Conéctese con nosotros

Actualidad

La obsesión de la “Opo” con el Plan de Inclusión Social

Publicado

Activar

En los últimos días, flota por medios opositores y agrupaciones políticas un agregado de críticas y fake news respecto al Plan de Inclusión Social y sus beneficiarios y beneficiarias.

Hace poco, un colega me dijo que la idea de la oposición puntana radica en ensuciar la cancha en temas que, en principio, son sensibles para la sociedad. Salud y seguridad, sobre todo el novelesco tratamiento del caso Guadalupe, fueron algunos de los ejes de la campaña opositora en San Luis.

Este año, después de unas largas vacaciones – literal-, el sector que responde al diputado, ex senador, Claudio Poggi puso como bandera atacar al Plan de Inclusión y sus beneficiarios y beneficiarias. El objeto es denostar al Gobierno que prevé una conversión necesaria en la Ley de Inclusión Social.

Pero esta “psicosis”, no es novedosa para el ex gobernador, ex peronista, ex, ex y ex. La obsesión se define como la “Preocupación o idea que domina y acapara la atención intelectual y que siempre va acompañada de un penoso sentimiento de ansiedad”. Esto pinta de lleno, el momento que pasa Poggi con respecto al plan. Su mutación o mudanza intelectual al neoliberalismo porteño, le acomodó su polémica posición frente a los planes sociales y la asistencia del Estado a los sectores más vulnerables.

Publicidad

La fórmula no cierra en su concepción gubernamental, o cierra, pero con la gente afuera. La meritocracia dibujada de emprendedurismo, baja la línea o hace creer a sus lectores que la persona que es pobre, no hizo nada para salir de esa condición. Poggi siempre se distanció de la concepción que el peronismo considera “Justicia Social”, solo con ver el último ministro de Desarrollo Social que tuvo su gestión, dibuja el pensamiento y hace visibles las nociones que maneja su círculo cercano.

En contradictorio que nombres a los que solo se les conoce su participación en el Estado, se pongan en contra de la presencia del Estado. El plan ha sido un salvataje, no solo a quienes tienen el beneficio, sino también al consumo en San Luis. Es dinero de la provincia que queda en la provincia.

¿Qué es un plan social? Es una asistencia de urgencia hacia sectores que no pueden cubrir necesidades mínimas. Tras verificar que esa persona y su familia no pueden alcanzar a cubrir las necesidades básicas de techo, alimento, educación y salud, el Estado otorga “planes” de diferentes categorías bajo el rótulo de “asistencia”.

Pero por qué sigue el plan. La explicación es sencilla, las políticas neoliberales de Macri -actual meca del poggismo- y la pandemia por el COVID destruyeron el poder adquisitivo rápidamente y aumentaron el desempleo. La contención social y la herramienta que los Estados pusieron en marcha para paliar este flagelo fue no dejar de asistir a quien más lo necesita.

Esto molestó a algunos sectores, como el de San Luis Unido. Que tuvo la mala fe durante el 2021, de suspender las medidas de reconstrucción económica que el Gobierno de San Luis otorgó a distintos sectores sociales luego de la pandemia. En este marco se encuentran los ataques al plan y la subestimación a quienes son parte del mismo.

Publicidad

La máquina de impedir versión 2022 está en marcha, la crítica inusitada también y los destinatarios lo más humildes. Esos que si no te siguen son “planeros” o bien utilizados por algunos “punteros” que están furiosos por tener que dejar usar la “mano de obra” que planes nacionales les confieren.

Publicidad
Haga clic en el comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *