Conectá con nosotros

Deportes

El Sevilla evita in-extremis el naufragio en Akhisar

Published

en

Un Sevilla sin cabeza salvó in extremis un desastre en Akhisar. Después de tener el partido en la mano al descanso (0-2, Nolito y Muriel), sus centrales dieron un recital de despropósitos encadenados que primero propiciaron el 1-2 de Elvis Manu, luego la expulsión de Sergi Gómez después de un penalti que Vural mandó al limbo y finalmente en el 2-2 de Ayik que, por un momento, comprometió seriamente la clasificación del Sevilla. Con diez jugadores y absolutamente noqueado, consciente de que estaba bordeando el ridículo, por allí apareció el Mudo Vázquez merodeando el área. Miguel Lopes, ex bético, se tragó un recorte de manual de un zurdo de manual. Banega transformó el penalti y el Sevilla respiró. Su victoria, combinada con la derrota del Standard, le deja encarrilada la clasificación y, si no hay sobresaltos inesperados, le permitirá jugarse el primer puesto ante el Krasnodar en el Sánchez Pizjuán.

Era imposible imaginarse una segunda parte tan disparatada después de un inicio de partido tan racional. El Akhisar, debilísimo mantuvo su condición de perita en dulce como en Nervión y el Sevilla, después de algunas escaramuzas en jugadas a balón parado, confirmó su superioridad con los goles de Nolito y Muriel después de una preciosa acción individual de Promes. No había infierno turco, ni agresividad ni rival delante. Todo resultaba de una extraordinaria rutina hasta que los tres centrales del Sevilla, Amadou, Gnagnon y Sergi Gómez empezaron a olvidar eso que los entrenadores ensayan a veces con cuerdas para compenetrar la línea de sus defensas. En el 1-2 de Elvis José, Amadou y Gnagnon parecían bailando un tango. La cosa se puso peor cuando Sergi Gómez, en shock aún por la jugada anterior y con una tarjeta absurda acumulada en la primera parte, cayó en la trampa de Elvis Manu. Manu quería lanzar el penalti pero las órdenes de Arslan acabaron con la pelota en pies de Vural, que mandó el penalti al palo. Pero para el Sevilla no había acabado el infierno. Ayik marcó el 2-2 y nadie podía asegurar entonces que esas fuesen a ser las últimas malas noticias de la noche. Por suerte, el Sevilla tiene una relación muy especial con la competición y el Mudo Vázquez tenía el comodín del público. Su recorte magistral y la transformación del penalti de Banega evitaron el naufragio del pentacampeón en Akhisar.

Escudo/Bandera Sevilla

Europa League

*Datos actualizados a fecha 8 de noviembre de 2018

Escudo/Bandera Akhisar Belediyespor

Europa League

*Datos actualizados a fecha 8 de noviembre de 2018

Comentar

Publicidad
Comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fútbol

El príncipe de Dinamarca fue a la Bombonera y “tiró paredes” con jugadores de Boca

Published

en

Por

Es sabido que muchos de los turistas que pisan Buenos Aires buscan conocer la Bombonera y la cancha de Boca es un imán para el público futbolero. En la tarde del martes el estadio tuvo una visita real: Federico, el príncipe heredero de Dinamarca.

El príncipe heredero de Dinamarca, Federico, fue a conocer la Bombonera.

El príncipe heredero de Dinamarca, Federico, fue a conocer la Bombonera.

En el marco de la visita de la Reina Margarita II de Dinamarca, Frederik visitó las instalaciones de Boca para interiorizarse sobre los proyectos sociales que lleva adelante la Fundación Boca Social.

Mirá también
Se llama Riquelme e hizo un caño igual al de Román contra Yepes

El heredero al trono fue recibido por el secretario general del club, Christian Gribaudo, y los jugadores xeneizes Cristian Pavón, Paolo Goltz y Florencia Quiñones.

El príncipe heredero de Dinamarca, Federico, fue a conocer la Bombonera.

El príncipe heredero de Dinamarca, Federico, fue a conocer la Bombonera.

El príncipe recorrió el estadio y “tiró paredes” con los jugadores de Boca. El lema de la visita fue “el deporte como una herramienta de integración e inclusión”.

