Conectá con nosotros

Mundo

Pucherazo | Elecciones en Indonesia: hackers, papeletas marcadas y noticias falsas

Published

en

La difusión de varios vídeos donde se apreciaban cajas con decenas de miles de papeletas electorales para los inminentes comicios de Indonesia en el vecino país de Malasia ha ensombrecido la cita presidencial de este próximo miércoles, a la que están convocados cerca de 190 millones de votantes y en la que el actual jefe de estado Joko “Jokowi” Widodo, de 57 años, aparece como favorito en los sondeos.

La propia comisión electoral de Indonesia aseguró que estaba enviado a varios inspectores a esa nación para confirmar las informaciones aparecidas en la prensa local. Los medios aseguraron que se habían descubierto entre 40 y 50.000 papeletas, muchas de ellas marcadas en favor de Widodo o sus aliados políticos.

Yaza Azzhara, responsable de la supervisión de las votaciones en Malasia -donde residen casi un millón de votantes indonesios- afirmó a una televisión que ella misma había encontrado entre 10.000 y 20.000 papeletas.

El escándalo ha servido para que el aspirante opositor, el ex general Prabowo Subianto, de 67 años, refuerce sus señalamientos contra el aparato estatal, Widodo y la misma Comisión Electoral, a los que ha acusado por anticipado de fraude.

Prabowo, un ex responsable de las fuerzas especiales del país y yerno del antiguo dictador Suharto, ya había alertado sobre supuestas irregularidades en el censo, que dijo estaba “inflado” con votantes inexistentes.

Su portavoz Hashim Djokohadikusumo aseguró la semana pasada que al menos 17,5 millones de votantes inscritos en el censo electoral comparten tres fechas de cumpleaños: el 1 de enero, el 1 de julio y el 31 de diciembre. Hashim indicó que esa coincidencia era estadísticamente imposible. Algunos de los errores denunciados por el equipo de Prabowo mostraban a potenciales votantes que según los datos oficiales han nacido en el siglo X o incluso en el mismo año que Jesucristo.

Al mismo tiempo, un representante del equipo de seguridad que protege la inviolabilidad del registro de votantes reconoció recientemente que están teniendo que frenar entre 10 y 20 ataques diarios de hackers contra su base de datos, aunque dijo que esto estos guarismos entraba dentro de lo “normal” en cualquier evento de este tipo.

Para el citado Hashim, un empresario multimillonario y hermano de Prabowo, este cúmulo de circunstancias no semejan ser nada anodido. “Plantean cuestiones sobre la legitimidad del resultado de las elecciones”, declaró a los medios indonesios.

Las andanadas verbales del entorno del antiguo militar no ocultan que todos los sondeos creíbles le colocan muy por detrás del actual presidente, que ya le derrotó en la cita de 2014, aunque en aquel entonces por un escaso margen.

“Existe una clara posibilidad de que acudamos al Tribunal Constitucional y sí, es posible que los partidarios de Prabowo no acepten el resultado”, añadió Hashim, dejando abierta la puerta a que el aspirante recurra a las protestas callejeras, una alternativa que ya han enarbolado otros significados políticos que apoyan al ex militar.

Prabowo también se negó a reconocer los resultados de las votaciones en 2014 hasta que el Tribunal Constitucional ratificó la victoria de Widodo.

“Como la esperanza de ganar las elecciones se desvanece, Prabowo ha incrementado los esfuerzos para desacreditarlas. No es nada nuevo. Hace cinco años afirmó que la votación fue un ‘engaño masivo, estructurado y sistemático’ y amenazó con retirarse”, recuerdan los analistas Dave McRae y Dirk Tomsa, en la publicación East Asia Forum.

La polémica en torno al censo y las papeletas halladas en Malasia se añade a los señalamientos sobre el posible uso de las redes sociales para manipular los comicios. Se estima que más de 130 de los 260 millones de habitantes de Indonesia utilizan Facebook, lo que hace que este sea el tercer país en número de usuarios de todo el orbe de esta red social.

Ante la multiplicación de las críticas que está recibiendo Facebook, que durante años ha servido como plataforma de extremistas de todas las ideologías y elemento de manipulación de procesos electorales, la compañía prohibió los anuncios de índole político procedentes del exterior en la nación asiática.

“Queremos que sea más difícil interferir en las elecciones y que sea más fácil que las personas puedan hacer escuchar su voz de forma legítima en el proceso político”, indicó la firma en un comunicado.

La empresa se vio obligada a eliminar cientos de páginas y cuentas de usuarios de una agrupación local a la que se acusó de difundir noticias falsas y promover el discurso del odio.

