más chicas.

Tras la sanción de esa ley, las organizaciones -son las  de mayor despliegue territorial- evitarán salir a la calle para, en línea con lo pidió Fernández, aportar “serenidad” y gambetear situaciones que puedan generar violencia.

Es una promesa para el ring nacional. Puede, en estas semanas, haber protestas y hasta acampes en La Plata por programas bonaerenses que, avisan desde el Evita, están desfinanciados.

Desde el albertismo mencionan otra cláusula difusa: la “tregua” callejera con las organizaciones no contempla un ámbito agitado y en crisis, el sindical.

Fernández habla, sin intermediarios, con Juan Grabois -su espacio es el Movimiento de los Trabajadores Excluídos (MTE), la cara más conocida de la CTEP, que conduce Esteban” Gringo” Castro, dirigente del Movimiento Evita.

Emilio Pérsico, que comparte el mando del M-E con Fernando” Chino” Navarro. es un enlace entre Fernández y “Los Cayetanos”. Navarro, abocado a la campaña presidencial y Santiago Cafiero, edecán político de Alberto F., también intervienen.

Mirá también
El Gobierno prevé que crezcan los cortes y lo vincula a la interna piquetera

Es un movimiento en tres direcciones. El repliegue, luego de la mega movilización del miércoles -hablan de 100 mil personas frente al Congreso-, es para visibilizar que son las “orgas” de izquierda las que ejecutan las acciones más duras.

El “acampe” frente a Desarrollo Social, el episodio más ruidoso de estas semanas, lo hizo el espacio que comanda el Polo Obrero, brazo piquetero del Partido Obrero y “Barrios de Pie”, del sector de Humberto Tumini. Son los llamados “duros”.

Desde el peronismo apuntan, además, al manejo que hace la Casa Rosada de los fondos sociales: “Están financiando al Polo y los demás grupos para que sigan con las protestas en las calles. Es demencial”, dice un albertista.

Sin embargo, como contó Guido Carelli Lynch este domingo en Clarín, el Polo Obrero concentra el 10% de los planes sociales mientras que el 90% restante opera a través de las “orgas!” ligadas al Frente de Todos, por el que compite Fernández.

Los lugares 21, 22 y 23 de la lista de diputados nacionales por Buenos Aires la ocupan referentes “cayetanos”: Federico Fagioli (CTEP), Natalia Souto (Barrios de Pie) y Juan Carlos Alderete (CCC), en ese orden.

Cuando firmaron, ninguno de esos lugares era “entrable” pero con el resultado del 11-A, y la expectativa de mejorar en octubre -más algún algún electo que vaya de funcionario-, quedaron en zona de jura.

Victoria Donda, enlazada a Barrios de Pie, es candidata por CABA. El Evita tiene varios candidatos bonaerenses, incluso Mariel Fernández, candidata a alcalde de Moreno.

El tercer factor de la tregua es a futuro: “Los Cayetanos” apuestan a tener protagonismo en la gestión de Fernández y ser activos en las políticas sociales.

“Cuando asumió Néstor (Kirchner), la Plaza de Mayo estaba llena de gente que pedía planes. Cuando asuma Alberto, habrá demanda de trabajo” anticipa un dirigente y agrega: “Alberto pide calma pero entiende que la situación económica está muy mal y a veces es inevitable la movilización”.

Fuente

Seguir leyendo

Política

Dólar a $ 73 y el negocio del hambre | El Destape con Roberto Navarro EN VIVO



Macri ya perdió en medio de la peor crisis desde la vuelta a la democracia. La pobreza ya llegó al 40% y 5 millones tienen hambre. El país aún no cayó en default, pero va a caer. En realidad lo está desde 2018, pero va a caer en estos meses. Suscribite a nuestro canal.
Suscribite a El Destape Web para que no callen nuestra voz: http://www.eldestapeweb.com/contenidos/suscripcion.html Seguí a El Destape en Twitter: http://www.twitter.com/ElDestapeWeb
Y en Facebook: http://www.facebook.com/ElDestapeWeb

Seguir leyendo

Política

Emergencia Alimentaria | El Destape con Roberto Navarro



Programa especial de El Destape sobre la Emergencia Alimentaria en Argentina: un país que mostraba muy buenos índices y que el macrismo rompió en 3 años y medio. Ari Lijalad, Franco Mizrahi, Carla Pelliza, Ezequiel Orlando, Lula González, María Miranda y Gino Viglianco te muestran las problemáticas del país en Alimentación, Salud, Educación, Industria y Empleo. Un programa imperdible para saber la realidad del país que deberemos reconstruir desde diciembre. Suscribite a nuestro canal.
Suscribite a El Destape Web para que no callen nuestra voz: http://www.eldestapeweb.com/contenidos/suscripcion.html Seguí a El Destape en Twitter: http://www.twitter.com/ElDestapeWeb
Y en Facebook: http://www.facebook.com/ElDestapeWeb

Seguir leyendo

Política

El Gobierno prevé que crezcan los cortes y lo vincula a la interna piquetera

Las primarias del 11 de agosto tuvieron un antes y un después en las variables de la economía, con el salto del dólar, de la inflación, del riesgo país. Pero también subió considerablemente el “riesgo piquete”, montado sobre la crisis y la pobreza creciente, las aguas agitadas del tiempo electoral, y el posible cambio de gobierno. Agosto marcó así el récord de este año en cortes y piquetes: 524 en todo el país, 36% más que en julio, de acuerdo con el relevamiento de la consultora Diagnóstico Político que se difundió hace unos días.