Mirá también
Mauricio Macri recibió a la reina Margarita II de Dinamarca

La Embajada de Dinamarca en Argentina apoya al programa Liga del Potrero femenina, que se involucra  a través del deporte en la vida educativa, social, personal y familiar de más de 300 mujeres de entre 12 y 18 años.

Comentar

Seguir leyendo

Deportes

“El Barça llegó antes y pagaba más… pero preferí el Madrid”

Published

en

Por

Vinicius concedió su primera entrevista en España a Manu Carreño en el programa El Larguero de la Cadena SER. El extremo brasileño del Real Madrid, a sus 18 años, y en plena recuperación de su lesión en los ligamentos tibioperoneos de la pierna derecha, no eludió ningún tema y confesó cómo se gestó su llegada al conjunto blanco.

Foto de Vinicius Junior

-¿Cómo se encuentra, ahora que está lesionado?

-Muy bien. Mejorando poco a poco, en poco tiempo vuelvo. Estoy trabajando bien para que sea lo antes posible.

-La lesión le llegó en un momento en que brillaba…

-Cuando pasó, noté que estaba un poco roto. Intenté jugar el próximo balón, pero no podía… Las lágrimas eran de impotencia, de dolor, por cómo estaba el partido. Pensé en todo. En la selección también, era la primera vez que iba convocado…

-Puso en sus redes: “Me está pasando todo muy deprisa”.

-Sí. Casemiro y Marcelo hablan conmigo y me dicen que tenga un poco de paciencia. Llegué con 18 años y empecé a jugar. Cuando salí de Brasil, nadie podía decir que iba a jugar en mis primeros seis meses.

-¿Quién es Vinicius?

-Un chico que tiene muchas ganas de ganar mucho con el Madrid. Jugar con los mejores del mundo creo que es un logro para mí y para mi familia, que siempre me ha ayudado mucho para llegar aquí. Con la cabeza tranquila para jugar sólo al fútbol. Nada más.

Escudo/Bandera Real Madrid

-¿Cómo fueron sus inicios?

-Empecé con cuatro años. Jugaba de extremo también.

-¿Y cuándo supo del interés de equipos europeos?

-Con 16 o 17 años, jugando el Sudamericano Sub-17. Mi padre me dijo que no pasaba nada, que era todo mentira. Sólo me lo dijo cuando llegaron las ofertas del Real Madrid y del Barcelona, para elegir.

-¿Quién llegó primero?

-El Barça; luego, el Madrid.

-¿Y qué pensó?

-En visitar Madrid y Barcelona para elegir un proyecto. Marcelo llegó con 18 años y jugó, Asensio estaba jugando… Eso nos ayudó para elegir al Madrid.

-Los mejores se pelearon por intentar su fichaje…

-Elegimos al mejor.

“Elegí el mejor proyecto. Creo que no iría al Barcelona nunca”

-¿La camiseta del Barcelona no se la pondría usted?

-No.

-¿Iría algún día al Barça?

-Creo que nunca.

-¿No pensó en poder jugar al lado de Messi?

-No, siempre pensé en qué sería mejor para mí. Mi familia y yo queríamos jugar en el Madrid, vivir en Madrid… Fue así desde el principio.

-¿Su familia es del Madrid?

-Sí… Bueno, mi padre es del Vinicius Fútbol Club.

-¿Quién le pagaba más?

-Creo que el Barça, pero elegimos no por cuánto me iban a pagar, sino por el mejor proyecto. Y elegimos Madrid. Marcelo habló conmigo, Casemiro también. Me ayudaron mucho.

-¿Por qué no jugaba con Lopetegui? Apenas 12 minutos…

-Acababa de llegar y Lopetegui era un grandísimo entrenador, pero no consiguió hacer bien las cosas aquí. Siempre que hablaba conmigo me decía las mejores cosas para seguir evolucionando. Y cuando jugaba en el Castilla, Solari siempre me recibía muy bien también.

-¿Cómo se sentía en 2ªB?

-Estaba tranquilo. Cuando salí de Brasil sabía que iba a pasar por eso, que iba a jugar en el Castilla y los jugadores del filial siempre me ayudaron mucho en mi adaptación.

-¿Le dolió que cesarán a Lopetegui, pese a que no jugaba?

-Sí. Fue mi primer entrenador aquí, en Europa. Me ayudó mucho en pretemporada. Tenemos que seguir, ahora está Zidane.

