Conectá con nosotros

Policiales

Rosario: Se hizo pasar por policía y violó a 18 mujeres

https://www.youtube.com/watch?v=TelaRX1Cm00

Hablamos con el periodista Andrés Cánepa: "Lo atraparon gracias a testimonio de su última víctima"

Comentar

Published

en



Hablamos con el periodista Andrés Cánepa: "Lo atraparon gracias a testimonio de su última víctima"

Comentar

Publicidad
Comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Policiales

La violó su patrón y grabó el ataque: “¡No quiero, te estoy diciendo que no!”

Published

en

Por

Una joven de 19 años fue violada por su patrón, que se había ofrecido para acercarla hasta su casa al final de la jornada laboral, en la zona rural de la localidad de Campo Grande, Misiones. La víctima alcanzó a grabar el momento del ataque sexual y ese audio ahora se convirtió en una de las principales pruebas que tiene el caso.

En la grabación se escucha que la víctima, en forma tajante, dice: “¡No, no, no quiero, te estoy diciendo que no!”. El atacante le responde en tono amenazante: “Yo te voy a coger, o te juro por Dios que te mato”.

La denuncia fue realizada el miércoles a la tarde. La víctima contó que el martes, cerca de las 22, finalizó su jornada laboral en la casa de Reinaldo Alberto Piotroski (37), quien vive en la zona rural.

Mirá también
El drama de la chica que denunció a 10 hombres por una violación en manada: "Los familiares me amenazan de muerte"

El hombre le dijo que iba hacia el pueblo en el camión Ford F-350 de su propiedad y se ofreció a acercarla hasta su casa. La chica accedió, sin imaginar lo que momentos después sucedería.

La joven empleada doméstica agregó que el conductor se desvió del camino y se dirigió a un lugar oscuro, donde detuvo la marcha y le propuso un encuentro sexual. La chica se negó, pero ante la insistencia de su patrón, le advirtió que era portadora de HIV. Ningún argumento alcanzó.

Tras consumar la violación, el hombre no logró poner en marcha nuevamente su camión, motivo por el cual dejó en el lugar a la víctima y partió en busca de auxilio mecánico.

Mirá también
La mamá de Florencia Di Marco dijo no saber de los abusos: "Tendría a mi hija aquí y no en un cajón"

La joven no dudó y escapó. Tuvo que caminar un largo rato para llegar a su casa, en la zona urbana de Campo Grande, aferrada a su celular, donde tenía la única prueba del ataque que había sufrido.

Tras vencer el temor, se dirigió a la Comisaría de la Mujer y radicó la denuncia, que quedó caratulada como “abuso sexual con acceso carnal y amenazas“.

Apenas completó el trámite, fue sometida a una pericia en busca de rastros biológicos de su atacante por disposición del juez de Instrucción Horacio Alarcón, quien también ordenó a la Policía la detención de Piotroski y el secuestro del camión donde se produjo la violación.

Mirá también
"Dejó de ser mi papá cuando empezó a violarme", el crudo relato de una chica que logró que condenaran a su abusador

En el vehículo se realizaron varias pericias, entre ellas el levantamiento de huellas, dijeron voceros policiales que trabajaron en el caso.

EMJ

Comentar

Seguir leyendo

Policiales

Soñaba con ser campeón del mundo de boxeo y lo mataron: buscan al novio de su ex

Published

en

Por

Eh gil, ¿ese es el puto de tu hermano? Vamos a buscar el fierro, vamos a buscar el fierro. Tras esas palabras, Ian Mora, un adolescente de 17 años que soñaba con ser campeón del mundo de boxeo, admirador del “Chino” Fabián Maidana, recibió un tiro en la cabeza. Estaba a metros de su casa, en Paso del Rey (Moreno).

La víctima murió horas más tarde en un hospital y ahora la Policía busca al sospechoso, que tiene orden de captura. Cristian Russo, de 19 años, es el novio de la ex de Ian. Según los familiares, lo había amenazado para que no se acercara a la chica. 

