Conectá con nosotros

Deportes

Paliza histórica del Benfica para presionar al Oporto

Published

en

El Benfica arrasó este domingo con una goleada histórica (10-0) al modesto Nacional, en un partido en el que marcaron ocho jugadores de los encarnados, actualmente segundos en la tabla.

El español Alex Grimaldo comenzó el recital de los lisboetas -hasta ahora, la mayor goleada del campeonato- en el primer minuto, tras un pase de talón del suizo Seferovic.

El suizo consiguió un doblete para el Benfica en los minutos 21 y 27 que dejó encarrilado el partido al borde del descanso, cuando el Nacional tuvo su primera oportunidad, en el minuto 43, con un tiro que Vlachodimos defendió sin problemas.

En la segunda mitad, el Benfica arrasó a su rival. Joao Félix, en el minuto 50, firmó el 4-0 y los nervios cundieron en el Nacional.

Kalindi cometió una falta sobre Pizzi en el área que el colegiado señaló como penalti. Pizzi marcó. Era el minuto 54 y no había tregua para el Nacional.

En el 56, llegó un tanto de Francisco Ferro, en el 64 marcó Rúben Dias, el brasileño Jonas lo hizo en el 85 y Rafa Silva en el 88, mientras los visitantes miraban el reloj con desesperación y ansiaban que acabara el sufrimiento, especialmente para su portero, en estado de shock.

Jonas, con el último tanto, en el minuto 90, certificó el viaje del Nacional a cuidados intensivos.

El resultado deja al Benfica en segunda posición, a un punto del líder, el Oporto, que cuenta con 51 tras haber empatado este viernes contra el Moreirense.

Comentar

Publicidad
Comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Automovilismo

F1 2019: Así son los nuevos coches de cada escudería

Published

en

Por

Después de meses de simulaciones, túneles del viento, cortes en fibra de carbono y rediseños, la Fórmula 1 deja de ser el deporte de los ingenieros y vuelve al lugar que le corresponde, al asfalto. Empiezan hoy en Montmeló los test de pretemporada con ocho jornadas de pruebas abiertas durante dos semanas y con mucho que comprobar tras el intenso invierno de las fábricas. Ferrari quiere ganar a Mercedes, Red Bull quiere demostrar que tenía razón con Honda, Renault quiere ser un grande y McLaren, volver a parecerlo.

Cambia la aerodinámica de los monoplazas: alerones más sencillos para facilitar rebufos y adelantamientos que pueden cambiar el orden establecido en la parrilla, que más allá de la técnica también trae novedades: Ricciardo en Renault, Sainz en Woking, los jóvenes Leclerc y Gasly en Ferrari y Red Bull, respectivamente, o Raikkonen de vuelta en Sauber con un Alfa Romeo. Hamilton vigila desde arriba, Vettel está cada vez más cerca y Verstappen tiene que confirmarse como aspirante. Sólo una gran ausencia, falta Alonso. Hay un campeón menos en la F1. De momento.

Mercedes W10

Cuenta el director técnico, James Allison, que empezaron a trabajar en este monoplaza “a finales de 2017”. Responde con agresividad al desafío de las reglas aerodinámicas: su alerón delantero es limpio pero tiene el morro más fino de la parrilla y los pontones más complejos. A Hamilton le gusta lo que ha probado para buscar su sexta corona. Bottas, en su tercer año, debe demostrar si es más que un escudero o no.

Ferrari SF90

Si la progresión de los últimos años se mantiene, Ferrari debería estar aún más cerca de Mercedes en 2019. Es una obligación, por eso el diseño del SF90 de Vettel y Leclerc tiene toques agresivos, como las tomas de aire futuristas en la zona media del coche o las alas bajo el morro.

Red Bull RB15

Del chasis pocos dudan, Red Bull siempre ha sido la referencia en ese aspecto. Pero dentro está el motor Honda que enterró a McLaren: han tenido tiempo para adaptarse a él gracias al trabajo de Toro Rosso en 2018, ¿pero hará Honda un propulsor válido para Verstappen y Gasly?

Renault RS19

Proyecto continuista en la fábrica de Enstone para acercar al equipo a los tres grandes con el flamante fichaje de Ricciardo y la constancia de Hulkenberg. Aunque su departamento de motores sí trae novedades después de un 2018 con fiabilidad dudosa y potencia mejorable.