-Se despidió también con mucho cariño de Solari…

-Fue el entrenador que me dio la oportunidad de jugar, de hacer mi trabajo. Le tengo cariño porque desde mi llegada, cuando iba a jugar en el Castilla, siempre me decía que haciendo bien las cosas iba a llegar al primer equipo. Meses después subió y me dio la oportunidad.

-¿Le preocupa que, con Zidane, pierda peso en el equipo?

-No. Zidane fue un grandísimo jugador y ahora es un entrenador muy bueno. Entrenar con él es un honor, aunque yo le vi poco… Pero veo vídeos de jugadores del pasado y Zidane era increíble. Casemiro siempre me dice eso y cuando habla con él, siempre se pone nervioso.

-¿Que te hable Zidane es distinto a que lo haga Lopetegui?

-Sí, un poco. Es una leyenda, es un poco especial.

-¿Se hace raro jugar sin competir por títulos?

-Estamos compitiendo con nosotros mismos para que todo esté bien para la próxima temporada. Para volver bien y ganar todo.

-Usted ha sido la mayor alegría del Madrid este curso…

-Me alegro por los aficionados. Me tratan muy bien y siempre que salgo del partido me aplauden mucho. Soy feliz aquí. Por la calle me dicen que soy muy bueno y que voy a seguir mucho tiempo en el Madrid.

-¿Por qué no jugaba con Lopetegui? Apenas 12 minutos…

-Acababa de llegar y Lopetegui era un grandísimo entrenador, pero no consiguió hacer bien las cosas aquí. Siempre que hablaba conmigo me decía las mejores cosas para seguir evolucionando. Y cuando jugaba en el Castilla, Solari siempre me recibía muy bien también.

-¿Cómo se sentía en 2ªB?

-Estaba tranquilo. Cuando salí de Brasil sabía que iba a pasar por eso, que iba a jugar en el Castilla y los jugadores del filial siempre me ayudaron mucho en mi adaptación.

-¿Le dolió que cesarán a Lopetegui, pese a que no jugaba?

-Sí. Fue mi primer entrenador aquí, en Europa. Me ayudó mucho en pretemporada. Tenemos que seguir, ahora está Zidane.

“La puntería la estoy trabajando mucho, si el gol no me sale siento ansia”

-Se despidió también con mucho cariño de Solari…

-Fue el entrenador que me dio la oportunidad de jugar, de hacer mi trabajo. Le tengo cariño porque desde mi llegada, cuando iba a jugar en el Castilla, siempre me decía que haciendo bien las cosas iba a llegar al primer equipo. Meses después subió y me dio la oportunidad.

-¿Le preocupa que, con Zidane, pierda peso en el equipo?

-No. Zidane fue un grandísimo jugador y ahora es un entrenador muy bueno. Entrenar con él es un honor, aunque yo le vi poco… Pero veo vídeos de jugadores del pasado y Zidane era increíble. Casemiro siempre me dice eso y cuando habla con él, siempre se pone nervioso.

-¿Que te hable Zidane es distinto a que lo haga Lopetegui?

-Sí, un poco. Es una leyenda, es un poco especial.

-¿Se hace raro jugar sin competir por títulos?

-Estamos compitiendo con nosotros mismos para que todo esté bien para la próxima temporada. Para volver bien y ganar todo.

-Usted ha sido la mayor alegría del Madrid este curso…

-Me alegro por los aficionados. Me tratan muy bien y siempre que salgo del partido me aplauden mucho. Soy feliz aquí. Por la calle me dicen que soy muy bueno y que voy a seguir mucho tiempo en el Madrid.

-¿Habló con Tite?

-Me dijo que estoy haciendo muy bien las cosas, que me quedara tranquilo para volver cuanto antes y para prepararme para la Copa América.

-¿Siente presión por haber costado 45 millones de euros?

-Tengo presión desde que empecé a jugar con el Flamengo. Cuando fiché por el Real Madrid mucha más, pero siempre escucho sólo a la gente de mi familia para hacer las cosas bien.

-¿Le da igual jugar en el Bernabéu, en el Camp Nou…?

-Pienso que quiero jugar y que juego con los mejores. Eso me deja tranquilo.

-¿Y ahora quién es el mejor?

-Yo (risas). No sé… Neymar.

-¿Le gustaría jugar con él?