Ian Morán (17), el chico asesinado en Paso del Rey (Moreno).

Ian Morán (17), el chico asesinado en Paso del Rey (Moreno).

“Estoy destruida, levantarme a la mañana y saber que no está Ian, todavía no caigo”, le dice a Clarín su mamá, Yanina Adriana Páez (37), horas después de encabezar, este miércoles, una marcha para exigir justicia. La mujer advierte: “No voy a parar hasta que el asesino de mi hijo pague por esto”.

Todo ocurrió el sábado pasado a las 18.30 en Juan O’Brien y Belgrano. El padre de Ian, Juan Claudio Mora (40), estaba revocando una habitación en la plata alta de la casa.

La marcha por justicia por el crimen de Ian Morán (17), en Paso del Rey (Moreno).

La marcha por justicia por el crimen de Ian Morán (17), en Paso del Rey (Moreno).

“Nos avisó un vecino que se habían caído los ladrillos que teníamos en la puerta del local y que tuviéramos cuidado, que se los iban a terminar robando”, recuerda su esposa, que desde hace ocho meses trabaja como peluquera a una cuadra de su hogar.

Entonces, los padres le pidieron al chico que fuera a guardar los ladrillos adentro del local. Cuando Ian salió junto con un amigo, vio a su hermano menor, de 14 años, que estaba en la plaza de enfrente, y siguió su camino hacia el negocio.

Ian Morán (17), junto con su entrenador Ramón Cabral, en el gimnasio de Moreno.

Ian Morán (17), junto con su entrenador Ramón Cabral, en el gimnasio de Moreno.

Minutos después, según relata la familia, aparecieron dos jóvenes arriba de una moto.

Eh gil, ¿ese es el puto de tu hermano?“, le preguntó el acompañante al hermano de Ian.

 “¿Qué te importa?“, le respondió el chico.

Vamos a buscar el fierro, vamos a buscar el fierro“, advirtieron.

Minutos más tarde, Ian los vio llegar y le dijo a su amigo que se fuera. El joven que iba de acompañante hizo un tiro al aire. Luego hubo un forcejo y la víctima terminó tirada en el piso, con un balazo en la cabeza. Su hermano menor corrió a los atacantes, que le dispararon “entre tres y cinco tiros a los pies, pero ninguno le pegó”, dice Yanina.

Cuando su madre salió a la puerta porque escuchó los estruendos, vio un tumulto de gente. Caminó unos pasos y la persona que estaba en el suelo era su hijo. Desesperada, le avisó a su marido y lo llevaron al Hospital Mariano y Luciano de la Vega, pero Ian murió en la sala de urgencias.

Mirá también
Armó un gimnasio de boxeo en su casa para pelear mano a mano con la droga y el delito

Ian y su papá eran muy unidos. Por la mañana, Juan trabaja como camionero y al mediodía su hijo lo esperaba en su casa para ayudarlo en algunos changas como vidriero.

Con mi marido nos echamos la culpa porque lo mandamos allá, si estaba adentro no lo mataban. Mi marido está destruido y encima es diabético. Anda con los niveles por las nubes y no podemos estabilizarlo”, indica Yanina.

El sueño del boxeador

Las vidas de los boxeadores, en su mayoría, no suelen ser fáciles. Muchos provienen de familias humildes y buscan en este deporte la posibilidad de mejorar la situación económica de todos.

Otros simplemente lo practican con dedicación y pasión, sin pensar en el bolsillo. Esa era la historia de Ian, a quien le quitaron la ilusión de una manera absurda.

El chico peleaba en la categoría superligero. Había estado retirado de los rings durante un año tras haber sufrido un accidente en un ojo. En enero de este año recibió el alta.

Mirá también
La promesa del boxeo que se volvió adicto al crack y cayó por el ataque a tiros contra una nena

“Me decía que no veía la hora de entrar en el campo profesional. Yo le respondía que él tenía 17 años y que con un par de peleas más podía empezar. Hace dos semanas me dijo: “Mi sueño es ser campeón del mundo’, afirma angustiado Ramón Cabral, dueño del gimnasio donde entrenaba el joven y entrenador suyo.