La policía local acusó a ese sindicato, al que identificó con el nombre de Saracen, de divulgar informaciones destinadas a señalar a las minorías no musulmanas y criticar al gobierno de Jokowi, y llegaron a definirlo como una auténtica “factoría de crear noticias falsas”.

En realidad toda la porfía electoral semeja ser una repetición del guión que siguieron los sufragios de 2014, tanto en lo que respecta a las denuncias de fraude como al mismo posicionamiento de los protagonistas.

En su intento por conseguir la presidencia, Prabowo, de 67 años, ha vuelto a aliarse con los sectores más conservadores del movimiento islamista indonesio.

Jokowi apuesta todo su encanto electoral a la evidente expansión de la economía del país, que sin llegar a las cotas que había prometido ha mantenido un crecimiento del 5 por ciento en este quinquenio, colocando a la nación asiática en el mismo nivel que economías como la de Brasil o Gran Bretaña, en términos de poder adquisitivo.

Pero un significativo sector del electorado que le votó en 2014 no oculta su decepción con el desempeño de quién pensaban que era un político alejado del sistema que rige el país desde su génesis. Le imaginaron como el Obama de Indonesia y ahora expresan la misma desilusión que generó el mandatario norteamericano al quedarse lejos de las enormes expectativas que provocó.

“Tan pronto como juró su cargo, Jokowi empezó a decepcionar a los votantes reformistas que le respaldaron en 2014. No quiso gastar su capital político en enfrentarse a los abusos de los derechos humanos cometidos en el pasado ni en reducir la corrupción que afecta a las instituciones estatales”, opina Liam Gammon, del Colegio de Asia y el Pacífico de la Universidad Nacional Australiana.

Un desencanto que se ha acentuado ante la elección de quien será su vicepresidente, Maruf Amin, presidente del Consejo de Ulemas y un clérigo conocido por su ideario ultraconservador.

Tampoco ha pasado desapercibido que el presidente haya elegido viajar a la Meca, en Arabia Saudí, en otro claro guiño al Islam más rigorista que representa el reino árabe.

Gammon advierte que “un pequeño pero creciente movimiento de votantes progresistas” está apoyando la abstención, aunque admite que sería una auténtica sorpresa que el mandatario no revalide el cargo.

Conforme a los criterios de

Saber más

Publicidad
Comentar

Deja un comentario

Mundo

Cazas Rusos Su-27 desalojan bombarderos de EE.UU de los cielos de RUSIA

Published

en

Por



El Ministerio de Defensa de Rusia informa de la operación de cazas Su-27 para evitar que bombarderos B-52H de EE.UU. violen la frontera del país euroasiático. “Los cazas rusos Su-27 de la fuerza de servicio para la defensa aérea escoltaron el 17 de junio de 2019 a los bombarderos estratégicos B-52NH de la Fuerza Aérea de EE.UU. que se acercaban a la frontera estatal de Rusia desde los mares Negro y Báltico”, anuncia este lunes la Cartera rusa a través de un comunicado. A través de maniobras que se han realizado “en estricta conformidad con las Reglas Internacionales de Uso del Espacio Aéreo”, precisa la nota, los cazas rusos han impedido la violación de las fronteras de Rusia. Estados Unidos no se ha pronunciado respecto a este incidente. Además, ninguna de las partes ha detallado cuántos aviones han estado involucrados en esta situación.

Fuente

Seguir leyendo

Mundo

Cazas Rusos Su-27 desalojan bombarderos de EE.UU de los cielos de RUSIA

Published

en

Por



El Ministerio de Defensa de Rusia informa de la operación de cazas Su-27 para evitar que bombarderos B-52H de EE.UU. violen la frontera del país euroasiático. “Los cazas rusos Su-27 de la fuerza de servicio para la defensa aérea escoltaron el 17 de junio de 2019 a los bombarderos estratégicos B-52NH de la Fuerza Aérea de EE.UU. que se acercaban a la frontera estatal de Rusia desde los mares Negro y Báltico”, anuncia este lunes la Cartera rusa a través de un comunicado. A través de maniobras que se han realizado “en estricta conformidad con las Reglas Internacionales de Uso del Espacio Aéreo”, precisa la nota, los cazas rusos han impedido la violación de las fronteras de Rusia. Estados Unidos no se ha pronunciado respecto a este incidente. Además, ninguna de las partes ha detallado cuántos aviones han estado involucrados en esta situación.

