Conectá con nosotros

Policiales

El macabro plan del “Gitano” para descartar el cuerpo de Lourdes y el calvario al que la sometió

Published

en

El cuerpo de María Lourdes Arangio fue encontrado sin vida por un vecino en una vereda del barrio porteño de Colegiales hace dos días. Aunque durante horas los investigadores no pudieron identificar el cadáver, finalmente descubrieron que Raúl Antonio Devias, un hombre muy violento y adicto a la cocaína, había sido la persona que se había encargado de descartar a su novia muerta en la calle.

Gracias a las cámaras de seguridad de la zona, Devias fue detenido, pero en las últimas horas se negó a declarar. Además, una amiga de la chica fallecida aseguró que la mujer de 32 años le tenía mucho miedo al sospechoso, mientras que otro testigo aseguró que el apresado le había ofrecido dinero para hacer “un trabajo” del que no le dio demasiados detalles.

En comunicación con el canal de noticias TN, la amiga de Arangio aseguró que la víctima vivía “con miedo”, porque creía que su novio podía atacarla y matarla.

Lourdes estaba amenazada y se escondía atrás de los autos porque tenía miedo de que la mate”

Sofía aseguró que conocía a la chica fallecida desde sus 9 años, ya que vivían en el mismo edificio y como eran vecinas, pasaban mucho tiempo juntas. “Lourdes estaba amenazada por él y se escondía atrás de los autos porque tenia miedo de que la mate”, contó apenada.

Además, indicó que aunque en el último tiempo ya no era tan cercanas con Arangio, las veces que se la cruzó ella le dijo que la ayudara, lo cual era muy difícil porque la joven tenía problema de adicciones. 

“A este hombre lo vi una vez y es desagradable, patético, horroroso, misógino total y un drogadicto que trata mal a las mujeres”, agregó la amiga, quien además comentó que la mujer de 32 años y Devias, conocido también como el “Gitano” mantuvieron una relación amorosa durante años, pero que en el último tiempo habían decidido separarse.

Del mismo modo, un vecino de la zona declaró ante los investigadores que el apresado le ofreció $3000 para hacer un trabajo, aunque en la conversación no le detalló de qué se trataba. El hombre de nacionalidad brasileña se negó a acceder a la propuesta, por lo que se sospecha que el “Gitano” quiso darle dinero para que se deshiciera del cuerpo de Arangio.

El “Gitano” se encuentra detenido en la Unidad 28 del Servicio Penitenciario Federal (SPF), imputado por el delito de femicidio. Aunque durante el miércoles se negó a declarar ante el juez de la causa, Damián Kirszenbaum, y el fiscal Jorge Fernández, los investigadores resolvieron que siga apresado hasta que la causa avance y se puede determinar su responsabilidad y cómo ocurrieron los hechos.

Durante la audiencia, el defensor particular presentó un escrito en la que fundamentó por qué el acusado se negó a declarar y realizó una serie de solicitudes. Entre las cosas que pidió, aclaró que como su defendido es adicto a la cocaína, lo mejor sería que sea ingresado en el sector sanitario, para que puedan estabilizar su salud y sea luego sometido a declaración indagatoria.

“En cuanto logre recomponer su estado, es su voluntad prestar declaración, de modo tal que, para contar con tiempo suficiente de tratamiento y descanso, pido se fije una nueva audiencia y, en la medida en que la agenda del tribunal lo permita, que ésta se lleve a cabo el próximo lunes 24 de junio”, sostuvo el abogado.

Ante esta situación, el juez hizo lugar a las medidas, y fijó para las 12 del 24 de junio próximo la audiencia para que se amplíe la indagatoria.

Según la auotpsia, Arangio murió luego de sufrir una congestión y un edema agudo de pulmón, por lo que será necesario efectuar estudios complementarios en varias muestras tomadas del cadáver para determinar si su fallecimiento fue producido por la ingesta de algún estupefaciente o tóxico. 

Publicidad
Comentar

Deja un comentario

Policiales

Desbarataron una banda narco que operaba en la Villa 31

Published

en

Por

La Policía de la Ciudad detuvo en las últimas horas a 18 personas acusados de integrar la banda de los “Sampedranos”, una asociación ilícita de ciudadanos paraguayos que se dedicaba al narcomenudeo y que tenía como base de operaciones en la Villa 31 de Retiro, luego de casi 80 allanamientos realizados en conjunto con la Policía Federal Argentina y tras dos años de investigación.

Los procedimientos se efectuaron durante la mañana de este sábado en distintos puntos de la villa, dando como resultado la detención de 16 ciudadanos paraguayos y dos argentinos, entre ellas los dos principales cabecillas de la organización ilícita.

