El exfuncionario kirchnerista que se entregó en Tribunales, declaró como imputado colaborador y quedó en libertad.

Resultado de imagen para uberti k

Claudio Uberti, extitular del Órganismo de Control de Concesiones Viales (OCCOVI), se sumó como otro arrepentido de la causa por coimas millonarias. Uberti figuraba en las anotaciones de los cuadernos de Oscar Centeno, y martes reconoció ante la Justicia que recaudó sobornos de empresarios y afirmó que Néstor y Cristina Kirchner estaban al tanto de todo lo que él hacía.

“Cristina Kirchner estuvo presente varias veces en las que yo fui a dejar los bolsos, ella sabía todo lo que se hacía”.

Uberti manifestó que los expresidentes “estaban al tanto” sobre el mecanismo de cobros ilegales de sobornos que realizaban empresarios de la obra pública para el financiamiento de las campañas electorales​.

“Yo le llevaba a Néstor Kirchner bolsos con el dinero que recaudaba de las concesionarias viales que estaban bajo mi órbita. Las entregas se hacían en el despacho presidencial de la Casa Rosada o en la Quinta de Olivos. También hubo entregas en el domicilio de De Vido”.

Además, contó que el organismo a su cargo recaudaba plata en negro de las empresas que trabajan en los corredores viales y reveló que partían aviones desde Buenos Aires hacia Santa Cruz con bolsos con dinero.

Los sorprende de la declaración, fue como se adentró en detalles y hasta dijo el apodo con el se llamaba a Néstor en los círculos de poder: “El Malo”. Uberti, una tarde le hizo un planteo porque su área, las concesiones viales, no contemplaba un circuito de recaudación ilegal de dinero. Días después de esa primera discusión, llegó su jefe directo con instrucciones.

“El encargado de comunicarme mis tareas fue el ministro de Planificación, Julio De Vido. Me explicó qué había que hacer e incluso me fijó una meta que con el tiempo quedó desdibujada porque nada alcanzaba para satisfacer a “El Malo”. Debía recaudar USD 150 mil por mes de cada una de las empresas concesionarias que estaban en mi área”.

Relató que los pagos debían ser en dólares, sin excepción.

“Le entregué el bolso y le conté que una empresa había aportado solamente pesos; explotó, su ira fue tal que empezó a pegarle patadas al bolso y volaron los pesos por todo el despacho.El Malo tenía esos modales”.

También, contó ante el juez como era tratado él y sus compañeros:

“Me maltrataban mucho. Un día, Néstor Kirchner repentinamente se dio vuelta en un avión en el que viajábamos los dos y me pegó sin ninguna razón aparente”.

“En otra ocasión, en un viaje a Madrid, Kirchner se molestó con el jefe de protocolo, Rubén Zacarías, porque habían llegado tarde los diarios. Entonces lo miró a su secretario Daniel Muñoz y le pidió que le dé tres. Muñoz se paró y le dio tres trompadas a Zacarías que lo dejaron en el piso. ‘Esto es para que sepas qué les pasa a los traidores’, exclamó Kirchner al aire”.

El juez federal Claudio Bonadio homologó el acuerdo de colaboración del exfuncionario K. Uberti quedó en libertad, a solo 24 horas de haberse entregado a la justicia.​

Betnaza declaró los movimientos que hacían Uberti, junto al ministro Julio De Vido y José María Olazagasti:

“le pidió dinero para que el gobierno argentino intercediera ante Hugo Chávez por la delicada situación del personal de las empresas que el grupo Techint tenía en Venezuela”.

El exfuncionario se hizo conocido por el escándalo de la valija con u$s 800.000 que intentó ingresar al país el venezolano Antonini Wilson. Por ese caso, tuvo que dejar el Gobierno, se le abrió un expediente judicial y fue sobreseído porque la causa prescribió.