Conectá con nosotros

Policiales

Se fugó y recién se dieron cuenta cuando su madre lo vio caminando en el pueblo

Published

en

Un preso de 24 años, acusado de matar a una jubilada y de violar a otra, se escapó de su celda en la comisaría de Eduardo Castex, en La Pampa. Pero lo curioso es que fue su propia madre, que lo vio en el centro del pueblo, quien avisó a la Policía.

Después de una búsqueda de más de 12 horas, el prófugo fue capturado: lo hallaron durmiendo en una cosechadora, en un campo a 25 kilómetros de Eduardo Castex, un pueblo ubicado 80 kilómetros al norte de Santa Rosa.

El preso recapturado es Luciano Domínguez. Está detenido por el crimen de Josefa Moreno (85) en un supuesto intento de robo, ocurrido el 31 de marzo. También en ese hecho fue violada otra mujer de 65 años, sobrina de la anciana asesinada.

Ana María "Pocha" Marton (69), la jubilada atacada brutalmente en Eduardo Castex, La Pampa.

Ana María “Pocha” Marton (69), la jubilada atacada brutalmente en Eduardo Castex, La Pampa.

Aunque inicialmente fue arrestado Brian Luna (25), un día después capturaron a Domínguez. Ambos estaban alojados en un hospedaje, ubicado en la parte de atrás de la casa donde ocurrió el ataque a las mujeres.

El viernes a la noche se produjo la fuga de Domínguez. Fue por un ventiluz de una celda, que tiene un patio interior.

Mirá también
Brutal ataque contra dos jubiladas: una murió y la otra fue violada

Pero su hermana, Antonella Domínguez reveló en las redes sociales lo más insólito del caso: que fue su madre quien dio aviso a la Policia de la fuga.

Mi mamá vio a mi hermano en las calles del centro local anoche cerca de las 21 horas. Y ella dio aviso a la comisaría!!! No estaban enterados que faltaba! No nos callamos más!!”, publicó la joven en su Facebook.

La casa donde ocurrió el brutal ataque contra dos jubiladas en Eduardo Castex, La Pampa.

La casa donde ocurrió el brutal ataque contra dos jubiladas en Eduardo Castex, La Pampa.

Además expresó su queja por la detención de su hermano. “Está detenido para ser investigado porque encontraron una media con sangre en su habitación del hospedaje! No sabemos de quién m… es esa media y esa sangre y todavía no está el ADN de esa supuesta media (porque no la vimos nunca!)“, escribió la hermana.

Solo por eso lo tienen detenido, lo golpean y solo lo puede ver mi mamá los lunes!“, agregó.

La protesta de los vecinos de Eduardo Castex, La Pampa, tras el brutal ataque contra dos jubiladas.

La protesta de los vecinos de Eduardo Castex, La Pampa, tras el brutal ataque contra dos jubiladas.

La detención de Luciano Domínguez se produjo el sábado. Los perros rastreadores llegaron al campo (a donde llegó caminando) en el que se había escondido.

EMJ

Comentar

Publicidad
Comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Policiales

Asaltó una casa y el dueño lo mató de un tiro en la cabeza

Published

en

Por

Eran cerca de las cuatro de la tarde cuando un hombre se despertó sobresaltado al escuchar ruidos extraños en su casa. Salió en silencio de su habitación, vio a tres desconocidos en el interior de la propiedad y no lo dudó: fue a buscar un arma y los enfrentó.

Hubo disparos y los presuntos ladrones escaparon sin llevarse nada. Pero uno de ellos, identificado como Natanel Brisset (28), cayó desvanecido a pocos metros de la propiedad. Un balazo impactó en su rostro y falleció en un hospital en la madrugada de este domingo.

El hecho se produjo en plena siesta de sábado en el barrio privado Pinar del Sol, ubicado en el departamento Maipú (Gran Mendoza), que se vio sacudido por tiros, gritos y gente corriendo.

Natanel Brisset, el ladrón que murió al asaltar una casa en Mendoza.