“Lo quería como a un hijo, desde los 13 años que está conmigo. Uno lo adopta con el cariño de un padre. Era una buena persona, un chico muy bueno que estaba lleno de sueños“, cuenta Cabral, que también fue boxeador y conoce de lo que habla.

En su vuelta a los entrenamientos, Ian estaba 10 kilos arriba del peso que se recomienda para su categoría, pero Cabral le sugirió que se entrenara con Mariano Protinsky, un preparador físico y ex boxeador reconocido en el ambiente, que hasta llegó a competir por un título mundial.

“Vos tenés muchas condiciones, pero no podés dar tanta ventaja con el peso”, le había advertido a Ian.

Según aseguró Cabral, el joven “ya había bajado cinco kilos” y estaba contento. “Admiraba mucho el estilo del Chino Maidana, siempre iba para adelante”, sostuvo.

El prófugo

“Hace dos años y medio, mi hijo tuvo una novia que es la actual pareja. Al pibe que se le acercaba a la novia lo amenazaba con el arma, es un enfermo. Yo no sabía, pero a Ian ya lo había amenazado con un arma en la puerta del gimnasio”, señala la madre sobre el prófugo.

Russo cerró sus perfiles en Facebook e Instagram. Como la madre de Ian, era peluquero y había subido fotos con distintos cortes de cabello a los clientes.

Mirá también
"Iron" Luján, del sueño de ser campeón mundial de box a la cárcel por ladrón

El más chico de los tres hijos de Yanina está muy perturbado por lo que pasó y tuvo que ir al psicólogo. “Tiene miedo al ruido de las motos, está aterrado con esto que vio”, remarca su madre.

El caso lo investiga la UFI N° 8 de Moreno, a cargo de la fiscal María Gabriela Urrutia.

Eduardo Regueiro

EMJ

Comentar

Seguir leyendo

Policiales

Cayó el jefe de la banda narco que escondía cocaína en un yate

Published

en

Por

Fue el único que logró evitar su detención durante los 30 allanamientos a la banda “Los Reyes del Norte”, que vendía todo tipo de drogas en el Conurbano. Desde el jueves que la Policía le seguía el rastro, pero este miércoles su suerte cambió. Leandro Reyes, sindicado jefe de la organización, cayó detenido en Villa Tessei junto a un prófugo por un homicidio e integrante de un histórico clan narco.

Reyes estaba prófugo desde la semana pasada cuando la División de Drogas Ilícitas de La Matanza desbarató a la banda que operaba desde countries de zona norte. Uno de esos allanamientos tuvo lugar en el coqueto barrio Las Caletas de Nordelta, donde fue detenido Martín Asci -según la Policía N° 2 de la banda-, quien tenía un yate de 300 mil dólares donde guardaba cocaína.

Leandro Reyes cayó este miércoles en Villa Tessei.

Leandro Reyes cayó este miércoles en Villa Tessei.

Los investigadores sabían que Reyes alternaba sus domicilios entre un country de Escobar, el barrio semi cerrado “El Remanso” en Exaltación de la Cruz y otra propiedad de Nordelta. Pero no estaba en ninguna de esas tres casas durante los operativos ordenados por el juez federal Juan Manuel Culotta.

Entonces los policías de Drogas de La Matanza reconstruyeron hacia atrás los movimientos que hacía el sospechoso y los autos en los que se movía. Así fue que esta tarde vieron en Villa Tessei al Peugeot 208 con pedido de captura.

Mirá también
El narco detenido en Nordelta escondía cocaína en un yate de US$ 300 mil

Adentro había dos personas y cuando intentaron identificarlas, el coche aceleró. En el frustrado intento de fuga, el 208 chocó al auto de un vecino y los agentes lograron reducir a los ocupantes. Uno de ellos resultó ser Reyes. El otro, Sergio “Checho” Soria, prófugo por el homicidio de Martín Ojeda, ocurrido el 1° de abril del año pasado.

