fbpx
Conectá con nosotros

Promocionado

Labios neón: el detalle ochentoso en el maquillaje para esta primavera

Published

en

Usá tus ← → (flechas) para navegar

Para crear un punto de atención único en el maquillaje, esta primavera la opción de moda serán los labios en tonos flúo, vibrantes y que brillan en la oscuridad.

Muy asociados a la moda de los 80, estos colores dejarán de lado su impronta playera y ultra teen y se posicionarán como una opción urbana.

El naranja será el tono de esta temporada (Foto y makeup Bettina Frúmboli).

El naranja será el tono de esta temporada (Foto y makeup Bettina Frúmboli).

Sus puntos a favor:  “potencian el makeup de una forma inimaginable, agregan luminosidad a la sonrisa, dan un aire fresco y resaltan el bronceado”, explica la makeup artist Bettina Frúmboli.

La diferencia con las versiones originales es que, “con la evolución de la cosmética, los pigmentos cambiaron y ahora se ven mucho más brillantes”, agrega la maquilladora Connie Moreno.

El makeup que viene: una temporada con nuevos colores y texturas
Los tonos neón brillan en la oscuridad (Mac).

Los tonos neón brillan en la oscuridad (Mac).

Una paleta infinita

Las opciones neón van desde tonos más convencionales hasta los más extravagantes. La clave estará en buscar aquellos que se adapten al estilo y el look de cada una y que mejor concuerden con los rasgos personales.

Aunque habrá muchos puntos para tener en cuenta, en líneas generales, “en las pieles más blancas o con una tendencia al rosado, los colores magenta, fucsia y berry serán lo acertado. Mientras que en cutis trigueños o morenos, quedarán mejor los colores mandarina o coral”, resume Moreno.

Si se piensa en las versiones más osadas, “las morochas se beneficiarán con los violetas -desde los lilas hasta los más intensos; y los verdes y azules, sólo quedan reservados para las más jóvenes y que buscan una apuesta arriesgada”, completa Frúmboli.

Para subirle la apuesta al maquillaje, la propuesta de esta temporada son los labios neón (Dior).

Para subirle la apuesta al maquillaje, la propuesta de esta temporada son los labios neón (Dior).

Makeup con glitter: guía para incorporar brillo en los looks

El look completo

Ni hace falta aclarar que este tipo de labiales se llevará la máxima atención. Por eso, el consejo de las maquilladoras es que las demás áreas del rostro acompañen y no compitan con este recurso. Para ello, Frúmboli da algunas sugerencias.

Las sombras discretas, en tonos tierra o con algún pequeño brillo, formarán el dúo más apropiado.

Si se trata de un makeup de día; la piel con una base liviana, los labios en un rosa o coral flúo y las pestañas remarcadas serán el formato ideal.

Para una alternativa nocturna se puede subir la apuesta al sombreado de los ojos con un toque de glitter o utilizando tonos más oscuros. Siempre como complemento de la boca.

También hay que tener en cuenta que “al ser tan llamativos, es importante que los dientes tengan un tinte bien blanco y no, amarrillento y que estén impecables. En especial, cuando se elige un producto violeta o azul”, completa Moreno.

Smokey eyes 2018: nuevos tonos para el maquillaje de ojos esfumado

¿Cómo aplicarlos?

Bettina Frúmboli da los pasos fundamentales.

1. Delinear el contorno, con un lápiz de un tono similar al labial o uno nude o beige.

Cada una puede elegir el labial enón que más la favorezca (Mac).

Cada una puede elegir el labial enón que más la favorezca (Mac).

2. Aplicar una capa ligera de base, para neutralizar el color.

3. Colocar el labial elegido con un pincel. Lo mejor será colorear el centro del labio y continuar hacia afuera. Una vez colocada la primera capa, presionar con un papel tissue para eliminar el exceso de pigmento y volver a pintar.

¡Lista para brillar e impactar!

Bettina Frúmboli es influencer regional de belleza, makeup artist de celebrities en Argentina y dirige una escuela de maquillaje. Connie Moreno es maquilladora profesional, especialista en maquillaje aerográfico y dirige su escuela.

Maquillaje metálico: los sí y los no de la tendencia 2018
Maquillaje de rescate: tips fáciles para ocultar marcas indeseadas de la piel
Usá tus ← → (flechas) para navegar

Debate
0 Usuarios (0 Votos)
Me encanta0
Me enfurece0
Una estupidez0
Lo que dice la gente Dejá tu rating
Sort by:

Be the first to leave a review.

