Connect with us
[the_ad_group id="89"]

Economía

LA DEMOCRACIA DE LOS USUREROS

Mientras tanto, el gobierno de Macron toma una medida ejecutiva, determina la «reforma de las pensiones» y la extensión del tiempo de cotización y servicio. Afirma que el “sistema se romperá” si esto no sucede. Curiosa coincidencia. El banco no puede quebrar -demasiado grande para quebrar- y el Estado entra como último recurso pagador. El derecho de la mayoría trabajadora, sin embargo, queda siempre en un segundo plano. ¿Es esto “democrático”?

Published

on

Bruno Lima Rocha (@blimarocha) – abril de 2023

Hay un problema fundamental en el análisis político contemporáneo. El siglo XXI demuestra que el capitalismo que genera algún grado de Bienestar necesita ser controlado. No por casualidad, las economías punteras de la nueva integración euroasiática (China, Rusia e Irán) cuentan con espacios para la iniciativa privada -incluso oligopolios en áreas sensibles-, pero responden en última instancia al Estado y, en concreto, al Poder Ejecutivo.

Es decir, al final del día, cualquier fracción de la clase dominante de estos países estará subordinada a las élites gobernantes. Y el acceso a las carreras estatales otorga una trascendencia superior al juego enfermo de las puertas giratorias de occidente. Ninguna de estas formas de vida en sociedad es «socialista» y podemos caracterizar el régimen y parte del modo de producción del viejo modelo soviético siendo aún vigente en Corea del Norte y Cuba. Estamos hablando de economías capitalistas bajo el control final del Poder Ejecutivo, algo que se puede ver, en mayor o menor medida, en China, Rusia e Irán, y en menor grado de desarrollo, en otras economías asiáticas. Incluso las “economías de mercado”, como Hindustán (India), tienen una planificación severa en sectores estratégicos, como la producción de arroz. Así, en el segundo país más poblado del mundo, “el agro no es pop” como dicen los medios hegemónicos de Brasil. Ironías aparte, el concepto es simple: la producción de alimentos es una cuestión de seguridad nacional y no necesariamente del equilibrio de las exportaciones a través de una cadena de valor subsidiada.

Volviendo al tema de “democracia X autoritarismo”, la clasificación de sociedades autoritarias o con poder de veto y censura es absolutamente correcta, sin tapujos. Pero el cinismo de las “democracias” bajo el control de los usureros no aporta ninguna virtud superior, sino todo lo contrario. Es falsa la polémica de que sólo el capitalismo trae la libertad individual, así como es absolutamente correcta la caracterización de que ese mismo capitalismo sólo está controlado o por el Poder del Estado, o por un nivel muy intenso de lucha de clases, generando una incapacidad casi parcial de gobierno, tal es el caso de Francia en este momento de imposición de pérdida de derechos. Así, a la economía capitalista en su etapa de acumulación financiera, o está controlada desde arriba, o muy peleada desde abajo.

En Brasil, ¿quién gobierna? ¿Quien esta a cargo?

Veamos una serie de reflexiones lógicas y evidencias tomando la mayor economía de Latinoamerica como ejemplo. El costo de giro de la deuda pública brasileña es del 6% del Producto Interno Bruto (PIB) al año. El Banco Nacional de Desarollo Económico y Social (el BNDES, el mayor banco de fomento e instrumento de industrialización del país) – en el modelo post Lava Jato (la Operación de Lawfare que abaló Brasil de 2014 a 2021) – presta el 1% del PIB. La meta del gobierno elegido en octubre de 2022 es duplicar el tamaño de la banca de desarrollo, llegando al 2% del PIB y retomando así la política industrial. Eso es lo que el núcleo de banqueros y usureros (conocidos por los brasileños por su Avenida Faria Lima, en São Paulo capital, donde concentran las directivas de la banca y fondos) y los prestamistas extranjeros no quieren y fuerzan sus “emisarios” en el Comité de Política Monetaria del Banco Central de Brasil (COPOM) para expandir el chantaje contra la economía brasileña.

Las puertas giratorias están abiertas de par en par, tan explícitas como la analogía de la de tasa interés (8% de ganancia real proporcionada por una tasa básica de títulos de la deuda pública de 13,75% determinada por el COPOM) con la pornografía que hizo el presidente de la Federación de Industrias del Estado de São Paulo (FIESP, la más importante federación industrial del país). Una vez que dejen sus cargos de confianza en el Banco Central, la «cuarentena» para los consejeros del Comité de Política Monetaria y otros que ocupen funciones similares en sectores sensibles de la economía es de 180 días. Luego de operar dentro del aparato del Estado, privilegiando el gran capital especulativo en su mayoría, pasan 6 meses en casa cobrando su último salario y ofreciendo charlas “pro bono”.

Pasado ese plazo, serán contratados a su peso en oro a empresas que se beneficiaron de estas mismas personas, quienes toman las principales decisiones que empobrecen a la sociedad y benefician a los que ya tienen mucho. Otra posibilidad es ser reclutados por «clientes externos», como los negociantes de deuda pública controlados por el capital transnacional (en la última lista del Banco Central de Brasil estaban Goldman Sachs, Merrill Lynch y la francesa BNP Paribas) o se unirán al Grupo del Banco Mundial y defenderán al imperialismo con más efectividad que un portaaviones gringo.

