Policiales Promocionado 

¡De novela! Una maestra particular tuvo un hijo con su alumno de 14 años y la declaran inocente

Declaran inocente a una maestra particular que tuvo un hijo con su alumno de 14 años

El hecho ocurrió en Palmira, a 35 kilómetros de la ciudad de Mendoza y aunque la situación suene algo así como una novela, señora esto que está leyendo es cierto. Así que ahora hay que tener cuidado con las profesoras que le dan apoyo escolar a nuestros hijos, empiezan como “profesoras” y terminan siendo familia ¡que loco!

La Justicia consideró que el adolescente era maduro sexualmente y que la relación fue consentida.

Los padres del menor le pidieron a la mujer que le diera apoyo escolar a su hijo, ya que lo necesitaba para poder subir las notas en la escuela pero al parecer se confundió un poco la situación. El chico de 14 años tuvo un hijo con su maestra particular que tenía 23 años.

Mirá también: Rodriguez Saá le dio con un caño al Gobierno por la ayuda que pidieron al FMI

Según los investigadores la relación fue consentida por los padres del adolescente y la mujer terminó conviviendo con la familia del menor y la bebé que habían concebido. Llegó un punto en el cual la relación no daba para más entonces la maestra abandonó al chico para rehacer su vida con otro hombre y fue denunciada por estupro (delito sexual con adolescentes).

El chico tiene ahora 17, la maestra, 26, y la hija de ambos, dos. La mujer tiene otro hijo, de 9 meses, de su nueva relación sentimental.

Para la Justicia mendocina la maestra es inocente. Fue absuelta por entender que el alumno era “maduro sexualmente” y que fueron relaciones “consentidas y con el aval de parte de la familia del adolescente”. El fiscal de Cámara, Oscar Sívori, que pidió la absolución de la maestra y consiguió el aval del juez Armando Martínez, dijo que el Código Penal es claro:

“Los adolescentes de entre 13 y 16 años pueden prestar consentimiento siempre y cuando no exista aprovechamiento por parte del mayor (articulo 120). Acá pudimos comprobar que había madurez sexual del adolescente”.

Apenas ingresada la denuncia, la maestra fue detenida y procesada por el delito de estupro, que tiene como consecuencia una pena de entre 3 y 6 años en prisión. La mujer recibió, al poco tiempo, el beneficio de prisión domiciliaria (durante 8 meses) porque estaba embarazada de su segundo hijo y aún no había sentencia. Pero finalmente se levantaron los cargos y la declararon inocente.


Written by 

Del mismo palo