Mirá también

“El Groso” y “El Denis” comandaban un importante banda dedicada al narcomenudeo que tenia una extensa red de locales, kioskos y búnkeres además de pasadores y soldaditos que ofrecían la droga en los pasillos de la Villa 31. Todos los detenidos tenían domicilio en ese asentamiento.

Además, en total fueron secuestrados 15 kilos de marihuana, 600 gramos de cocaína, 2,500 kilos de paco; 100 cogoyos de marihuana, 405.000 pesos, 4.100 dólares, 50 euros, 25 reales y casi un millón y medio de guaraníes, además de armas, municiones, balanzas de precisión y elementos de corte y computadoras, ocho autos y 53 teléfonos celulares.

El secretario de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Marcelo D’Alessandro destacó la labor policial conjunta, el apoyo de la justicia y afirmo que “la investigación de la dirección de Narcocriminalidad de la Policía de la Ciudad fue muy importante y hoy se ven los frutos”.

“Desbaratamos una organización que distribuía droga en el Barrio 31, cada dosis que sacamos de las calles es un triunfo porque es droga que iba a nuestros hijos. Esto es parte de la lucha contra el narcotráfico que nos ha encomendado el presidente de la Nación y el jefe de Gobierno de la Ciudad”, agregó.

Mirá también
La lujosa vida de "Hernán", el capo narco que armó su mansión y un barrio privado en el corazón de una villa

La investigación, llevada adelante por la Fiscalía Federal Nº 1, a cargo del Dr. Jorge Di Lello, y del Juzgado Federal Nº, del Dr. Ariel Lijo, comenzó en marzo de 2018 con una serie de averiguaciones sobre la actividad de esta banda delictiva para determinar su modus operandi, vinculaciones, la identificación de sus responsables y de toda la estructura, lugares de acopio, y demás datos de interés para la pesquisa.

Para eso se realizaron trabajos de seguimiento mediante el Centro de Monitoreo Urbano (CMU) de la Policía de la Ciudad para divisar los lugares estratégicos y también la identificación de los involucrados mediante una vigilancia permanente que dieron como resultado la identificación de las personas involucradas en la cadena de narcomenudeo y los domicilios que fueron allanados.

Seguir leyendo

Policiales

La angustia de la mamá por el robo del cuerpo de su bebé: encontró el chupete arriba de la tumba

Published

en

Por

La ley natural señala que sea el hijo el que tenga que despedir a sus padres y no al revés. Sin embargo, cuando ocurre lo contrario no hay palabra en el diccionario que defina el dolor que se siente por esta pérdida. Por ejemplo, el que se queda sin padres es huérfano, quien pierde a su compañero de toda la vida es viudo/a, pero no existe una palabra que describa el peor dolor que puede sentir una madre o un padre

Pero imagínense un momento lo que es atravesar por este mismo dolor dos veces en tan solo 48 horas. Esto mismo le ocurrió a Noelia Lescano, quien a dos días de enterrar a su hijo Ciro, de tan solo 4 meses, descubrió que el cuerpo del pequeño ya no se encontraba en su tumba, ubicada en el cementerio de Miramar. 

Ciro Lescano fue sepultado por su familia el 5 de julio tras sufrir un paro cardíaco súbito. “No estoy con ánimos de hablar, todavía estoy en shock. Tengo una impotencia, una bronca por dentro que no puedo explicar. Quiero gente capacitada en el cementerio. Un hombre quiso donar dos reflectores y el intendente no lo permitió”, fueron las primeras palabras de una dolida e indignada Noelia en diálogo con BigBang.

Según le contó la conmovida mujer a este portal, comenzó sospechar de que el cuerpo de su hijo ya no se encontraba en el ataúd cuando descubrió su chupete arriba de su sepultura.” El 5 de julio enterré a mi hijo y el 7 una chica encontró el chupetito que llevaba puesto al momento del entierro tirado, muy cerca de la tumba”, detalló.

Y siguió: “El chupete apareció tirado por el cementerio. La chica pensó que era de él y lo dejó en su tumba”. El 7 de julio, Noelia decidió llevarle a su hijo unas flores de plástico. En ese momento, otro de sus hijos encontró sobre la tierra de la tumba una de las cerraduras que contenía el cajón y fue entonces que la mamá confirmó sus sospechas. 