Fuente

Seguir leyendo

Mundo

La Hermandad de las sombras

Los Hermanos Musulmanes, baluarte del islam político, se hallan noqueados por la ilegalización del grupo. Trump ha intentado sin éxito declarar al movimiento como “grupo terrorista” Leer

Published

en

Por

Muere Mohamed Mursi Opinión

Miércoles, 19 junio 2019 – 02:10

Los Hermanos Musulmanes, baluarte del islam político, se hallan noqueados por la ilegalización del grupo. Trump ha intentado sin éxito declarar al movimiento como “grupo terrorista”

Un vehículo de la policía egipcia monta guardia en el cementerio en el que fue enterrado el ex presidente Mohamed Mursi. Khaled Desouki AFP

El ascenso de Mohamed Mursi al trono que un año antes Hosni Mubarak se había resistido a abandonar fue el hito más feliz de los Hermanos Musulmanes, el movimiento que Hasan al Banna, un maestro escuela, fundó en 1928 para islamizar a un pueblo que vivía entonces bajo el colonialismo británico. El triunfo de Mursi, aupado en las primeras y únicas elecciones presidenciales libres celebradas en Egipto, fue -sin embargo- el principio de la pesadilla de la organización, faro del islam político.

El golpe militar de julio de 2013 reconcilió a la cofradía, con una amplia y disciplinada base social y una tupida red de asociaciones de caridad, con décadas de clandestinidad y persecución. “Son tiempos duros. El fallecimiento de Mursi era previsible. Sabíamos que estaba muriéndose lentamente. En realidad, mucho de lo que él representaba se había quebrado hace tiempo”, reconoce a EL MUNDO Wafaa Hefni, nieta del fundador de la Hermandad y una de las pocas voces del exilio interior del grupo que aún acepta hablar.

Un denso mutismo ha alcanzado a quienes todavía militan en la Hermandad intramuros del país más poblado del mundo árabe. Sus dirigentes, cuadros medios e incluso partidarios rasos han sido encarcelados; sometidos a desapariciones forzadas; ejecutados en virtud de polémicas sentencias judiciales; y asesinados en presuntas redadas policiales huérfanas del más leve escrutinio público. El patrimonio de la organización y de sus principales responsables ha sido confiscado por el régimen. Su estructura, la más organizada y multitudinaria hasta el verano de 2013, ha sido desmantelada a golpe de represión. “Nos gustaría hacer algo, reunirnos y despedir a Mursi pero nos resulta imposible. Todo el mundo sabe que no hay posibilidad alguna. El régimen lo controla todo”, confiesa Hefni.

En 2014 el régimen de Al Sisi la declaró “organización terrorista” sin hacer públicas pruebas de su vinculación con los ataques que sufre el país. La catalogación fue secundada por Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí, donde la cofradía es un enemigo para la continuidad de sus respectivas monarquías absolutas, pero no cosechó eco alguno en Occidente, donde la Hermandad continua operando legalmente. Desde la asonada, el ex jefe del ejército no ha cejado en su tentativa de revertir este humillante fracaso internacional.

Poco después de la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, trascendió el borrador de una orden ejecutiva que ilegalizaba la cofradía y sus tentáculos en Oriente Próximo y EEUU. La resolución jamás llegó a ser rubricada pero fue resucitada el pasado abril, en un renovado intento de Trump de contentar a su aliado egipcio.

La ambición del republicano volvió a toparse con la negativa del Pentágono y el Departamento de Estado, que alegaron que la Hermandad no cumple los requisitos para ser declarada “grupo terrorista” y advirtieron de que tal decisión podría provocar problemas con otros países aliados en los que la actividad del movimiento es completamente legal. “Sería un error estratégico no sólo porque la cofradía no se adapta a los criterios legales y políticos de esa designación sino también por sus consecuencias”, arguye Jalil al Anani, un reputado experto en el grupo y autor de “Dentro de la Hermandad”. “Supondría alienar a un gran número de musulmanes que apoyan el movimiento y que han adoptado medios pacíficos y graduales de participación y activismo; aumentar el sentimiento antiamericano entre los musulmanes piadosos que verán su medida como parte de la guerra de Trump contra los musulmanes, una cruzada que no diferencia entre moderados e islamistas, y alentará la narrativa de movimientos radicales como el IS y su apuesta violenta como única vía de tratar con él”, desliza el politólogo.

Demonizados en los medios de comunicación y apartados de la vida pública, los Hermanos -que han sufrido rifirrafes y divisiones entre su veterana cúpula y su rama juvenil, al igual que los padecieron en el pasado entre los sectores más moderados y los más recalcitrantes- han sobrevivido en las cárceles y sus redes de apoyo y en el exilio, especialmente activo en Londres y Estambul. Con una telaraña de sucursales repartida por todo el mundo árabe, la organización que creó Al Banna promete resistir como ya hiciera desde 1954, tras la ilegalización de la cofradía ordenada por Gamal Abdel Naser.