Natanel Brisset, el ladrón que murió al asaltar una casa en Mendoza.

La Justicia deberá decidir la situación procesal del dueño de casa, pero por el momento todas las pruebas indican que se trató de un caso de un caso de “legítima defensa“.

Incluso el hombre de 44 años puso a disposición los documentos que lo acreditan como titular del arma con la que disparó contra los supuestos delincuentes.

Mirá también
"Coco", el secuestrador que debía estar preso y murió en una estación de servicio

Según la reconstrucción, un hombre dormía cuando notó la presencia de extraños bajando las escaleras de su casa. Tomó un arma que tenía guardada en un ropero de su habitación y decidió confrontarlos.

Los disparos obligaron a los tres ladrones a abortar su plan y a escapar de la propiedad. Sin embargo, Brisset sólo alcanzó a recorrer 15 metros antes de desvanecer y caer al piso, donde quedó inconsciente y boca abajo, ya que una bala había ingresado a través del maxilar izquierdo y quedó alojada en su cabeza.

Personal del Servicio de Emergencias Coordinado (SEC) lo trasladó al Hospital Central de la capital provincial, donde murió en la madrugada del domingo.

Mirá también
Mató a un RRPP para robarle las zapatillas y las quiso vender por Facebook

Horas más tarde, familiares y amigos lo despidieron en las redes sociales. Entre esos mensajes se destaca uno que publicó su novia, junto a una imagen tomada el sábado a la mañana, algunas horas antes del asalto.

Los investigadores secuestraron el arma del dueño de casa, que mostró los papeles que confirman que está en regla. También buscaron, sin éxito, el arma que presuntamente llevaba Brisset.

Natanel Brisset, el ladrón que murió al asaltar una casa en Mendoza, y la última foto con su novia.

Natanel Brisset, el ladrón que murió al asaltar una casa en Mendoza, y la última foto con su novia.

Sí hallaron entre sus prendas su DNI, lo que permitió identificarlo rápidamente: tenía antecedentes por delitos contra la propiedad y pasado carcelario.

El fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello tiene a su cargo la causa y definirá en las próximas horas si se trató de un caso de “legítima defensa” o si hubo exceso por parte del propietario del domicilio.

EMJ

Comentar

Seguir leyendo

Policiales

Yoav, el vigilador que quería ser gendarme y fue asesinado por motochorros

Published

en

Por

Yoav Manuel Caballero tenía 24 años, dos hijos y soñaba con ser gendarme. El joven, que era vigilador privado y trabajaba en la empresa Murata, había sido convocado en noviembre pasado para el primer examen del proceso de selección en la fuerza.

Este domingo a la madrugada, Yoav manejaba su moto marca Honda cuando lo atacaron para robarle dos jóvenes a bordo de una Zanella 150 cc.

Al vigilador lo encontraron tirado en la mitad de la calle. Estaba en una esquina, a unas 30 cuadras de su casa de Virrey del Pino, partido de La Matanza. Cuando llegó la ambulancia llegó a decir que lo habían asaltado. Murió dos horas después. 

Yoav Caballero (24), en su trabajo como vigilador privado.

Yoav Caballero (24), en su trabajo como vigilador privado.

Todo ocurrió alrededor de las dos de la mañana en la esquina de El Lirio y Richet, a una cuadra de la ruta nacional 3, a la altura del kilómetro 38, una zona transitada.

No está claro si el joven intentó resistirse o si lo confundieron con un policía por su uniforme. Lo cierto es que le dispararon y escaparon con la Honda. 

Mirá también
A un año del crimen de Leandro Alcaraz, aún no instalaron ninguna cámara en colectivos

Un automovilista que pasaba por ahí se detuvo y lo trasladó hasta la Unidad de Pronta Atención (UPA/24hs.) de Virrey del Pino, a 17 cuadras, donde llegó a relatar lo que había ocurrido a los médicos que lo atendieron. 

La investigación quedó en manos de Claudio Fornaro, de la fiscalía especializada en Homicidios de La Matanza.