“A mi nene le compramos unas flores plásticas. Una de mis nenas encuentra una mariposa entre la tierras. En ese momento le aviso a Galván (uno de los encargados del cementerio) y me la pide diciéndome que no era de Ciro. Ante mis reclamos, la administradora del cementerio aceptó sacar el cajón para comprobar si seguía o no el cuerpo, pero nos dijeron que no teníamos que hacerlo público. Obviamente no acepté”, remarcó Noelia. 

Según le explicó a este sitio, al ver chupete de su hijo recordó que el pequeño Ciro lo llevaba puesto al momento de su entierro, junto a su ropita y las cartas que sus hermanos le habían dedicado. “El de la funeraria no se acordaba si el chupete estaba dentro. Pero todos vieron que estaba adentro el chupete, junto a las cartitas. ¡A los dos días de haberlo sepultado, me lo robaron!”, señaló, entre lágrimas.

Noelia no lo dudó y al no aceptar las condiciones -ilógicas y absurdas- de las autoridades del cementerio, decidió realizar una denuncia para lograr la exhumación del cuerpo y llegar a la verdad. “Galván, uno de los empleados, negó que en un primer momento le había dado la llave y la mariposa. Se lavó las manos enseguida y dijo que no sabía dónde los había dejado”, detalló.

Y agregó: “Galvan tiene un turno que cumplir. A él le dí la llave del cajón de mi hijo y me arrepiento”. Al día siguiente de haber hecho la denuncia, personal del cementerio y un equipo policial comandado por el comisario Paulo Rodríguez -ante la mirada del padre del bebé, que obtuvo para ello un permiso para salir de la cárcel de Batán, donde está preso por comercialización de estupefacientes- desenterraron el cajón.

Y al abrirlo, las sospechas de Noelia se habían convertido en una realidad: el cuerpo de Ciro ya no estaba: “No pude estar en ese momento, pero cuando sacaron el cajón, faltaban dos mariposas. Una de ellas, yo se la había dado a Galván. Mi nene estaba a 70 cm. Usaron palas para sacarlo, se tomaron todo el tiempo de sacar todo lo que estaba arriba, de abrirlo el cajón, de sacar al nene y volver a ponerlo. Lo volvieron a enterrar, pero solo a 20 cm”.

“A diez metros de la tumba de mi hijo está la cabina del sereno y la administración. Nadie escucho, ni vio nada. Volvieron a poner todo como estaba”, advirtió. En el primer rastrillaje en el cementerio y alrededores, la policía encontró ropa de bebé. Pero Noelia, desde un primer momento, afirmó que esas prendas no le pertenecían a Ciro. 

“En el rastrillaje encontraron un pantalón, un buzo y una camisita que tenía el tajo que le hacen en al funeraria. Esa ropa la reconoció otra familia que era de su hijo porque yo la subí al Facebook. Se contactaron conmigo, hicieron la denuncia y recién el 25 de julio van a exhumar el cuerpo de este nene para ver si está. A mi me tardó solo un día. La ropa estaba tirada por el cementerio”, explicó.

Y es que al ver la ropa que llevaba su bebé , que falleció en febrero último cuando un televisor se le cayó encima, al momento de su entierro tiradas en el cementerio esta nueva pareja hizo la denuncia en la sub DDI y la investigación quedó a cargo del fiscal Alejandro Pellegrinelli. De no estar ahí el cuerpo del menor, se convertiría en el cuarto caso confirmado en la misma zona ocurrido en los últimos dos años. 

Pero, según Noelia, existe un quinto caso que las autoridades de Miramar no quieren dar a conocer. “Encontraron otra camisa hoy (por el sábado) con el mismo corte. Es de un nene de entre 12 y 17 años me dijeron, pero no me dejaron sacarle fotos para publicarla en Facebook. Si yo no pasaba la foto de la ropita del otro nene, su pobre mamá seguiría llorando a un cajón vacío”, sostuvo.

El hecho es investigado por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5, a cargo del fiscal Alejandro Pellegrinelli, quien ordenó a la subdelegación de Miramar iniciar con las investigaciones. Sin embargo, ni el fiscal, ni el intendente de General Alvarado -Germán Di Cesare (Frente Renovador) se comunicaron con Noelia. “Solo se comunicaron conmigo para decirme que van a dar 100 mil pesos de recompensa”, explicó.

Y continuó: “Pero como está en época de elección, es más fácil sacarse una foto haciendo una cloaca que apoyarnos a nosotros. Queremos justicia, que aparezca el cuerpo de Ciro. El fiscal en ningún momento habló conmigo. Yo le dije al intendente que si no saca a la gente del cementerio, me voy a encadenar a la municipalidad hasta que no me traigan a mi hijo, porque ellos saben dónde está, no me voy a mover de ahí”.