Décadas después, bajo la dictadura de Mubarak, la cofradía fue semitolerada y disfrutó de un renacimiento que ahora añoran sus simpatizantes. “No fue reconocida legalmente y fue hostigada y reprimida pero tuvo una fuerte presencia pública. Sus miembros podían competir a veces en los comicios. Sus oficinas podían reclutar a nuevos miembros en las universidades, las mezquitas y otros espacios. Todo aquello les permitió formar con éxito un partido político en 2011 cuando Mubarak cayó”, recuerda a este diario Nathan J. Brown, profesor de la universidad estadounidense de George Washington.

Con el tiempo, algunos militantes han comenzado a admitir en voz baja que fueron el surgimiento del partido Libertad y Justicia y la decisión de concurrir en las presidenciales, impugnando un compromiso previo de abstenerse de presentar candidato, los que extraviaron su ruta. “En el Egipto de hoy el grupo no posee nada de eso y sobrevive como una red en la sombra”, concluye Brown.

Conforme a los criterios de

Saber más

Fuente

Seguir leyendo

Mundo

Nayib Bukele dirige El Salvador desde su Twitter

El nuevo presidente ha ordenado hasta una decena de despidos a través esta red social. Leer

Published

en

Por

Miércoles, 19 junio 2019 – 01:57

El nuevo presidente ha ordenado hasta una decena de despidos a través esta red social

AME9102. SAN SALVADOR (EL SALVADOR).- Nayib Bukele ofrece su primer...
Nayib Bukele, en su primer discurso al asumir la presidencia de El Salvador. Rodrigo Sura EFE

El estreno en el cargo del nuevo presidente de El Salvador no ha dejado indiferente a nadie. Al igual que hizo durante la campaña electoral, Nayib Bukele ha sembrado la polémica haciendo uso de su herramienta favorita: Twitter. En menos de una semana, el líder salvadoreño ha ordenado (a través de mensajes públicos en esta red social), el despido de una treintena de funcionarios vinculados a la anterior administración.

“Se le ordena al Ministro de Seguridad @RogelioRivasSS, que remueva de su cargo como Director de Emisión de Pasaportes al nieto del expresidente Sánchez Cerén. Posteriormente contrate a alguien con credenciales para asumir el cargo de la mejor manera o promueva un subalterno”, reza uno de ellos, al que el ministro respondió: “Su orden será ejecutada inmediatamente”.

La irrupción de Bukele ha despertado el interés de la comunidad internacional por el devenir de uno de los países más complejos y violentos de la región: El Salvador. Su victoria en las elecciones de febrero fue implacable, con mayoría absoluta y sin necesidad de segunda vuelta, y también histórica, porque acabó con 30 años de bipartidismo y le convirtió, a sus 37 años, en el presidente más joven de la historia del país centroamericano. A pesar de haber arrasado en las presidenciales, Bukele no tendrá fácil gobernar y deberá hacer malabares para impulsar su ambicioso programa electoral.

Tras ser expulsado de su partido original, el progresista FMLN, el presidente salvadoreño se presentó a las elecciones representando la candidatura del conservador GANA, que en el Congreso tiene solo 10 de los 84 diputados totales.

Entre sus promesas destacan un plan de infraestructura que incluye un puerto, un aeropuerto y un tren, así como crear una Comisión Internacional contra la Impunidad que ayude a lograr su gran objetivo del mandato: acabar con décadas de corrupción. La oleada de despidos que ha protagonizado estos días responde al inicio de esa estrategia y aunque a nadie le ha sorprendido la decisión, muchos critican las formas.

Como si fuera el boletín oficial de la nación, Bukele redacta sus mandatos presidenciales en Twitter. Uno de los más sonados ha sido la destitución del Director de Innovación Tecnológica que ostentaba un salario de 3.325 dólares mensuales. Con ese presupuesto, insistió el presidente: “Contrate a tres técnicos de 1.100 dólares c/u”, a lo que el secretario contestó: “De inmediato señor presidente, además de contratar los tres técnicos, enviaremos los $25 restantes para ahorro”. Para terminar la conversación (pública y oficial), Bukele sugiere al secretario que “ponga de su salario para pan dulce”.