Por el hecho detuvieron a dos sospechosos de 27 y 24 años, señalados por otros robos en la zona y conocidos con los apodos de “El Pibe” y “El Paraguayito”.

Dos detenidos por el crimen del vigilador privado Yoav Caballero (24) en La Matanza.

Dos detenidos por el crimen del vigilador privado Yoav Caballero (24) en La Matanza.

Con una orden judicial, los policías de La Matanza realizaron una serie de allanamientos y lograron detener a ambos en la esquina de Hugo What y Guanabaram de Virrey del Pino, mientras huían a bordo de una moto Yamaha.

Walter Damián Rodríguez (27), alias “Pibe”, y Enzo Leonel Bogarín Larramendia (24), alias “Paraguayito”, quedaron imputados del crimen de Caballero.

Dos detenidos por el crimen del vigilador privado Yoav Caballero (24) en La Matanza.

Dos detenidos por el crimen del vigilador privado Yoav Caballero (24) en La Matanza.

En poder de Rodríguez, la Policía secuestró una pistola calibre 9 milímetros que, se cree, puede haber sido la utilizada para matar al vigilador.

Además, en un allanamiento en la casa de Larramendia fue secuestrada la moto Zanella similar a la que usaron los delincuentes.

Dos detenidos por el crimen del vigilador privado Yoav Caballero (24) en La Matanza.

Dos detenidos por el crimen del vigilador privado Yoav Caballero (24) en La Matanza.

Luego, los investigadores determinaron que ambos detenidos tenían pedido de detención de una fiscalía de La Matanza por el intento de homicidio y robo de una mujer, ocurrido el 27 de marzo último, a quien le dispararon un balazo para robarle su moto.

Además, establecieron que tanto Rodríguez como Bogarín Larramendia estarían vinculados al homicidio de un chofer de Uber, Ricardo Alfredo Méndez (61), quien fue asesinado el 29 de marzo último en las calles Areco y Juan García del Río, de Virrey del Pino, en circunstancias similares.

Mirá también
Asesinan a un chofer de Uber en Virrey del Pino

El viernes por la noche, otro crimen sacudió a La Matanza. Fue en Laferrere, cuando dos motochorros quisieron robarle la mochila a Daniel Paz, un zapatero de 49 años, padre de cinco hijos.

Lo balearon y murió antes de llegar al hospital. Por el crimen, el sábado por la noche detuvieron a un joven que tenía en su casa la moto robada que -sospechan- usaron para cometer el asalto.

Mirá también
Mató con una moto robada, pero cayó porque la alarma llevó a la Policía hasta su casa

EMJ

Comentar

Seguir leyendo

Policiales

A un año del crimen de Leandro Alcaraz, aún no instalaron ninguna cámara en colectivos

Published

en

Por

La pregunta es la constante. Hace un año que se repite en silencio. Los Alcaraz no entienden por qué. Por qué la tarde del domingo 15 de abril a Leandro Alcaraz (26) le dispararon a matar. “No fue un robo”, “no llegó a ser una pelea”, fue un “entredicho” por la tarjeta Sube. Son apenas versiones de lo que llegaron a ver los testigos que ese día, cerca de las 18, viajaban en el interno 103 de la línea 620.

Este lunes es el primer aniversario del crimen que sacudió a Virrey del Pino y, en medio de una investigación engorrosa, hay dos detenidos acusados de matar a Leandro.

Mientras tanto, la promesa oficial de instalar cámaras en los colectivos quedó, por ahora, en eso, ya que no colocaron ninguna por una traba burocrática: Economía aún no liberó los fondos.

Protesta a un año del crimen del colectivero Leandro Alcaraz en Virrey del Pino. Foto Silvana Boemo

Protesta a un año del crimen del colectivero Leandro Alcaraz en Virrey del Pino. Foto Silvana Boemo

“Hace un año que no encontramos respuesta, no hay un por qué para esto. Los testigos dicen que no hubo una discusión o pelea. Se dijeron algo pero este tipo se sentó, mandó mensajes y después lo mataron a Leandro. Es todo lo que sabemos, no los conocemos ni entendemos por qué hicieron esto”, dice Giselle Alcaraz, la hermana del colectivero asesinado.