User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Dejá tu rating


Clic para comentar

Deja un comentario

Misceláneos

No tener un ministerio de Salud tiene sus costos

Published

en

Por:

Noticia posterior
Usá tus ← → (flechas) para navegar

En la última década muchos Ministerios de Salud han sido reformados reorientando sus estructuras y funciones para reducir la cantidad de unidades organizativas como las secretarías, subsecretarías y direcciones, que en Argentina se han multiplicado. Sin embargo, ningún país decidió prescindir de tener un ministerio.

Países con alta federalización (Canadá), regionalizaciones (España e Italia) o un avanzado grado de municipalización (Suecia o Brasil), han propiciado la reingeniería de los ministerios, revisando sus competencias y estructuras, pero nunca las han eliminado.

Hace falta preservar la existencia de un Ministerio de Salud a nivel nacional por motivos políticos, económicos, jurídicos y administrativos.

¿Degradación de la salud pública?

a) Políticos: la necesidad de contar con una gobernanza y rectoría para regular, articular y modelar conductas de actores e intereses de un sistema de salud segmentado. Bajar la jerarquía del ministerio puede debilitar esta capacidad. La existencia de una cartera a nivel ministerial con competencia sectorial se justifica por la necesidad de una estrategia para definir prioridades, coordinar, regular y modelar las conductas. La pérdida de la jerarquía contribuye a debilitar y desconocer la necesidad de una instancia superior que dirima conflictos y sirva de interlocutor con los diferentes actores.

Protestas por la recategorización del Ministerio de Salud en Secretaría. Foto: NESTOR GARCIA

Protestas por la recategorización del Ministerio de Salud en Secretaría. Foto: NESTOR GARCIA

b) Económicos: en salud, mercado sin un estado fuerte es mercado negro.

c) Jurídicos: las particularidades sectoriales y de los mercados de medicamentos y tecnologías implican la necesidad de una autoridad con jerarquía superior.

d) Administrativos: incorporar a Salud como una Secretaría dentro de un Ministerio de mayor jerarquía plantea el problema que las organizaciones que poseen una misión con demasiado alcance (Ministerio de Salud y Desarrollo Social) alcanzan poca eficacia en su cumplimiento.

Las reformas sectoriales de los últimos años han respondido a un corte netamente financiero. Para recobrar la solidaridad, universalizar el acceso e integrar el sistema de salud tanto a nivel nacional, provincial como municipal, es necesario contar con un comando central. Esto no significa, limitar las autonomías de las jurisdicciones provinciales, sino por el contrario, la federalización debe hacerse cambiando las funciones del Ministerio de Salud a nivel nacional, antes que bajándole su nivel. La reducción de jerarquía de la cartera de salud puede ser susceptible de las siguientes críticas: la medida no reduce gastos y, si lo hace, es a un alto costo sanitario en la medida que los recursos destinados a las funciones administrativas o de apoyo se mantienen, no se plantearía una reducción significativa de los gastos, ni se reduciría la burocracia.

El Gobierno garantiza la continuidad de "todos los programas" pese a la reducción de ministerios

Estructuras organizativas que reúnen competencias de naturaleza tan diversa como la del Ministerio Salud y Desarrollo Social presentan modelos de gestión burocratizados y con lentitud para la toma de decisiones, concentrando en la cabeza del ministro altos volúmenes de trabajo. El área sanitaria, por sus características, debe dar cuenta de las emergencias, lo que implica rapidez y muchas veces autorizaciones de montos de dinero que superan a los autorizados por la Ley de Administración Financiera para los secretarios.

Sería un error justificar la eliminación del Ministerio de Salud de Nación, por considerar debilidades, errores y ausencia de políticas sustantivas de salud de los últimos años.

El fortalecimiento de las funciones de regulación, la evaluación de tecnologías sanitarias, la investigación sobre nuevas fuentes de financiamientos y evaluación del impacto del gasto en cada jurisdicción; el desarrollo de incentivos a la productividad y calidad en salud, serían algunos de los roles que el área de Salud del Gobierno nacional debería fortalecer.

Sebastián Tobar es sociólogo, UBA. Magister en salud pública con orientación en políticas públicas y salud (ENSP/FIOCRUZ)

Noticia posterior
Usá tus ← → (flechas) para navegar

Debate
0 Usuarios (0 Votos)
Me encanta0
Me enfurece0
Una estupidez0
Lo que dice la gente Dejá tu rating
Sort by:

Be the first to leave a review.

User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Dejá tu rating


Continuar leyendo

Tendencia