-Sí. Iba a jugar con él en la selección, pero los dos nos hemos lesionado.

-¿Y en el Madrid?

-En el Madrid no sé, pero en Brasil lo haremos pronto.

-Insisto. ¿Y en el Madrid?

-Es que no hablo de jugadores que no están en el Madrid.

-Él juega en su posición…

-Ahhh… No sé.

-¿En quién se fijaba cuando empezó a jugar?

-Ronaldinho. Y luego Neymar.

-Entre Messi y Cristiano, ¿quién es el mejor?

-No sé, pero Cristiano es una leyenda del Madrid. Los aficionados le quieren mucho y ganó todo aquí. Hace muy bien las cosas. Pero ni él ni Messi están en el Madrid y nosotros jugamos con los mejores también.

-¿Su mejor cualidad?

-La personalidad.

-¿Y qué debe mejorar?

-La puntería, la estoy trabajando mucho y siento ansia cuando el gol no me sale. Estoy trabajando mucho, sólo tengo 18 años y ya estoy jugando mucho en el Madrid…

Comentar

Seguir leyendo

Fútbol

Se llama Riquelme e hizo un caño igual al de Román contra Yepes

Published

en

Por

Se llama Riquelme, pero no es Román. Tampoco es un familiar del crack de Boca. Es Marcos y juega en el Bolivar de Bolivia. También es argentino y en las últimas horas tuvo una repercusión que superó las barreras del Altiplano haciéndose viral en todo el mundo a través de las redes sociales. Y fue por imitar una de las jugadas más conocidas del hombre que tiene su mismo apellido.

Mirá también
Se retira Louis Van Gaal, un DT exitoso pero que quería cambiar a Riquelme

Marcos, en un partido ante Sport Boys, metió un caño idéntico al que Juan Román le había hecho al colombiano Mario Yepes en un Superclásico de la Copa Libertadores 2000. Claro, fue en otras circunstancias, pero la maniobra llevó a más de uno al recuerdo de aquella noche en la Bombonera.

Marcos Riquelme jugó apenas en dos equipos argentinos antes de cruzar la frontera. Pasó por Fénix y Olimpo de Bahía Blanca antes de pasar por el fútbol chileno, donde vistió las camisetas de Palestino y Audax Italiano.

Mirá también
El Ingeniero Pellegrini no tuvo piedad con Riquelme: "Quería ser el número uno y hacía estupideces"

Actualmente tiene 31 años y es referente del Bolivar, donde ya ganó dos títulos. 

MFV

Comentar

Seguir leyendo

Fútbol

El gran dilema que sufre River: ¿por qué se están lesionando tantos jugadores?

Published

en

Por

El escaso tiempo de vacaciones, el apretado calendario, las exigencias del alto nivel de competencia, el estrés…Son todos ingredientes de un cóctel que le produjo a River varios dolores de cabeza en poco tiempo. Hubo 16 lesiones en apenas dos meses y medio. La mitad de ellas, musculares y la otra mitad, traumáticas.  ¿Cuáles son los motivos? 

Las lesiones no son hechos aislados. Hay que situarlas en un contexto. En primer lugar, River tuvo un final de 2018 agitado, con mucha carga emocional. Hubo un hecho que hasta ese momento era inédito: una final de Copa Libertadores contra su eterno rival. Una final que duró 40 días, con todas las complicaciones que hubo en el medio. Los propios protagonistas admitieron que les causó un gran estrés aquella definición que culminó el 9 de diciembre en Madrid. 

Así y todo, River terminó entero aquel encuentro ante Boca en el Bernabéu. En un muy buen estado físico. Mucho mejor que su rival que tuvo al menos tres jugadores lesionados. El único futbolista de River que había tenido complicaciones y que no pudo estar en la final fue Ignacio Scocco, quien padecía un desgarro en el gemelo derecho del que no pudo recuperarse. El propio delantero, en diálogo con Clarín en la pretemporada en Punta del Este, admitió luego que se apuró por querer estar.

“Mi lesión empezó con una contractura en el gemelo derecho en el partido contra Gremio en Porto Alegre. Después me sentí mejor, jugué contra Estudiantes, se me vuelve a contracturar el gemelo y se venían las finales con Boca. Entonces, el gemelo no tuvo el descanso que tenía que tener por la clase de partido que se venía. A lo mejor si se daba en otro momento, en 15 días estaba recuperado. Pero por querer llegar a jugar ese partido terminé desgarrándome. Era arriesgarme a llegar o romperme. Y lamentablemente me terminé rompiendo”, admitió Nacho.

Justamente, Scocco fue el que inició la racha adversa este año. El delantero volvió a desgarrarse el 13 de enero, en medio de los trabajos de una pretemporada atípica. No sólo por la corta duración (menos de dos semanas) sino también porque la estadía en Punta del Este (estuvieron cinco días) se interrumpió porque las canchas para hacer fútbol no estaban en condiciones. El plantel volvió a Buenos Aires y siguió el trabajo en el predio de Ezeiza y retornó a Uruguay para jugar un amistoso ya pactado con anterioridad contra Nacional de Montevideo. Más que una pretemporada fue una puesta a punto. 

Es que River había culminado la competencia oficial el 22 de diciembre, en el encuentro que le ganó al Kashima Antlers de Japón por el tercer puesto en el Mundial de Clubes. Llegó un día después a Buenos Aires, hubo festejos en el Monumental por la obtención de la Copa Libertadores y las vacaciones recién arrancaron el 24. Apenas 13 días después, el 6 de enero, los jugadores volvieron al trabajo. 

Mirá también
César Luis Menotti: "Tengo pensado reunirme con Gallardo"

River tenía cuatro partidos postergados de la Superliga. Y el calendario que le organizaron fue letal. Arrancó a jugar el 19 de enero (es decir 13 días después de haber retomado los entrenamientos) contra Defensa y Justicia en el Monumental, una semana antes del reinicio del torneo local. Y en el primer mes del año sumó otros tres compromisos oficiales más, dos de ellos que también adeudaba, ante Unión y Godoy Cruz. El restante, frente a Patronato. Y el último encuentro perteneciente al calendario del año pasado lo jugó el 14 de febrero ante Rosario Central. 

Mirá también
Pésima noticia para River: Juanfer Quintero se rompió los ligamentos

Desde que comenzó su competencia oficial, el 19 de enero, hasta el 17 de marzo (el último que jugó por ahora, ante Independiente) River disputó 14 partidos en 58 días, lo que marca un encuentro cada 96 horas. Lo que refleja que el tiempo de recuperación fue escaso entre un compromiso y el otro. En el mismo lapso, en 2018 había jugado 10 partidos; en 2017, 3 (por la huelga); en 2016 fueron 10 y en 2015, 8. En lo que va de este año River es el equipo argentino que más encuentros disputó (lo siguen Boca, Defensa y Justicia y Talleres, con 12). 

Mirá también
Los mensajes de aliento para Juanfer Quintero tras su dura lesión

De las 16 lesiones que hubo en lo que va del año, la mitad fueron musculares. La mayoría de ellas leves. El más afectado fue Scocco, con un desgarro en el gemelo derecho. El resto fueron distensiones o sobrecargas. En tanto, las otras lesiones fueron traumáticas. Las más duras:  Juan Fernando Quintero (rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda), Milton Casco (fractura de la clavícula derecha) y Exequiel Palacios (fractura del peroné derecho). Esas dolencias se produjeron por el impacto en las acciones de juego. Y River afronta los partidos con un alto nivel de intensidad. 

¿Podrían haberse atenuado, las lesiones de Palacios y Quintero si los médicos hubieran notado el problema con anterioridad? Es que el juvenil jugó rengo los últimos 15 minutos del clásico contra Racing tras la patada que recibió de Darío Cvitanich. Y luego del encuentro se informó que sólo se trataba de un golpe. Por su parte, el colombiano terminó el primer tiempo del clásico ante Independiente con dolor en su rodilla izquierda tras el choque con Nicolás Figal. Sin embargo, salió a la cancha en el segundo tiempo y 11 minutos después se lesionó luego de trabar con Fabricio Bustos. 

La de Juanfer Quintero fue la última lesión de una racha adversa. No hay que pasar por alto que el colombiano venía de un pequeño bajón futbolístico y mal de ánimo tras la muerte de su abuelo hace tres semanas. Le dieron licencia para que pueda viajar a Medellín a despedirlo. Para él era como un padre, ese padre al que casi no conoció porque fue desaparecido en Colombia cuando él tenía dos años.   