Invito a cualquiera que lea estas líneas torcidas a revisar el historial de estas instituciones financieras y ver el volumen de “escándalos” con los que están directamente involucrados. No es una teoría de la conspiración, es un hecho.

En las “democracias occidentales”, ¿dónde está el poder real?

La quiebra de Silicon Valley Bank está directamente relacionada con las inversiones arriesgadas de los gigantes vecinos de alta tecnología. ¿Bien? No. Vamos a ver. Las Big Techs del Valle del Silicio ganaron USD 1,5 billones en 2022. Y sin embargo evaden impuestos, huyen de la responsabilidad legal por discurso de odio y no dejan de espiarnos. ¿No sería posible hacer un término de compromiso en los EE. UU., como el Término de Ajuste de Conducta (TAC), un acto del Ministerio Público (Fiscalía brasileña) con la fuerza de un fallo judicial que obliga a estas empresas cubrir el déficit financiero que esos mismos ejecutivos ayudaron a crear? Lo hicieron? No.

Otro debate sustantivo es necesario. ¿Existe una «gestión imprudente» y una «contabilidad creativa» cuando, de hecho, los directores gerentes están «negociando sin fondos líquidos» y aumentando el riesgo real todo el tiempo? ¿Hay aleatoriedad cuando hay información perfecta ante los decisores finales? La “nueva ruptura” de la cadena bancaria se producirá probablemente en Francia. BNP, Societé Generale, Exane, Natixis y el siempre presente HSBC fueron investigados por la Fiscalía Nacional de Finanzas (PNF) y el proceso avanza. Los cargos son fraude y evasión fiscal avanzada.

Mientras tanto, el gobierno de Macron toma una medida ejecutiva, determina la «reforma de las pensiones» y la extensión del tiempo de cotización y servicio. Afirma que el “sistema se romperá” si esto no sucede. Curiosa coincidencia. El banco no puede quebrar -demasiado grande para quebrar- y el Estado entra como último recurso pagador. El derecho de la mayoría trabajadora, sin embargo, queda siempre en un segundo plano. ¿Es esto “democrático”?

La fábrica de mentiras a favor de la usura

¿Cómo pueden estas instituciones bancarias simplemente «quebrar»? No pueden a menos que estén operando muy a cortísimo plazo y abundante «gestión imprudente». Suena repetitivo, pero ¿entiendes? Todavia no. ¿Y porque? Porque son términos autorreferenciales del «mercado financiero», de miles de profesionales muchas veces vendiendo solo un instrumento que no es más que una apuesta matematizada con algún lastre (cuando lo tienen, o sistemas colaterales cuya punta de garantía está oculta).

En 2008 se negociaron “derivativos” sobre viviendas que tenían hipotecas vencidas, o inmuebles con más de cinco hipotecas encima y cuyo comprador no contaba con dinero, trabajo o bienes para avalar o garantizar el seguro de compra. Ese juego se llamaba Trading Toxic Assets o Ninjas (Sin ingresos, sin trabajo, sin activos desde la traducción en inglés).

¿Es esto una excepción? No, es la regla. No pasan de pirámides financieras (Esquema Ponzi) para quienes no tienen ingresos es la parte más básica del juego, pero operar sin garantías es una regla. Cuanto mayor sea el poder de la usurpación de préstamos con personas jurídicas, más «riesgo sistémico» tendrá el mundo de las finanzas. ¿Y quién está financiarizado? Prácticamente todas las Corporaciones Transnacionales (TNC) con relaciones de poder y privilegio dentro de los gobiernos occidentales.

¿Qué pasa con las transnacionales no occidentales o las de países con gobiernos autoritarios? En general, no tienen tanta autonomía e incluso cuando cometen delitos, como la quiebra de Chipre en 2013 (operando como lavado de capital de los oligarcas rusos pero bajo tutela de la Unión Europea) o la mega constructora china Evergrande, las amenazas reales de castigo no compensan más riesgos Es justo lo contrario de lo que sucede en las economías capitalistas anglosajonas, europeas o asiáticas aliadas de la OTAN, como Corea del Sur y Japón.

¿Y quién sabe sobre eso? Todos, es decir, todos los que tienen poder real de decisión y que, en general, están involucrados en estos mismos fraudes. Buena parte de los que enseñan ciencias económicas también saben. Pero luego la hegemonía del pensamiento único neoliberal es cuestionada dentro de los círculos académicos y los estudiosos más serios. En la opinión pública y en la prédica del “emprendimiento”, el sentido común de la doctrina sinsentido de la “economía” neoclásica opera como base doctrinal (y fantasía ahistórica) de la usura y la especulación financiera como fracción de la clase dominante por encima de los poderes estatales.

No hay democracia plena (con derechos sociales y económicos) posible con el poder de decisión secuestrado por parásitos financieros.

Bruno Lima Rocha es politólogo (PhD), periodista profesional y profesor de relaciones internacionales ([email protected] / www.estrategiaeanalise.com.br)

El personaje del demónio es un banquero y usurero.

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *