Conectá con nosotros

Economía

Llega la misión del FMI: revisa metas para desembolsar otros US$ 10.700 millones

Hoy comienzan las reuniones con funcionarios y líderes de la oposición, incluidos los sindicalistas. Inquietud del organismo por el marco de política que va a regir desde 2020. http://www.clarin.com/economia/economia/llega-mision-fmi-revisa-metas-desembolsar-us-10-700-millones_0_0lyopP0La.html

Economía

Más de un millón y medio de personas compraron moneda extranjera en julio

En julio, más de un millón y medio de personas compraron moneda extranjera, un 21% más que en junio, mientras 550.000 personas vendieron billetes , “cifra que aumentó con respecto al mes previo”, de acuerdo a la “Evolución del Mercado de Cambios y Balance Cambiario” del Banco Central (BCRA).

Por esos movimientos, la demanda neta de moneda extranjera de las “personas humanas” sumaron U$S 2.177 millones. En billetes, las compras netas totalizaron U$S1.701 millones y U$S 477 millones en otras operaciones. “Parte de estas compras netas tiene como destino el aumento de los depósitos en el sistema financiero local, que aumentaron unos U$S 1.200 millones en el mes, y en el uso en viajes al exterior”, aclara el Informe del BCRA.

En tanto hubo una salida de capitales ( “formación de activos externos”) por U$S 2.951 millones, por cambios de carteras y venta de bonos,  sumando en 7 meses un total de U$S 13.827 millones.

Entre los “Inversores Institucionales y otros”, como fondos de inversión, fondos de pensiones, fondos de cobertura, compañías de seguros tanto residentes como no residentes, hubo compras netas de US$ 1.456 millones, “resultado que evidenció un incremento de U$S 800 millones con respecto a igual mes del año previo”. Las operaciones más significativas de este sector se deben “a cambio de cartera” con salida neta por U$S 1.456 millones. 

Esas operaciones se informan como “activos externos”, incluyen inversiones de cartera con egresos por U$S 820 millones y operaciones de compra-venta de títulos en el mercado secundario.

En gran parte todas estas compras y salidas netas fueron financiadas por las empresas exportadoras que realizaron ventas netas de moneda extranjera por U$S 1.913 millones.

Por otro lado, el Gobierno registró ingresos de deuda por US$ 7.589 millones, que incluyeron el desembolso del Fondo Monetario Internacional por US$ 5.396 millones y las emisiones de Letras por US$ 2.045 millones. A su vez, realizó pagos de capital e intereses de deuda por US$ 3.443 millones, incluyendo LETES por US$ 2.300 millones, Bonos internacionales por US$ 584 millones, por Discount por US$ 117 millones y a Organismos Internacionales por US$ 329 millones”.

En el mes, las reservas brutas del BCRA aumentaron U$S 3.621 millones de dólares, finalizando con un stock de U$S 67.899 millones. Ayer, las reservas finalizaron en U$S 58.408 millones.

El dólar promedio minorista cerró en $ 57,23 y la tasa de interés promedio 74,97%. 

http://www.clarin.com/economia/economia/millon-medio-personas-compraron-moneda-extranjera-julio_0_FU_qz4Gvh.html

Seguir leyendo

Economía

Alberto Fernández y el futuro de la deuda: definiciones en medio de la ambigüedad

Siempre es difícil hablar de la deuda, sobre todo cuando el riesgo país vuela, la incertidumbre crece y, como candidato con más chances de ganar las elecciones, no se quieren dar afirmaciones tajantes.

A Alberto Fernández, entonces, no le quedó más remedio que hablar sin decir mucho, ayer en el diálogo público que mantuvo con periodistas de Clarín en el Malba, en el ciclo Democracia y Desarrollo. Pero igual algunas conceptos importantes dijo, aunque de manera más o menos ambigua.

Primero, se esmeró en afirmar que no hay voluntad de declarar un default ni una quita en la deuda. Pero inmediatamente reiteró, como lo dijo en el reportaje publicado el domingo por Clarin, que “tendremos que hablar con los bonistas”.

La pregunta obvia: ¿de qué hay que hablar con los bonistas?

Si no hay voluntad de default ni quita, se puede hablar de refinanciar -difícil a las tasas de interés actuales- o reperfilar, es decir llegar a un acuerdo para que los bonistas entreguen los títulos que hoy están en su poder y a cambio se lleven otros. El objetivo de esta operación: despejar de vencimientos los próximos dos, tres o cuatro años. Aquí sí dio una pista Fernández: “No me preocupan tanto los vencimientos de 2020 como los de 2021”.

En esa intención de despejar el horizonte inmediato debe leerse esta afirmación de Fernández: “La Argentina tiene que ver cómo genera condiciones para pagar esta deuda. Cuando hablo de poner en marcha la economía y exportar, estoy hablando de conseguir los dólares para pagar. Y después tendremos que hablar con los acreedores cómo resolvemos el tema. En estas condiciones difícilmente se pueda pagar”.