El mal de las lesiones no solo aqueja a River. Pareciera ser un fenómeno globalizado. A fin de 2018, el diario Marca de España consignó en una nota (“El Madrid paga el precio de la gloria”, se titulaba) la gran cantidad de lesiones que tuvo el Real Madrid, campeón del mundo. Fueron 43 durante el año y afectaron a 20 jugadores del plantel. Y el Atlético de Madrid tuvo 27 lesiones en los primeros seis meses de la temporada 2018/19.

Las 16 lesiones, caso por caso

1- Ignacio Scocco se desgarró en el gemelo derecho el 13 de enero en plena pretemporada. Se perdió seis partidos y estuvo disponible un mes después de esa lesión, la misma que lo había dejado afuera de las finales de la Libertadores.

2- Lucas Martínez Quarta padeció una sobrecarga muscular en el isquiotibial derecho y faltó al partido con Unión (enseguida tuvo descanso ante Patronato).

3- Juan Fernando Quintero tuvo una tendinitis en el isquiotibial izquierdo a fines de enero que le impidió estar disponible ante Godoy Cruz.

4- Enzo Pérez sufrió una sobrecarga muscular en el isquiotibial de la pierna derecha que lo dejó afuera del partido con Vélez, el 3 de febrero.

5- Gonzalo Montiel recibió una dura patada ante Vélez y terminó con un esguince en el tobillo derecho. Se entrenó diferenciado toda la semana pero pudo estar en el partido siguiente (Racing).

6- Enzo Pérez padeció una distensión muscular en el recto de la pierna izquierda que lo dejó al margen de los partidos con Central, Banfield y San Martín de Tucumán.

7- Exequiel Palacios sufrió la fractura proximal del peroné derecho frente a Racing, el 10 de febrero. Desde entonces, ya se perdió ocho partidos.

 8- Gonzalo Montiel terminó el partido con Banfield (el 17 de febrero) con un esguince en la rodilla derecha que le impidió estar ante San Martín de Tucumán y Newell’s.

9- Kevin Sibille, el joven que es recambio en la zaga central, padeció una distensión en el recto anterior izquierdo en Reserva.

10- Milton Casco se fracturó la clavícula derecha apenas comenzado el partido con San Martín de Tucumán (24 de febrero). Desde aquella tarde ya pasaron cinco partidos.

11- Ignacio Fernández, también contra San Martín de Tucumán debió salir en el primer tiempo por una leve lesión muscular en el isquiotibial izquierdo. Se perdió el partido con Newell’s.

12- Robert Rojas terminó aquel partido con San Martín de Tucumán con un leve esguince en el tobillo derecho. Se entrenó diferenciado pero llegó al partido con Newell’s.

13- Ignacio Scocco volvió a asustar a todos en una práctica por una entesitis en el aductor derecho. Igual, volvió a una cancha cinco días después (el 2 de marzo) y le metió un gol de penal a Newell’s.

​14- Robert Rojas, en ese partido con Newell’s, debió dejar la cancha en el entretiempo por un esguince en el tobillo izquierdo. 

15- Enzo Pérez no estuvo a disposición ante Independiente por una sobrecarga muscular en el recto de la pierna izquierda.

 16- Juan Fernando Quintero sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. Lo operarían entre el jueves y el sábado y estará, como mínimo, seis meses sin jugar.

La visión desde la psicología 

Por: Licenciado Raúl Barrios*

Hay que hacer una primera consideración en el tema lesiones. El mayor porcentaje se produce por traumatismos o golpes, vinculados a la actividad deportiva, sobre todo en aquellos deportes abiertos y de contacto como el fútbol. Después hay otro porcentaje que se explica por factores psicológicos. Hay cuestiones que generan estrés y no hay estrategias para afrontarlas adecuadamente.

El cuerpo es como una caja de resonancia. Llega a niveles de tensiones que no soporta y se rompe. Por eso hay que indagar algunas cuestiones de la previa a la lesión, saber qué pasó antes. Conocer el estado de ánimo previo, los problemas que puede estar atravesando el jugador, que se haya enterado de de la enfermedad o la muerte de algún familiar. Si tuvo discusiones con alguien, si vivió situaciones que puedan generarle tensiones. O qué sintió en la previa a un partido importante o a una convocatoria trascendental para su carrera.