La tendencia en setiembre parece ir en ascenso. En el Ministerio de Seguridad nacional contabilizaron hasta el viernes, 36 convocatorias a concentraciones o movilizaciones en todo el país, que implican cortes totales o parciales, sin que haya podido calibrarse aún el número ya que por cada protesta podría haberse realizado “un sinfín de cantidad de cortes”.

En lo que va de este mes, ha habido un “impacto público mayor de las movilizaciones” realizadas por organizaciones sociales a causa “del momento político que vive la Argentina”.

Mirá también
En una sesión corta, el Senado buscará sancionar este miércoles la emergencia alimentaria

Con la proximidad de las elecciones de octubre en que “diversos actores políticos han incrementado su exposición” ante un escenario “donde eventualmente podrían comenzar nuevas gestiones de gobierno (en sus tres niveles: nacional, provincial y municipal) y su correlato en el Congreso”, indica un informe caratulado como “confidencial”, de la cartera que conduce la ministra Patricia Bullrich.

Según el documento, al que tuvo acceso Clarín, “se presenta un momento de ‘oportunidad’ para que las organizaciones sociales hagan una suerte de demostración de fuerza y poder, en aras de intentar negociar con mayor fortaleza, ante las próximas autoridades de gobierno”.

“Cuanta mayor fuerza demuestren, cuanto mayor sea el caos, que son capaces de generar, mayor será la posición de fortaleza para imponer sus demandas al momento de negociar”, advierte el informe que evaluaron la ministra, su jefe de Gabinete Gerardo Milman y otros funcionarios.

Mirá también
Piquetes, planes y acampes, un cóctel que presiona a Mauricio Macri y ya altera a Alberto Fernández

El reporte se cerró el viernes, en la misma jornada en que se levantó el acampe de 40 horas frente a Desarrollo Social, que mantuvo cortada la 9 de Julio por parte de los grupos “duros” ligadas a la izquierda y aliados.

Las afines al kirchnerismo hicieron su marcha el miércoles al Congreso durante el debate en Diputados de la emergencia alimentaria, que obtuvo media sanción.

Los primeros planean su jornada nacional de lucha con cortes en 20 provincias, el martes 24; mientras que los “cayetanos” (la CTEP, Somos Barrios de Pie y la CCC) hoy contenidos en el Frente de Todos, harán este miércoles otra masiva movilización al Congreso para celebrar la sanción en el Senado de la ley.

Daniel Menéndez, de Somos Barrios de Pie, le dijo este domingo a Clarín que esperan 100 mil personas: “Si se implementa rápido la ley y se avanza en resolver el problema del hambre va a ser un ordenador de la transición y va a ayudar a que las cosas estén tranquilas. Hubo un gran consenso en esta ley y ha quedado instalado que las organizaciones somos un actor ineludible”, analizó. Por ahora, cada sector -duros y “cayetanos”- sigue con su propia agenda.

Fuentes de Seguridad, en cambio, creen que es posible que se “complejice” la situación “si crece la competencia de poder entre las organizaciones”, con acciones como ataques a supermercados, tomas de espacio público o acampes en acceso a ciudades, escenarios que no descartan.

“Tanto como una avanzada sobre el Gobierno (macrista), se estaría dando una lucha por espacios de poder entre organizaciones y un mensaje de marcado de cancha para Alberto Fernández, en el caso que gane las elecciones”, expresó a Clarín una calificada fuente gubernamental.

Ante el resurgimiento con fuerza del “riesgo piquete” tras las PASO, el Gobierno ha sido mucho más permisivo que en otros contextos. Por un lado por la debilidad relativa en que quedó, para no agravar tensiones sociales en una crisis que es objetiva, pero también porque evalúa que la renovada marea de cortes afectaría a Fernández y al kirchnerismo, y que la gente no distingue si los que cortan son de “orgas” duras o “dialoguistas”.

El último relevamiento de Diagnóstico Político mostró que de los 524 cortes de agosto, 102 fueron en la Provincia y 54 en la Ciudad. Del total, las organizaciones sociales fueron promotoras de 149 hechos, seguidas por los estatales, con 93.

Fuente

Seguir leyendo

Lo + Visto