Sergio "Checho" Soria, prófugo por el crimen de Martín Ojeda, fue detenido este miércoles.

Sergio “Checho” Soria, prófugo por el crimen de Martín Ojeda, fue detenido este miércoles.

Según la Policía, Soria integra  el histórico “clan Soria”, que a través de la banda “Los Gardelitos”, dominaba el negocio de la droga en la villa Corea, de San Martín.

Cuando lo mataron Ojeda estaba junto a un grupo de amigos en la puerta del Club Atlético Iguazú, a seis cuadras del estadio de All Boys. En ese momento, tres hombres llegaron en un auto y dos de ellos bajaron para increparlos.

La víctima habría intentado resguardarse dentro del club pero por los golpes que recibía no pudo ingresar. Los agresores regresaron al vehículo y tomaron dos armas de fuego. Ojeda murió por un balazo en la cabeza.

Mirá también
Tres detenidos por la muerte de un hincha de All Boys

Por el caso, la Policía detuvo en noviembre a Darío Pérez (32), Mauro “Muro” Martino y Leonardo “Snoopy” Suñé, acusados de homicidio agravado, y abuso de arma de guerra y premeditación. Con la detención de Sergio Soria, el único prófugo en la causa es Tomás Soria, hijo de Sergio.

La banda de narcos vip

Después de dos años de investigación, la banda de narcos vip bautizada como “Los Reyes del Norte” cayó este viernes en 30 allanamientos realizados por la Policía Bonaerense en San Martín, Tres de Febrero, San Isidro y Tigre. Los operativos dejaron un saldo de 16 detenidos; entre ellos tres líderes de la organización; seis kilos de cocaína; cuatro de marihuana; uno de cristal; 650 pastillas de éxtasis y 130 dosis de LSD; y ocho autos secuestrados.

El nombre con el que fue bautizada la banda responde al apellido de su jefe máximo: Leandro Reyes, alias “El Flaco”. Además de la dirección del negocio ilegal, Reyes tenía una función que solamente él podía hacer: testear la calidad de las sustancias que le entregaban.

Uno de los autos secuestrados a la banda.

Uno de los autos secuestrados a la banda.

Distinto es el perfil de Martín Asci, a quien la Policía identificó como el número 2 de la organización. Fanático del fisicoculturismo, se había mudado hace poco a una casa que alquilaba por 70 mil pesos mensuales más expensas en el barrio Las Caletas de Nordelta y vivía ostentando su fortuna.

Él y su esposa, que dice ser psicóloga y también fue detenida, se paseaban en un BMW M4 blanco valuado en 100 mil dólares, una camioneta Range Rover Evoque modelo 2012 de 50 mil dólares y un Ford Focus 0 kilómetro. Pero lo más extravagante lo guardaban en un amarradero privado de Nordelta, al que solamente se puede acceder por huella dactilar. Allí tenían un crucero Patagonia 44 valuado en 300 mil dólares y con una deuda impositiva de 1.600.000 pesos. Allí encontraron cocaína.

Ante la ausencia de Reyes, Asci era -según los investigadores- el que tomaba las decisiones de la banda. Todo lo controlaba por teléfono desde su casa de Nordelta, según señalaron fuentes del caso a este diario. No es la primera vez que el fisicoculturista se ve involucrado en una causa por narcotráfico. En 2015 fue procesado por almacenar pastillas de éxtasis para la venta, fallo que confirmó la Cámara Nacional de Casación. Como pantalla para su actividad, Asci decía que se dedicaba a la compra y venta de autos.

La banda tenía varios vehículos de lujo.

La banda tenía varios vehículos de lujo.

Abajo de Reyes y Asci aparecen otros dos nombres, también señalados por los investigadores como miembros de la cúpula de la banda. Son Jeremías David Fernández, alias “Jere” o “Enano”, y Cristian Hernán Noya, apodado “El Ruso”.