La profanación de una tumba no constituye un delito en sí mismo, salvo que haya otras circunstancias involucradas como el reclamo de dinero o la venta de los restos del cuerpo como sus huesos, por lo que la Justicia intenta avanzar en esa línea para determinar el grado de la investigación o de algún culto religioso. Esta situación. claro está, también enfureció a al triste mamá. 

“Me dio una bronca que me dijeran que es ilegal. Yo no sé cómo reaccionaré cuando crucé a la persona que me robó a mi hijo. Porque me dijeron que no es un delito. La gente quiere ayudar para iluminar el cementerio, pero se los impiden. No me dieron explicación de por qué hay tantos casos de robos de cadáveres en  solo dos años”, cerró, muy angustiada y con un solo pedido: ¡Que aparezca el cuerpo del pequeño Ciro!

Los otros casos

Durante el 2017 desaparecieron los cuerpos de dos niños pequeños sepultados en el cementerio de la localidad bonaerense de Otamendi. El primero de los casos se trató de los restos de un niño de dos años, que luego apareció mutilado y devorado por perros en las inmediaciones de un arroyo sobre la ruta 11, entre Miramar y Mar del Sud.

En tanto el segundo caso partió de la profanación de la tumba de un bebé de 18 meses, cuyo cuerpo nunca apareció. Los padres del pequeño, que había muerto tras un cuadro de neumonía, descubrieron lo ocurrido cuando concurrieron a llevarle flores. Se encontraron con el ataúd abierto, la tapa suelta, el interior vacío y ningún empelado que diera explicaciones.

Seguir leyendo

Policiales

Los primos que robaban estéreos a los 12 años y hoy sueñan con su estudio de abogados

Published

en

Por

Habían empezado robando estéreos los días que Boca jugaba en La Bombonera. Eso cuando tenían 12 y 13 años. A los 16 y 17, cayeron presos juntos, por robar una agencia de Quiniela a mano armada, en Villa del Parque. Los enviaron al instituto de menores Manuel Rocca, en Floresta. Además de compañeros de asaltos, y de pabellón, eran primos.

Luis y Daniel se habían criado en el mismo conventillo de La Boca. A los 23 de uno y 24 del otro, el destino, o el estudio, o vaya uno a saber qué, quiso que robaran juntos por última vez. Fue en 2007: armados, exigieron la recaudación del fin de semana de uno de los restaurantes más coquetos de Costanera. Y juntos, otra vez, ingresaron al “Sexto”, el peor pabellón de la cárcel de Devoto. El de reincidentes. Porque como mayores ya tenían otras causas, aunque por separados.  

El primer punto de giro de una historia llena de puntos de giros fue una mañana de 2009. Ya estaban condenados; les habían dado 8 años de pena. Daniel y Luis despertaron juntos en el Celular de la cárcel de Devoto. Después del recuento de cada día, Luis, a primera hora, bajó al Centro Universitario que funciona en la planta baja. Estaba en quinto año de la secundaria e inscripto en el CBC de Derecho y Sociología.

Mirá también
El "hospital de las mulas": cómo salvar a un paciente con un kilo de cocaína en el estómago

Daniel, que estaba en segundo año de la secundaria, se quedó en su cama. A los minutos un penitenciario lo llamó desde el otro lado de la reja. Tenía para darle la noticia que sabía que más temprano que tarde le iban a dar: era hora de preparar sus cosas, despedirse de sus compañeros, bajar y subir al camión de traslados. Como ya estaba condenado, debía continuar su pena en una prisión para detenidos en su misma condición. Devoto es, más que nada, para procesados. Su destino fue la Unidad 9 de Neuquén. 

Luis volvió a las 18 al pabellón. Al encontrar la cama de su primo vacía, se lo imaginó. Y ahora, primer sábado de julio a la tarde, al lado de Daniel, reflexiona: “Si bien hacer un cambio depende mucho de tu nivel de madurez, el contexto es fundamental“.

A Luis no lo trasladaron gracias a un convenio entre la UBA, el SPF y el Ministerio de Justicia, que dice que los alumnos que cursan el CBC o alguna carrera en el Centro Universitario que funciona en la Unidad tienen prioridad de plazas por estudio. “Uno se va nutriendo según el lugar de detención. En Devoto conocí muchos docentes y estudiantes universitarios. Como que eso me ayudó a tener un objetivo un poco más claro. En cambio a Daniel lo enviaron a 1.200 kilómetros. A pasar hambre, frío, a extrañar a su familia, a sufrir el verdugueo de los penitenciarios. Y a convivir con presos con condenas largas”.