Racing Point RP19

De las cenizas de Force India nace el proyecto canadiense con mucho más presupuesto, y eso que ya habían logrado unos cuantos podios. El mexicano ‘Checo’ Pérez quiere seguir pescando en río revuelto y a su lado está Stroll, hijo del dueño aunque con un ‘cajón’ en la F1.

Haas VF-19

Han dejado de ser el principal socio de Ferrari en la parrilla y sin ese apoyo técnico se pueden ir muchos de sus puntos fuertes. Repiten Magnussen y Grosjean, pilotos rápidos, aunque en ocasiones agresivo el primero y errático el segundo. Su decoración recuerda a los viejos Lotus.

McLaren MCL34

Nadie se atreve a hacer pronósticos después de cuatro temporadas de fracaso y decepción, pero por ahora todo va según lo previsto en McLaren con un monoplaza interesante desde fuera. Sainz, con 24 años, tiene tablas para liderar al equipo en la pista y Norris promete.

Alfa Romeo C38

El alerón delantero más particular del año lo trae Alfa Romeo, nombre comercial del equipo Sauber. Recibirán un gran apoyo técnico de Ferrari y eso puede ayudarles a progresar. Con Raikkonen y Giovinazzi, que hará su primer año completo, el C38 puede dar una sorpresa.

Toro Rosso STR14

La gran ventaja en 2019 para la escudería de Faenza es que tendrán más ayudas que nunca de Red Bull: comparten motor, caja de cambios y suspensión trasera. Vuelve Kvyat después de un año y medio fuera de la F1 y fichan al británico de origen tailandés Alex Albon.

Williams FW42

A las órdenes del ingeniero Paddy Lowe, Williams necesita un buen chasis para salir del agujero con Kubica y Russell, la estrella de la cantera de Mercedes. Aunque el trabajo viene con retraso y no podrán rodar hasta el martes mientras terminan de ensamblar el nuevo FW42.

Comentar

Seguir leyendo

Deportes

Los números de Reguilón dejan en evidencia a Marcelo

Published

en

Por

Es Míster Chip quien cuantifica con datos lo que es una sensación desde hace meses, que el Madrid es más sólido cuando Reguilón está en el once titilar que cuando está Marcelo. “El Real Madrid en La Liga 2018-19 con Marcelo sobre el campo: concede un gol cada 52 minutos”, dice el especialista de la estadística de As. “Con Reguilón sobre el campo concede un gol cada 135 minutos. Dicho de otra manera: cuando juega Marcelo el Real Madrid recibe casi el triple de goles que cuando está Reguilón”.

Hay más datos que hablan de cómo cambia la cara del equipo la responsabilidad en defensa del canterano. El Madrid ha ganado nueve partidos de Liga en los que Reguilón ha sido titular (Valladolid, Celta, Valencia, Betis, Sevilla, Espanyol, Alavés y Atlético de Madrid). Por el contrario, el equipo sólo ha ganado uno de los últimos nueve en los que Marcelo ha sido titular en el campeonato (fue ante el Rayo, empató ante Athletic y Villarreal y perdió con Sevilla, Levante, Barça, Eibar, Real Sociedad y Girona).

Ante el Girona, en el último partido que ha puesto la Liga tan complicada al Madrid por la derrota, empezaron a aparecer algunos brotes verdes del brasileño en el ataque, lo que suele diferenciarle del resto de los laterales del mundo y cualidad que también había desaparecido en él en los últimos partidos. Dio Marcelo 47 pases, 23 de ellos en campo contrario. Ahí sólo tocaron más balones Kroos (40) y Ceballos (24). Y, sorprendentemente, fue el brasileño el que más recuperó del equipo (10). Pero a nadie se le escapa que Portu le ganó la partida en el segundo gol. Estuvo el del Girona mucho más rápido que él.

Reguilón le ha ganado el puesto a Marcelo y lo ha hecho por derecho propio. Fue el canterano titular en el derbi de Liga y en Ámsterdam. Solari había dado definitivamente la Copa. Por eso jugó ante el Barça en el Camp Nou (Malcom se impuso también claramente a él). Ahora, cuando tanto suena para la Juve, los días se han convertido en difíciles para el lateral que llegó a la entidad en 2006.