La investigación arrancó en 2017 por una denuncia realizada en la Justicia Federal de Tres de Febrero e incluyó escuchas a 150 teléfonos y vigilancia encubierta. Una vez que toda la banda fue identificada, el juez Juan Manuel Culotta ordenó los allanamientos a la Delegación de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado de La Matanza. El primero fue mientras la banda entregaba un cargamento de cocaína en San Martín. Luego, siguieron los de Nordelta, San Isidro y Escobar. 

Comentar

Seguir leyendo

Policiales

El comisario muerto en el tiroteo entre policías recibió 7 disparos

Published

en

Por

Tenía tres orificios de bala en el tórax, uno en la cara y otros tres en el costado de la espalda. Eso determinó el informe de la autopsia del cuerpo del comisario Hernán David Martin, ex jefe del gabinete de Drogas de la DDI Avellaneda-Lanús que murió baleado en el tiroteo con policías de la Federal.

Ahora los investigadores esperan el resultado del resto de las pericias para conocer la trayectoria de esos disparos, de qué arma salieron y cuáles fueron los orificios de entrada y de salida.

Lo cierto es que, entre los siete disparos que tenía el cuerpo de Martin, los cinco tiros que recibió el cabo 1° de la Federal Claudio De Carlo, que sigue internado en estado crítico en el hospital Churruca, y los dos balazos que pegaron en las piernas del sargento Sergio Arán, en la escena del crimen hubo, de mínima, 14 disparos.

Determinar quién disparó será parte de la tarea poco sencilla que tendrán los peritos de Gendarmería que también deberán explicar cómo fue la dinámica del enfrentamiento junto al Toyota Etios blanco que manejaba Martin y con el que pretendía huir. Sin esos resultados, no hay certezas de cómo sucedieron las cosas en el cruce del Acceso Sudeste y Madariaga.

Mirá también
Los hermanos Hernández, la mancha de la Bonaerense: uno preso, el otro prófugo

El tiroteo del 29 de marzo terminó con un comisario de la Bonaerense muerto y dos policías de la Federal heridos, uno de gravedad. Tras el escándalo, la DDI de Avellaneda-Lanús quedó descabezada y 11 agentes están siendo investigados. De esos 11, cinco están detenidos y el titular de la dependencia se mantiene prófugo: se trata del comisario mayor José Hernández.

A metros de donde ocurrió el tiroteo entre policías, en la estación de servicio Shell que está pegada al Parque Shopping Avellaneda, y minutos antes del desenlace fatal, el capitán Esteban Franicevich se encontraba con una mujer que esa misma tarde lo había denuncia por extorsión.

Ante la Justicia, la mujer detalló que la habían secuestrado el día anterior en un coche, la habían subido en la parte de atrás y la habían llevado hasta su casa. Tras pedirle 30 mil pesos al marido, oriundo de República Dominicana, la liberaron pero debían pagar al día siguiente 170 mil pesos más para no armarles una causa narco. Como garantía, los secuestradores -que habrían sido seis- se llevaron los documentos del dominicano.

El comisario David Hernán Martin.

El comisario David Hernán Martin.

La fiscal Soledad Garibaldi ordenó el pago controlado de la extorsión, que se cerró por chat, y convocó a la policía Federal para que monitoreara esa entrega. Cuando el capitán Franicevich recibió el dinero, y mientras esperaba que el comisario Martin lo levantara en el Toyota Etios blanco de la DDI donde trabajaban, el cabo 1° De Carlos y el sargento Arán lo interceptaron para detenerlo.

Al ver esto, Martin intentó atropellar a los agentes de la Federal, que respondieron a los tiros y comenzaron a correr el coche que escapaba del lugar. Unos metros más adelante, el Toyota quedó frenado en plena calle. Hasta allí llegaron Arán, primero y por la parte de atrás del coche, y De Carlo después, que se acercó bordeando la trompa hasta la puerta del conductor.