Mirá también
Persecución, tiros y muerte: cómo se planificó un golpe comando mientras tocaban los Stones

Los primos se reencuentran en un contexto completamente antagónico: Luis llega con la carpeta y sus escritos: se encarga de la defensa de Daniel, que está de libertad transitoria. El Juzgado le otorgó 24 horas para venir a su casa y volver mañana a la cárcel. Sale a la vereda, a recibirlo, después de dormir a su bebé. Y a lo que dice su primo, le agrega un estimativo: “El 80% de los detenidos de las unidades para condenados tienen penas de 20 años para arriba. Son presos que saben que no van a volver a tener una oportunidad. No les importa nada: se la pasan peleando y generando problemas. A mí en Neuquén los tiempos me daban. Sabía que por mi condena contaba con más oportunidades”.  

El próximo paso, o el siguiente punto de giro, fue entre diciembre de 2011 y julio de 2012. Como llevaban más de la mitad de la condena cumplida, podían acceder a los primeros beneficios. Luis, en Devoto, comenzó primero con las salidas. A su casa, los sábados o domingos. Y a la facultad, de lunes a viernes.

Daniel, ya en la Unidad 19 de Ezeiza, empezó visitar su casa de La Boca. La misma en la que recibe a Clarín. En cada una de esas salidas era visitado por cuatro ladrones del barrio. Aparecían en autos de alta gama, 0KM. Le comentaban que habían comprado propiedades fuera de La Boca, y que ya invertían en comercios. Forzaban puertas de casas y edificios cuando sus dueños no estaban y desvalijaban las viviendas. Un día decidió no regresar a Ezeiza. Quedó con captura. A las semanas lo detuvieron por un robo. Fue enviado a Marcos Paz. Esa es la causa que lo mantiene detenido. Fue en 2012. 

Mirá también
Los secretos de los "pilotos", la pieza más codiciada por las bandas de salideras

“Mi idea había sido la de muchos presos. Saqué la cuenta: a los cuatro años cumplía la mitad de la pena y podía pedir beneficios. Pero para eso había que sumar puntos para el concepto”, dice Luis. El primer paso fue irse de un pabellón conflictivo a uno de conducta, siempre en Devoto. Empezó a trabajar y se inscribió a estudiar. Y sigue: “Cuando me di cuenta estaba en el último año de la secundaria. Y después, me inscribí en el CBC. Cuando me volví a acordar había aprobado todo. Fui avanzando sin darme cuenta“.

Luis recuperaría su libertad en 2014. Salió con media carrera adentro. Como hay personas de su entorno que no conocen su historia completa, prefiere no revelar su verdadero nombre. Ni mostrarse en las fotos. Su primo, lo mismo. 

Además de enamorarse, juntarse con su mujer y ser papá de una nena, Luis consiguió dos trabajos (uno en un estudio y otro en una cooperativa) y siguió estudiando. Como pudo. Estuvo a punto de dejar la carrera, pero su psicóloga le recomendó al menos cursar una materia por año. Estima que antes de fin de año tendrá su título

Mientras tanto, en Marcos Paz, Daniel se inscribía para estudiar Derecho. En la condena anterior había finalizado el secundario. En un principio el verdadero fin de cursar materias era el beneficio de evitar un traslado al interior del país, y así seguir recibiendo la visita de su hijo mayor. Pero se dice que los libros abren mentes. Y en la cárcel, mucho más. “Verlo bien a Luis fue el inicio de un cambio. Fue una motivación para mí. Siempre lo cito como ejemplo. Tanto ante los presos como ante profesores, psicólogos y asistentes sociales. En definitiva era el ejemplo más concreto y cercano de reinserción social que tenía”, cuenta Daniel. 

Durante dos años y dos meses, al mayor de los primos lo trasladaban cada mañana de Marcos Paz a Devoto para cursar Derecho. Lo llevaban y lo traían en el día, de lunes a jueves. Hasta que le salió el traslado definitivo y se quedó en la última prisión de la ciudad. “Arranqué rindiendo Sociología e Introducción al Pensamiento Científico y me enganché. Esas dos materias me hicieron enamorarme de la carrera”, recuerda.

Mirá también
La transformación de Naco, el ex Cadillacs que se crió entre diplomáticos y terminó preso por robos

En el CUD, además de avanzar con las materias, conoció a su esposa y fue papá del bebé que durmió un rato antes de la charla con Clarín. También se convirtió en coordinador de Derecho.