Eso es lo que nosotros indagamos cuando abordamos al futbolista lesionado. También hay que indagar la prevención. Yo he atendido a jugadores que no se vendan o que usan canilleras livianas porque les molestan las más duras. Hay a veces omnipotencia de los futbolistas que terminan en lesiones. Puede haber también deficiencias en el entrenamiento invisible, que es aquel que se realiza cuando el jugador no está bajo las órdenes del cuerpo técnico y médico. Y esa parte es responsabilidad del atleta. Qué actividades realiza por fuera del entrenamiento y las competencias, a qué hora se acuesta, qué come, qué hace en su vida privada.

Para comprender de manera cabal la vinculación lesión/psicología, es interesante hacer referencia al modelo de Anderson y Williams que básicamente lo que hace es plantear que, por ejemplo, un evento deportivo importante se puede transformar para el deportista en una situación amenazante o que se percibe como tal. Eso genera una alteración en algunas características psicológicas como puede ser la atención periférica. Hay factores estresantes. Entonces, se puede producir una pérdida de atención o concentración o tensión psíquica y muscular y sobreviene la lesión. Para explicar este modelo se toman en cuenta algunas cuestiones como la personalidad del futbolista, su historial de lesiones, y cómo afronta y reacciona ante los estresores vitales, que son episodios importantes de su vida, como un casamiento, divorcio, mudanza, nacimiento de un hijo, pérdida de un trabajo.

¿Qué se hace en estos caso? Se trabaja en la prevención con los atletas y posteriormente a la lesión en el proceso de rehabilitación, teniendo en cuenta que lleva tiempo, sobre todo si se trata de una lesión grave. Al deportista lo que más le molesta es estar parado por esa lesión. Y en ese momento la cabeza juega un rol importante para la preparación de la vuelta a la competencia. Hay un proceso que se desencadena tras la lesión que es inevitable, que es el enojo y la negación. Luego, sobreviene inevitablemente un período de depresión natural y después la aceptación de la lesión. Recién ahí el jugador puede empezar a trabajar en su recuperación. Es como un proceso de duelo. La lesión implica una pérdida, de status, de condición física, de identidad. Los jugadores lesionados, por lo general, tienden a aislarse, pero al jugador lesionado no hay que marginarlo porque sigue siendo parte del plantel.

*Psicólogo especialista en deportes, titular de la cátedra de Psicología en el deporte de la Universidad de Buenos Aires.

EG​

Comentar

Seguir leyendo

Deportes

Veronique Rabiot: “Mi hijo es un rehén; otros pueden ir a Carnaval”

Published

en

Por

Veronique Rabiot ha estallado en una entrevista para L’Equipe por el trato que está dando el París Saint Germain a su hijo. La madre del futbolista francés cargó duramente contra la directiva parisina: “Mi hijo es un prisionero en el PSG, un rehén. Lo único que ha pedido es cumplir su contrato y que se le respete. Le sancionan por no viajar a Qatar cuando su abuela murió y su padre estaba moribundo. Es un rehén“.

Foto de Rabiot

Además, para la madre de Rabiot, Neymar tiene un trato favorable por su condición de estrella: “En el PSG se sanciona a jugadores que llegan seis minutos tarde a una charla de un partido y a otros, aun estando lesionados, se les permite viajar por el mundo e ir a los carnavales“. También ha confirmado que su hijo sigue entrenando, a pesar de tener prohibida la entrada a las instalaciones: “No quiero decir dónde, con quién y cómo. Pero claro que lo hace. Un futbolista de alto nivel sin estar lesionado no puede quedarse trece días sin entrenar“.

Escudo/Bandera PSG

Rabiot, siempre según las palabras de Veronique, “vive muy mal todo lo que está pasando“. Incluso defiende la salida nocturna de su hijo después de caer eliminado en octavos de final de la Champions contra el Manchester United: “¡El PSG también quiere cuidar la vida privada de Adrien cuando ya no le quiere!, quiere que se ponga su pijama a las nueve en punto, antes de los partidos. Que se siente frente a la televisión y se vaya a la cama a las once. ¿Estas personas no conocen el ritmo de vida de los jugadores”.

Comentar

Seguir leyendo

Publicidad

Política

Publicidad

Facebook

Publicidad

Deportes

Publicidad

Provincias

Publicidad

Publicidad