Lo que siguió fue una ráfaga de tiros a la que sólo le podrá poner lógica la Gendarmería con sus pericias.

LM

Comentar

Seguir leyendo

Policiales

Mató a un RRPP para robarle las zapatillas y las quiso vender por Facebook

Published

en

Por

Unas zapatillas publicadas en Facebook permitieron llegar al asesino de un joven relacionista público de un boliche en Mendoza. El crimen de Nahuel Vitali (18), impacta por lo absurdo –lo mataron de una puñalada para robarle las zapatillas- y porque el acusado de su asesinato es un adolescente de 16 años que tendría como cómplice a otro de apenas 15.

Nahuel murió en la madrugada del domingo pasado, cuando regresaba de una fiesta en el boliche Iskra, en la zona comercial de la avenida San Martín Sur, de Godoy Cruz, una de las más transitadas por las noches.

Nahuel Vitali tenía 18 años y trabajaba como RRPP en un boliche de Mendoza.

Nahuel Vitali tenía 18 años y trabajaba como RRPP en un boliche de Mendoza.

El joven trabajaba en ese boliche como relacionista público. En el camino a su casa, en el cruce de las calles Tiburcio Benegas y Uruguay, fue asaltado por dos adolescentes. Uno de ellos fue directamente a sacarle las zapatillas. Nahuel intentó defenderse y el asaltante le dio un puntazo mortal en el corazón.

Dos días después, el acusado de asesinarlo publicó en su muro de Facebook unas imágenes del par de zapatillas Nike que le había robado a Nahuel, junto a una campera de la selección argentina de fútbol. Cambio no vendo. AFA talle S flama. Nikes talle 39 10 pts. Que ahy? (sic)”. Ese fue el mensaje que compartió en un grupo cerrado de la red social.

El posteo comenzó a viralizarse cuando amigos del chico asesinado descubrieron que eran las zapatillas de Nahuel las que se ofrecían. Comenzaron a escrachar por las redes sociales al joven que había posteado la foto y añadieron comentarios respecto a cómo y por qué lo había matado.

Mirá también
Cayó por robar con una ametralladora y se fugó de un hospital con las esposas puestas

En su última publicación -lunes a las 3.25 de la madrugada-, el adolescente del posteo se mostró arrepentido. Colocó una foto de un familiar fallecido, junto al texto: “Sólo pido que ella desde el cielo me escuche y me pueda perdonar. Te extraño más que nunca, perdón”.

A las pocas horas, el acusado, apodado “Tarzán”, fue detenido por la Policía. La información oficial es que el menor de 16 años fue denunciado por un testigo presencial del robo e identificado por las cámaras de seguridad en la vía pública. Las imágenes muestran cuando el autor del hecho y su cómplice huyen en taxi después de robarle las zapatillas.

Sin embargo, trascendió que fue su cómplice, un chico de 15 años, quien terminó confesando a su madre que había estado presente en el momento en el que mataron al relacionista público. La mujer se comunicó con la fiscalía y llevó a su hijo a declarar. Hasta el momento, el menor de de los sospechosos figura en la causa como testigo y presunto coautor.

Mirá también
La caída en desgracia del "comisario de WhatsApp", del reconocimiento a una grave acusación

Al tratarse de adolescentes implicados en el crimen, la causa pasó a cargo de la fiscal Penal de Menores Leticia Martí. “Tarzán” ya fue trasladado a la Dirección de Responsabilidad Penal Juvenil, conocida como ex Cose.

La familia de la víctima denunció amenazas por parte de amigos del principal sospechoso. “El wacho (por el detenido) va a salir en unos añitos. Él allá adentro está re piola, no como uds que andan asustados caretas”, escribió un amigo del acusado. 

Asustados, los familiares de Nahuel organizan una marcha para este jueves a las 19. La movilización se concentrará en la puerta de la Legislatura provincial.

LM

Comentar

Seguir leyendo

Publicidad

Política

Publicidad

Facebook

Publicidad

Deportes

Publicidad

Provincias

Publicidad

Publicidad