Hace aproximadamente un año, cuando ya había cumplido más de la mitad de la pena y podía comenzar a gozar de algunos beneficios, Luis le propuso darle una mano con su causa. Veía que el defensor oficial estaba tapado de trabajo y no podía resolver nada a favor de su primo. Entonces, como aún no tiene su título, llamó a una amiga abogada. “Necesito que pongas la firma por mí: yo escribo, imprimo y presento todo. Me hago cargo de la causa por completo. Pero firmame”, le rogó.

Así, en apenas dos meses, Daniel obtuvo el beneficio de las salidas transitorias y luego sumó permisos para cursar en la Facultad de Derecho, dos veces por semana. El Juzgado a cargo de la condena es el mismo que le firmó la libertad a Luis, quien ahora entra como representante de su primo al mismo lugar donde le siguieron los pasos desde su juicio hasta el último de sus días preso.   

“En un principio sentí mucha responsabilidad y temor; no suelo tomar causas, pero mi primo necesitaba ayuda”, explica Luis. “Los abogados son buenos en la etapa de instrucción y en la oral. Pero en la ejecución, sólo son buenos los presos o los abogados que se especializan en eso. Por eso me sentí confiado ni bien empecé a escribir. Cuando estaba preso, como que yo me defendía solo. Hacía los escritos y le pedía a mi abogada que los firmara y los presentara. Defender a mi primo es como una vendetta al sistema: porque yo hubiese dado todo por tener un abogado que se moviera como yo lo hago por él. Y porque en mesa de entrada me planto como familiar y como letrado. Gracias a los estudios no padezco lo que otros familiares, que no saben expresarse, se los sacan de encima y se vuelven con la cabeza gacha. Haberlo ayudado a gozar de los beneficios es un orgullo para mí, un logro. Un ejemplo de que las cosas pueden salir como queremos si le ponemos ganas”.  

Daniel lo escucha. Le faltan 20 horas para regresar a la cárcel. En dos semanas volverá a salir a su casa. Pero su mente, ahora mismo, está en el pasado, en los recuerdos, que son la base de su presente y su futuro. “La primera clase en la Facultad de Derecho la hice con mi bebé en brazos”, cuenta. Su esposa estaba en ese mismo lugar, aunque en otra aula. Había elegido el mismo turno para verse. “Fue muy fuerte entrar a la facultad. Me pasaron un montón de cosas por la cabeza. Desde que Luis agarró mi causa, mi situación cambió por completo”. 

Ahora sólo le falta una materia para recibirse de abogado. Puede que hasta se reciba antes que Luis. Entonces, se iría libre en mayo de 2020, con un título profesional. Dice que aún no se recibió por elección. Quiere rendir esa última materia en la facultad y no en la cárcel, donde sigue haciendo los trabajos prácticos y también cursa en el CUD. Cuando se le pregunta qué sigue después, el día que recupere su libertad definitiva, mira a su primo. “Conozco a varios pibes que estudiaron en la cárcel y hoy, como profesionales, les va muy bien. Viven bien. Seguramente vamos a trabajar juntos. Si hicimos tantas cagadas de a dos, ¿cómo no vamos a armar nuestro propio estudio?“.  

Seguir leyendo

Policiales

Video: así mataron por la espalda a una de las víctimas del triple crimen de Junín

Published

en

Por

Se hicieron pasar por candidatos para una oferta de trabajo en un supermercado chino de Junín pero tenían un plan macabro: mataron a los dueños a cuchillazos y robaron $ 3.600.000. Ahora hace más de 100 días que están detenidos en la prisión del Aeropuerto de Dubai, luego de una investigación de película.

La pareja es de nacionalidad china. Ella se llama Lin Rong (32) y él Hai Zhou (24). Los acusan de haber asesinado a Weng Chan Xiu (30), apodado “Eric”; su pareja, Zhuang Zhenzhu (30), más conocida como “Lili”; y Chen Whanwe (43), a quien le decían “El Tío”, en el supermercado chino ubicado en 25 de Mayo y Bernardo de Irigoyen, el 27 de marzo pasado.

Weng Chan Xiu (30), alias "Eric", víctima del triple crimen de Junín

Weng Chan Xiu (30), alias “Eric”, víctima del triple crimen de Junín

Lili y Eric tenían tres hijos y habían llegado al país hace cinco años. Fueron directo a Junín, al supermercado que tenía su padre con “El Tío”. Eran muy queridos por los vecinos ya que a pesar de las barreras culturales, conversaban, hacían chistes con los clientes y los ayudaban a llevar las bolsas hasta sus autos.