Comentar

Seguir leyendo

Deportes

Fecha 19: Resumen de Banfield – River

Published

en

Por



Banfield y River empataron 1-1 en el Florencio Sola. Agustín Fontana abrió la cuenta para el Taladro y fue Lucas Pratto quien anotó la igualdad para el Millonario. Superliga Argentina de Fútbol. SAF.

Comentar

Seguir leyendo

Deportes

Embarba, indiscutible para Míchel pero un cambio fijo

Published

en

Por

Embarba es indiscutible para Míchel. El madrileño es el único jugador que ha disputado todos los partidos de Liga y el sexto con más minutos del equipo. Sin embargo también es un fijo en cada partido a la hora de realizar los cambios. El capitán del Rayo es el jugador más sustituido, con 14 cambios y sólo ha terminado cinco partidos en los que empezó como titular.

El madrileño tuvo un inicio de temporada dubitativo. Empezó disputando los tres primeros partidos de Liga como titular e incluso anotó el único tanto vallecano en la derrota contra el Sevilla (1-4), de la primera jornada. Entre la 4ª y 8ª, Míchel le utilizó como revulsivo desde el banquillo y desde la 9ª, ante el Getafe, los ha jugado todos como titular. Sin embargo en estos 16 partidos disputó el total de minutos en sólo tres encuentros. Ante el Girona, en Montilivi (2-1), ante el Barcelona, en Vallecas (2-3) y frente al Eibar, también en Vallecas, en la jornada 14, donde además anotó el único tanto del partido que valió tres puntos. Este fue curiosamente el único encuentro en el que disputó los 90 minutos, desde entonces siempre ha visto su nombre en el cartelón.

Un jugador clave.

A pesar de ser un cambio habitual es indudable que Embarba es un jugador importante en el Rayo. El capitán es, con diferencia, el jugador que más centros al área realiza (144). El segundo es Álex Moreno, con 79. En cuanto a los remates a portería, lleva 36 y sólo le supera De Tomás (76). Respecto a los goles también nos encontramos a los mismos protagonistas. El pichichi del equipo lleva 9, mientras que Embarba es el segundo, con tres.

Comentar

Seguir leyendo

Deportes

“Sin el ‘Monismo’, Simeone no habría llegado tan lejos”

Published

en

Por

¿Cuándo nació su pasión por el Cholismo?

Tuve la suerte de entrevistar a Simeone hace mucho, tras el Scudetto del Lazio. El error, con el Cholo, era mirar su nariz de boxeador y creer que fuera un jugador únicamente muscular: tenía una inteligencia impresionante y una gran técnica. Ahora es un gran entrenador porque saca de los jugadores la misma intensidad que tenía él y, si te fijas, adora a los futbolistas inteligentes. Su Atleti no es el equipo que más adoro, pero entiendo que si es tan fuerte es gracias al genio de su entrenador. Ellos no podían competir con los otros dos portaviones del fútbol español y encontraron su manera para hacerlo.

Con su libro, ‘Contra el Tiqui Taca (Cómo aprendí a detestar al Barcelona)’, dejó clara su postura…

Obviamente, era un titular muy irónico y en España lo entendieron. Llegué a detestarlo porque no me gustan los dogmatismos excesivos: en el Cholismo, aunque no lo parezca, hay un momento en el que todo se deja en las manos de la fantasía, del instinto de los jugadores. Guardiola es otro genio, pero el tiqui-taca me parece aburrido y, sobre todo, me parecía aburrido lo que ocurrió en 2009 y 2010. Ahí, si no te gustaba, te trataban como si no entendieras nada de fútbol. Pep, sin embargo, ha demostrado con el tiempo ser mucho más que aquello.

Hace un año le dedicó un programa, en la serie de Fox Sports ‘Due di Uno’, a la pareja Burgos-Simeone…

La idea nació de mi pasión por Simeone, mi curiosidad hacia Burgos y sobre todo gracias a la foto de un abrazo entre los dos durante una crisis de locura del Mono. Lo que adoré de Burgos es su incapacidad de aguantar las injusticias. Él soporta, pero hasta su punto de ruptura: ahí, ya no le importa dónde se encuentre, solo piensa en repararlas. Es una pareja perfecta: Simeone es más listo, el Mono más explosivo. Y es precioso pensar que, de los dos, el táctico es el segundo.