Para analistas financieros que saben leer entre líneas estas declaraciones, lo que sugiere el candidato del Frente de Todos es que lo mejor que podría pasarle a la Argentina es lograr acuerdos “voluntarios” con los acreedores (y entre ellos el FMI) para que el próximo gobierno arranque con un escenario “liviano” en términos de obligaciones. Así se podría recrear el crecimiento económico. Luego, si eso se logra, caería el riesgo país y se recuperaría la posibilidad de reingresar al mercado financiero, tanto para el Gobierno como para las empresas.

En los mercados se hablan de dos ejemplos que podrían ser imitados: el uruguayo de 2002, donde se reprogramaron vencimientos de manera voluntaria y sin quita, o el ucraniano de 2015, donde acreedores aceptaron quita del 20%, postergación de pagos por 4 años y un cupón PBI.

Los que ven la mitad llena del vaso dicen que Argentina deberá elegir pronto por uno de estos dos caminos para evitar daños mayores.

http://www.clarin.com/economia/economia/alberto-fernandez-futuro-deuda-definiciones-medio-ambiguedad_0_yc_QXokpV.html

Seguir leyendo

Economía

Alberto Fernández y el futuro de la deuda: definiciones en medio de la ambigüedad

Siempre es difícil hablar de la deuda, sobre todo cuando el riesgo país vuela, la incertidumbre crece y, como candidato con más chances de ganar las elecciones, no se quieren dar afirmaciones tajantes.

A Alberto Fernández, entonces, no le quedó más remedio que hablar sin decir mucho, ayer en el diálogo público que mantuvo con periodistas de Clarín en el Malba, en el ciclo Democracia y Desarrollo. Pero igual algunas conceptos importantes dijo, aunque de manera más o menos ambigua.

Primero, se esmeró en afirmar que no hay voluntad de declarar un default ni una quita en la deuda. Pero inmediatamente reiteró, como lo dijo en el reportaje publicado el domingo por Clarin, que “tendremos que hablar con los bonistas”.

La pregunta obvia: ¿de qué hay que hablar con los bonistas?

Si no hay voluntad de default ni quita, se puede hablar de refinanciar -difícil a las tasas de interés actuales- o reperfilar, es decir llegar a un acuerdo para que los bonistas entreguen los títulos que hoy están en su poder y a cambio se lleven otros. El objetivo de esta operación: despejar de vencimientos los próximos dos, tres o cuatro años. Aquí sí dio una pista Fernández: “No me preocupan tanto los vencimientos de 2020 como los de 2021”.

En esa intención de despejar el horizonte inmediato debe leerse esta afirmación de Fernández: “La Argentina tiene que ver cómo genera condiciones para pagar esta deuda. Cuando hablo de poner en marcha la economía y exportar, estoy hablando de conseguir los dólares para pagar. Y después tendremos que hablar con los acreedores cómo resolvemos el tema. En estas condiciones difícilmente se pueda pagar”.

Para analistas financieros que saben leer entre líneas estas declaraciones, lo que sugiere el candidato del Frente de Todos es que lo mejor que podría pasarle a la Argentina es lograr acuerdos “voluntarios” con los acreedores (y entre ellos el FMI) para que el próximo gobierno arranque con un escenario “liviano” en términos de obligaciones. Así se podría recrear el crecimiento económico. Luego, si eso se logra, caería el riesgo país y se recuperaría la posibilidad de reingresar al mercado financiero, tanto para el Gobierno como para las empresas.

En los mercados se hablan de dos ejemplos que podrían ser imitados: el uruguayo de 2002, donde se reprogramaron vencimientos de manera voluntaria y sin quita, o el ucraniano de 2015, donde acreedores aceptaron quita del 20%, postergación de pagos por 4 años y un cupón PBI.

Los que ven la mitad llena del vaso dicen que Argentina deberá elegir pronto por uno de estos dos caminos para evitar daños mayores.

http://www.clarin.com/economia/economia/alberto-fernandez-futuro-deuda-definiciones-medio-ambiguedad_0_yc_QXokpV.html

Seguir leyendo

Economía

Bancos reclaman “acuerdos básicos” para superar la crisis y recuperar el crecimiento

La Cámara que agrupa a los bancos privados de capital nacional salió a pronunciarse públicamente sobre el impacto de la incertidumbre financiera. Y solicitó a las principales fuerza que pugnan por la Presidencia que lleguen a acuerdos mínimos sobre lo que consideraron puntos clave. Entre ellos, “respetar los compromisos contraídos, respetar los contratos entre privados y preservar el crédito público de la Nación”, en lo que se entiende como respetar los pagos de la deuda.

La Asociación de Bancos de la Argentina (ADEBA), que conduce Javier Bolzico, consideró que “Las condiciones económicas y financieras de nuestro país se han agravado en las últimas semanas. Esta situación ha impactado en los mercados, pero sus efectos se transmiten rápidamente a las familias, vía inflación y menor actividad económica”.

En ese sentido, señalaron que “autoridades, legisladores, dirigentes políticos y candidatos, de todos los espacios, tienen la posibilidad y responsabilidad de tomar las acciones necesarias para que Argentina se encamine hacia la solución de sus problemas y retome el camino del desarrollo.

”En su comunicado, ADEBA propuso “como un aporte a esa búsqueda de consenso” siete temas que considera claves para el desarrollo de la Nación.

Fortalecimiento de la democracia y de los valores republicanos.

Asumir los compromisos contraídos por el país, respetar los contratos entre privados y preservar el crédito público de la Nación.

Responsabilidad fiscal en los tres niveles de gobierno, que permita una reducción de la carga impositiva y aumente la competitividad de la economía.

Promover el desarrollo de una economía competitiva, en un marco de seguridad jurídica e integrada a la economía internacional, atendiendo el interés nacional.

Contar con un Banco Central independiente, cuya misión sea preservar el valor de la moneda y crear las condiciones para el desarrollo del sistema financiero y del crédito.

– Adecuada asignación de los recursos públicos, con niveles de inversión en infraestructura y educación que promuevan la productividad de la economía e integración social en todo el territorio del país.

Políticas sociales y educativas que atiendan la situación de las personas desprotegidas y que sean instrumento para la promoción social y laboral.

ADEBA expresa el firme compromiso de sus entidades de continuar trabajando, en conjunto con los demás actores públicos y privados de la Argentina, para superar de la mejor forma las adversidades actuales y generar las condiciones necesarias para el desarrollo del país.

http://www.clarin.com/economia/economia/bancos-reclaman-acuerdos-basicos-superar-crisis-recuperar-crecimiento_0_gnfyXehsO.html

Seguir leyendo

Economía

“Demasiados cocineros económicos con distintas recetas”: el duro análisis de The Economist sobre el Gobierno de Mauricio Macri

Inflación, caída de la economía, gradualismo y golpes auto-infligidos. En un crudo balance del Gobierno de Mauricio Macri, el periódico económico británico The Economist analizó los factores que llevaron al Presidente a sufrir una “aplastante” derrota ante Alberto Fernández en las Primarias del pasado 11 de agosto.

“La búsqueda de un segundo período por parte de Macri siempre se vio como algo quijotesco, dado que la economía tuvo problemas el año pasado”, señala la publicación. Y precisa: “Se pronostica que (en su gobierno) la economía habrá caído alrededor del 4%, los precios se habrán incrementado en más de 250%, el peso ha ido de 15 por un dólar a casi 60, mientras que el salario real cayó un 10% en los últimos 15 meses”.

Mirá también
Para el Financial Times, los inversores sostienen que a Mauricio Macri se le acabó el tiempo: "Game over"

Para The Economist, uno de los errores fue “intentar estabilizar la economía gradualmente”. “La expectativa era que el crecimiento amortiguaría el golpe de los recortes y los grandes aumentos en las tarifas de la electricidad y el transporte. Significaba que el gobierno tendría que financiar un déficit aún grande, mayormente con deuda”, sostiene.

Si bien también apuntó a la “severa sequía que redujo las exportaciones agropecuarias, aumentando su déficit de cuenta corriente”, la publicación asegura que el “principal golpe fue auto infligido: la decisión del Gobierno, en diciembre de 2017, de flexibilizar su meta inflacionaria, lo que socavó la credibilidad del Banco Central”.

“Según Federico Sturzenegger, entonces presidente del banco, que se opuso a esa decisión, lo hizo porque a otros funcionarios les preocupaba la política monetaria relativamente ajustada del banco; algunos no querían que la inflación cayera tan aceleradamente debido al costo fiscal”, dice.

Y añade: “La recaudación fiscal aumentaría menos en términos nominales pero gran parte del gasto (como las jubilaciones) seguiría subiendo aceleradamente, porque estaba indexado a la inflación pasada”.

En ese sentido, remarca que el gobierno “tenía demasiados cocineros económicos con distintas recetas. Diversamente, querían reducir drásticamente la inflación, incrementar el crecimiento económico y ajustar el presupuesto. Algunos querían un peso más débil (en favor del crecimiento) y otros uno más fuerte (para combatir la inflación). Deberían haber aceptado que el precio del gradualismo fiscal era el ajuste monetario”.

Mirá también
Leve caída de la actividad económica durante junio

Otro de los errores de Macri -siempre según The Economist- fue basar su campaña de reelección “en el miedo a que el regreso de Cristina Fernández de Kirchner convierta a la Argentina en Venezuela, algo que ella usó hábilmente optando por presentarse a la vicepresidencia detrás de Alberto Fernández, un peronista más moderado”, lo que convirtió a las PASO “en un referéndum sobre el desempeño económico” del Gobierno.

Sobre las elecciones generales del próximo 27 de octubre, la publicación asegura que “Macri aún no está derrotado del todo”, aunque afirma que “son pocos los que creen que puede revertir una diferencia de 16 puntos”. “El hecho de que el peso se haya hundido después del resultado de las primarias, aumentando la inflación que ya alcanzaba el 50% anual, hace todavía más difícil su tarea”, cierra.

http://www.clarin.com/economia/-demasiados-cocineros-economicos-distintas-recetas-duro-analisis-the-economist-gobierno-mauricio-macri_0_cR26C5sfB.html

Seguir leyendo

Lo + Visto