A un paso de no haber sido encontrados nunca más estuvieron los asesinos. Una investigación intensa le permitió a la fiscal de la UFI N° 1 de Junín, Vanina Lisazo, descubrir en menos de 24 horas que los autores del crimen habían escapado hacia Buenos Aires y subido a un avión con destino a los Emiratos Árabes. La Justicia trabajó contrarreloj para que Interpol lanzara el alerta roja antes de que el vuelo aterrizara.

Mirá también
Los acusados de degollar a tres comerciantes chinos fueron detenidos en Dubai

En Dubai lograron dar con Lin y Hai cuando estaban a punto de combinar con el avión que los iba a llevar a China. Desde el 29 de marzo están presos allí mientras las autoridades argentinas intentan extraditarlos para juzgarlos por el triple crimen de “Eric”, “Lili” y “El Tío”.

Lin y Hai vinieron al país hace unos cuatro años. En realidad no se sabe bien cuándo llegaron porque entraron ilegalmente. Se cree que por la frontera norte con Bolivia. Ella no registraba ingresos por Migraciones, pero sí tres salidas. Él no había entrado ni salido nunca hasta el día que fugaron por Ezeiza. 

Zuang Zhehzhu (30), alias "Lili", víctima del triple crimen en Junín.

Zuang Zhehzhu (30), alias “Lili”, víctima del triple crimen en Junín.

Quienes los conocían en la comunidad china dijeron que Lin trabajó un tiempo vendiendo juguetes en Once. También hay comentarios en los que los vinculan a faltantes de dinero en cajas de negocios por los que pasaron, pero que no fueron denunciados. En Junín habrían estado al menos una vez antes del triple crimen. 

La conexión con las víctimas llegó por un aviso de trabajo. Los dueños del súper “Sky” usaban la red social WeChat para comunicarse en grupos de la comunidad china. Allí, “Lili” y “Eric” publicaron que necesitaban a una pareja para trabajar en el negocio. El lunes 25 habían probado a dos candidatos, que finalmente no quedaron. El miércoles se presentaron Lin y Hai.

El triple crimen de tres ciudadanos chinos ocurrió en un supermercado ubicado en 25 de Mayo y Bernardo de Irigoyen, en Junín. Foto Diario Democracia

El triple crimen de tres ciudadanos chinos ocurrió en un supermercado ubicado en 25 de Mayo y Bernardo de Irigoyen, en Junín. Foto Diario Democracia

Los falsos aspirantes fueron hasta Junín en remís. Contrataron a un chofer con el que ya habían hecho otros viajes y le dijeron que al otro día los tenía que pasar a buscar para llevarlos de regreso a Buenos Aires. 

Lin y Hai llegaron a Junín alrededor de las 15. Trabajaron a prueba toda la tarde y se quedaron hasta después del cierre del negocio. A las 23 se puso en marcha el plan criminal. Todo quedó grabado en un disco rígido de back up que los asesinos no encontraron.

"El Tío" Chen Whanwe (43) fue la primera víctima del triple crimen de Junín. En la imagen, baila cumbia con un repositor.

“El Tío” Chen Whanwe (43) fue la primera víctima del triple crimen de Junín. En la imagen, baila cumbia con un repositor.

La primera víctima fue “El Tío”, que estaba en el depósito de al lado del supermercado, donde la familia vivía. El hombre se encontraba lavando ropa, mientras Hai lo vigilaba desde el negocio. Se hacía el que miraba precios en las góndolas. Cuando “El Tío” salió con la palangana de ropa hacia el primer piso, Hai se adelantó y subió las escaleras primero. Un minuto y diez segundos después, el asesino bajó las escaleras escondiéndose el cuchillo ensangrentado en el pantalón

La segunda víctima fue Lili. Según lo que se interpreta de los videos del local, Hai agarró una campera, fue hasta el supermercado y le dijo a la dueña que quería lavarla. Lili fue hasta el depósito donde estaba el lavarropas, atrás la siguió Hai y la última en entrar fue Lin que cerró la puerta. A los dos minutos, la pareja de asesinos salió del depósito. Él volvió a esconder la cuchilla y ella le limpió la sangre de la cara.

Por último, los atacantes fueron por Eric, que se encontraba cerrando la caja. Lin comenzó a hablarle y él le pidió que acomodara algunos artículos. Hai se quedó escondido atrás. En las imágenes se ve que los asesinos buscan el momento para atacar pero no lo encuentran.

Eric, un segundo antes del ataque. Lin le pregunta sobre el vino que estaba tomando mientras Hai se acerca por atrás con un cuchillo.

Eric, un segundo antes del ataque. Lin le pregunta sobre el vino que estaba tomando mientras Hai se acerca por atrás con un cuchillo.