Les comparó con Don Quijote y Sancho Panza…

Tiene sentido gracias al total idealismo de su batalla. Ellos también luchan contra unos molinos de viento: el poder económico y político de dos equipos que parecen intocables. Para creer en eso, debes tener una buena dosis de locura. Es una de las últimas parejas del fútbol que enciende la fantasía. Son supermodernos, pero me saben a antiguo: hasta en su aspecto, en esa incapacidad de dominar sus peinados. Cuando uno está despeinadísimo, el otro parece que acaba de salir del peluquero, y luego invierten sus papeles (ríe). Los admiro mucho.

Usted acuñó el ‘Monismo’…

Se debe hablar de ‘Monismo’ porque a Burgos no le importa nada darle su cara al fútbol de Simeone, pero está clarísimo que hay mucho de él en esa empresa exitosa. Me cuentan que la obsesión táctica del equipo es la suya. Y el ‘Monismo’ tiene cuatro puntos fundamentales: la locura que convierte cualquier desafío en posible, un enorme sentido de la justicia, conocer a fondo los hombres que te rodean y la capacidad de trabajar en la sombra. Cada vez que Burgos explota, veo en su cara, después, el arrepentimiento del niño. Como si supiera que no debía hacerlo, que su papel es ayudar al otro. Simeone, en cambio, lo mira sonriendo y sabe que lo defenderá hasta extremas consecuencias.

¿Sin Burgos, el Cholo habría llegado tan lejos?

Absolutamente no, y creo que Simeone lo sabe. El Cholo es un técnico impresionante, pero es consciente de que gran parte del trabajo sucio lo hace Burgos. Eso sí, también sería injusto afirmar que el Mono es la única clave de los éxitos de Simeone.

¿Cuál recuerdo prefiere de la larga historia del Mono?

Sin duda, la llamada con que le comunicó a su madre su enfermedad, transformándola en una broma: el saber desdramatizar algo tan terrible. Yo también tuve cáncer y me enfrenté a eso con su misma levedad: no es simplemente bromear sobre el tema, es tener conciencia de que eres un luchador y tienes posibilidad de ganar. Es un hombre inteligente y de una humanidad inmensa.

¿En Italia, hubo un jugador que le recordó su personalidad?

Si no hubiera sido tan, tan loco, creo que Pablo Daniel Osvaldo. El problema fue que las virtudes de Burgos en él se convirtieron en defectos. El Mono logró gestionar el sentido de libertad, las ganas de ser distinto, más que un ‘simple’ futbolista. Osvaldo se hizo enterrar por la estupidez del fútbol, que a veces puede transformarte en una marioneta. Una pena. También es verdad que los 90 eran distintos: sin redes sociales, los jugadores eran más humanos, más libres. Ya hay pocos así.

¿Cree que el fútbol le deba una Champions a esa pareja?

Te voy a contar algo: estaba en el fondo colchonero en la final de Lisboa, con un periodista muy famoso en España que ahí salió del armario como rojiblanco, un amigo. Yo soy interista, tengo el sentido de la tragedia y él me repitió durante todo el partido: “Ahora empatan”. Eran 30.000 personas que decían y sentían lo mismo… Simeone y Burgos se merecen una Champions honoris causa. No sé si lo conseguirán, pero llegar al fondo hasta dos veces, y que el destino te castigue con tanta crueldad, no puede ser un caso. Alguien se la debe.

¿Entonces, qué pasará con la Juve?

La Juve es fuerte, será un partido entre dos equipos mentalmente muy duros. La Vecchia Signora tiene una gran ventaja: un señor que al Atleti le levantó en la cara dos Champions. Esto es un factor importante, pero sigo creyendo en los rojiblancos.

Simeone acaba de renovar pero algún día, en el futuro, ¿le gustaría verle en Italia con Burgos? En su Inter, quizás…

Sería un regalo, uno de los pocos motivos que me devolvería la pasión. Ya solo ver al Mono, desde las gradas, tener que enfrentarse a los cuatro árbitros y a los directivos italianos tendría su encanto… A pesar de eso, y en mi contra, le deseo que nunca vengan al Inter, que se queden en el Atleti para siempre. Están haciendo algo único y su duración debe ser distinta a las del fútbol moderno. Soy un romántico: prefiero verlos ahí.

Comentar

Seguir leyendo

Publicidad

Política

Publicidad

Facebook

Publicidad

Deportes

Publicidad

Provincias

Publicidad

Publicidad