Al margen de estos despidos públicos, el presidente salvadoreño ha ordenado el cierre de cinco secretarías provocando que 400 funcionarios se queden en la calle. Uno de los departamentos clausurados ha sido, curiosamente, el de Transparencia sobre el que el presidente habló en estos términos: “Queda claro que la extinta ‘Secretaría de Transparencia’ no servía para NADA. Más que como parte de la ‘Fábrica de Empleos’. A pesar de haber utilizado la lucha contra la corrupción como lema de campaña, el propio Bukele está siendo investigado por la Fiscalía por presunto fraude fiscal. Además, entre los medios salvadoreños circula una lista de amigos y familiares del presidente que habrían sido contratados para distintos cargos de responsabilidad en el Gobierno.

Alejado de las críticas y de los medios de comunicación tradicionales, Bukele se refugia en Twitter para gobernar El Salvador. Desde ese espacio, en el que le siguen y protegen medio millón de seguidores, ha animado a compartir una publicación en la que se pide que Bukele sea nombrado ‘presidente de Twitter’. En los últimos días ha logrado además destronar a su referente político, el mexicano López Obrador, como el presidente mejor valorado del mundo con un 71% de aprobación. Sus trayectorias son parecidas, ambos han acabado con el bipartidismo en sus países y antes de llegar a la presidencia fueron alcaldes capitalinos. No obstante, a sus 37 años, el salvadoreño todavía tiene mucha trayectoria por delante y el reto mayúsculo de cumplir, más allá de Twitter, con las expectativas que ha levantado en uno de los países más pobres del continente.

Conforme a los criterios de

Saber más

Fuente

Seguir leyendo

Mundo

Terror neonazi en Alemania

La sospecha de que el asesino del político cristianodemócrata Walter Lübcke no actuase solo ha hecho saltar todas las alarmas Leer

Published

en

Por

Extremismo

Martes, 18 junio 2019 – 20:47

La sospecha de que el asesino del político cristianodemócrata Walter Lübcke no actuase solo ha hecho saltar todas las alarmas

EPA987. WOLFHAGEN-ISTHA (ALEMANIA).- La policía investiga la escena...
La policía investiga la escena del crimen donde fue asesinado Walter Lübcke este lunes, en Wolfhagen-Istha, Alemania. Armando Babani EFE

El asesinato del político cristianodemócrata Walter Lübcke a manos de un neonazi mantiene en jaque a las autoridades alemanas de Interior, que intentan reparar con una investigación “en todas las direcciones” el fracaso en la lucha contra el terrorismo de extrema derecha que manchó su reputación el 4 de noviembre de 2011. Ese día, Alemania descubrió por casualidad la existencia de una cédula de extrema derecha que, alimentándose en la clandestinidad a base de atracos y robos, se había cobrado desde 1999 la vida de nueve personas, en su mayoría de origen turco, y la de una policía. Se trató del Nacionalsocialista Clandestina” (NSU), organización terrorista que había pasado desapercibida incluso a los servicios secretos de Interior (BND).

La sospecha de que Stephan E., el neonazi de 45 años que disparó en la cabeza a Lübcke, no actuara en solitario ha desatado todas las alarmas. “Se investiga en todas direcciones”, asegura el ministro de Interior, Horst Seehofer. La Fiscalía federal parte de la base de que el asesinato de Lübcke tuvo una motivación política a tenor de la biografía del sospechoso, pero el fantasma del NSU planea sobre una investigación con carga política.

Eso explicaría que desde el Ejecutivo de la canciller Angela Merkel se haya pedido prudencia y no extraer conclusiones precipitadas, después de que la oposición parlamentaria de Verdes y La Izquierda decidieran aprovechar el caso Lübcke para convocar una reunión de la Comisión de Interior del Bundestag ante las sospechas de un entramado de extrema derecha con posibles ramificaciones en el Ejército.

La canciller ha evitado pronunciarse acerca de esa iniciativa, que añade aceite a la hoguera que va prendiendo al ambiente político alemán, cargado de incertidumbre. A ello se han sumado nuevos rumores sobre la salud de Merkel, a quien este martes se le vio temblar de piernas y manos mientras daba la bienvenida al presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky. Las imágenes de la canciller bajo el sol, con signos de debilidad física y sujetándose las manos mientras sonaba el himno nacional, han dado rápidamente lugar a todo tipo de comentarios. Merkel, que ha recibido a Zelensky en vísperas de la cumbre europea del jueves en Bruselas, en la que se debatirá también de las sanciones a Rusia, ha explicado después que había sufrido una falta de líquidos. “Estoy bien, me he bebido al menos tres vasos de agua, que parece que me faltaban”, ha dicho.

Conforme a los criterios de

Saber más

Fuente

Seguir leyendo

Lo + Visto