Como era habitual, mientras Eric contaba la plata tomaba vino de una botella. Lin aprovechó eso para sacarle tema sobre la botella. Con el cajero distraído, el varón de la pareja de asesinos atacó por atrás. Primero le clavó una puñalada en el cuello, después siguió en la zona del abdomen. Pero Eric comenzó a forcejear.

Herido y todo, la víctima logró sacarle el cuchillo al atacante y entonces Lin empezó a golpearlo con la botella. La pelea duró 4 minutos hasta que finalmente Eric se desvaneció por la gran cantidad de sangre que perdió. 

Lin y Hai en pleno ataque a Eric.

Lin y Hai en pleno ataque a Eric.

Fueron dos repositores los que el jueves, minutos antes de las 10, se encontraron con los cuerpos de Lili, Eric y El Tío. Primero les llamó la atención que el local se encontrara cerrado. Luego vieron la puerta abierta y entraron. Al descubrir la escena de horror llamaron a la Policía.

Entonces Lin y Hai ya estaban en Buenos Aires. Habían escapado cerca de la 1 cuando salieron del supermercado caminando con una valija. Habían robado la plata que las víctimas escondían en distintos lugares del negocio y el DVR de las cámaras. En una esquina le pidieron el teléfono de una remisería a un policía. 

Mirá también
Triple crimen de Junín: hallaron en el Riachuelo el disco con las imágenes de seguridad del supermercado chino

Primero dijeron a la agencia que iban hasta la Terminal de Ómnibus. Cuando subieron al auto le preguntaron al chofer si los podía llevar hasta Buenos Aires. Le pagaron por adelantado. Para entonces, la pareja de asesinos ya había llamado a su remisero de confianza que estaba en viaje en Junín. A mitad de camino, se cambiaron de auto

Ya en Capital, pasaron por una farmacia a comprar vendas y gasas para curar las heridas que Hai recibió en la pelea con Eric. Luego fueron a un albergue transitorio de Belgrano. 

En la mañana del jueves, Lin y Hai se contactaron con una mujer para cambiar $ 3.000.000 a dólares. Luego, compraron pasajes en una agencia de viajes para ir ese mismo día a China. Consiguieron un vuelo de Fly Emirates con escala en Dubai. Lo pagaron con $ 200.000 en efectivo. 

Siempre en el mismo remís, fueron a comprar ropa a un local y después encararon para Ezeiza. Como habían entrado ilegalmente al país, salieron en calidad de expulsados.

Lin Rong (32) y Hai Zhou (24), en la foto que les tomó Migraciones al salir del país por Ezeiza.

Lin Rong (32) y Hai Zhou (24), en la foto que les tomó Migraciones al salir del país por Ezeiza.

Para cuando ya habían despegado, los investigadores judiciales y la Policía lograron reconstruir toda esa fuga en tiempo récord revisando las cámaras de seguridad de Junín, de Capital, de casas particulares y de peajes. También hubo aportes clave de testigos y tareas de inteligencia que permitieron conocer su identidad. 

Con el avión en pleno trayecto de San Pablo a Dubai, la fiscal Lisazo y la jueza de Garantías Marisa Muñoz Saggese se movieron rápido para que Interpol emitiera un alerta roja sobre los sospechosos. En el Aeropuerto de Dubai, y cuando estaban a punto de combinar con el vuelo que los iba a llevar a China, Lin y Hai fueron detenidos.

Desde ese momento están presos en los Emiratos Árabes. La Justicia argentina y la familia de las víctimas, representada por el abogado Germán Pérez, quieren que los acusados sean juzgados en el país. Sobre todo porque saben que si ya entraron ilegalmente en tres oportunidades, lo pueden volver a hacer.

El problema es que la Argentina no tiene un convenio de extradición con los Emiratos Árabes, por lo que ese país exige varias formalidades para concretar el trámite. Ya hubo que enviar un primer resumen de los delitos por los que se acusa a Lin y Hai traducido al árabe. Pero ahora la Justicia de ese país pidió pruebas. Los investigadores enviaron una copia de las imágenes, que hablan por sí solas. 

Seguir leyendo

Policiales

Ignacio Zuleta: “Esta elección es muy parecida a la de 2015”

https://www.youtube.com/watch?v=CV35wJoRAgM

El analista político analizó las campañas presidenciales. #Elecciones #FrenteDeTodos #JuntosPorElCambio #Macrismo #Kirchnerismo

Published

en

Por



El analista político analizó las campañas presidenciales. #Elecciones #FrenteDeTodos #JuntosPorElCambio #Macrismo #Kirchnerismo

Seguir leyendo

Lo + Visto