Leandro tenía seis hermanos, estaba en pareja y tenía una hija de entonces tres años, Zoe.

Protesta a un año del crimen del colectivero Leandro Alcaraz en Virrey del Pino. Foto Silvana Boemo

Protesta a un año del crimen del colectivero Leandro Alcaraz en Virrey del Pino. Foto Silvana Boemo

Estaba construyendo su casa y hacía un mes que se había mudado con su familia. Ese lugar que construyeron ahora está deshabitado y su mujer todavía no pudo volver.

“Desde un primer momento el objetivo era buscar a los asesinos reales. No queríamos perejiles, sino a los verdaderos responsables. Mi hermano no va a volver más, pero ellos tienen que estar en la cárcel el resto de sus vidas”, reclamó Jésica, otra de las hermanas Alcaraz.

El padre, la madre y la hermana de Leandro Alcaraz, en la marcha de este domingo, a un año del crimen del colectivero. Foto Silvana Boemo

El padre, la madre y la hermana de Leandro Alcaraz, en la marcha de este domingo, a un año del crimen del colectivero. Foto Silvana Boemo

El crimen del chofer fue conmocionante. El cortejo fúnebre, acompañado por cientos de choferes de colectivo con sus camisas celestes, volvió a poner en debate las condiciones de seguridad de los conductores.

Entonces hubo un paro de actividades y se reflotó la promesa de instalar cámaras de seguridad en las unidades.

Marcha por Leandro Alcaraz, en abril pasado. Foto Maxi Failla

Marcha por Leandro Alcaraz, en abril pasado. Foto Maxi Failla

Fuentes del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires confirmaron a Clarín que hay “en etapa de preadjudicación para instalar en 1150 colectivos”, pero que aún no han sido compradas ni elegidas las empresas proveedoras porque no se liberaron los fondos por una cuestión burocrática.

“En tres meses, los colectivos que realizan recorridos nocturnos en el GBA deberán tener cámaras de seguridad. Y todas las unidades tendrán que colocar esos dispositivos en un plazo máximo de seis meses“, anunció el ministro Cristian Ritondo dos días después del crimen de Alcaraz. 

Mirá también
Cómo funcionan las cámaras de seguridad que piden instalar en los colectivos

Las fuentes oficiales consultadas por Clarín remarcaron que, desde el homicidio del chofer de la línea 620, “se realizan patrullajes y operativos regulares en puntos fijos y aleatorios basados en la interceptación de colectivos e identificación de pasajeros, con el objetivo de neutralizar cualquier accionar delictivo y contravencional”.

Durante este período, identificaron a 399.900 personas y secuestraron 2.100 armas de fuego, 1.200 armas blancas, 8.400 dosis de cocaína y 2.700 dosis de paco.

Los perejiles y los hermanos

Con la misma celeridad detuvieron a tres personas y las señalaron como las autoras del homicidio Seis meses después terminaron liberados y confirmaron que nada habían tenido que ver con el hecho. 

Los asesinos no eran ni Jonathan “El Viejo” Acevedo (18), obligado a “confesar” el crimen mientras lo filmaban y hostigaban en un calabozo de la comisaría. Ni “El Tanito”, un adolescente de 17. Ambos fueron detenidos a las pocas horas del crimen. Tampoco era Juan Alfonzo “El Paraguayo” Gauto (30), quien pasó tres meses preso acusado de haber participado del crimen. 

Mirá también
Entre el miedo y la impotencia, volvió a funcionar la línea 620 tras el crimen del colectivero en La Matanza

“Fue complicado llegar a las verdaderas detenciones pero nunca dejamos de lado la investigación, siempre luchamos para que encuentren a los responsables Primero costó encontrar testigos, después con la recompensa empezaron a aparecer. Fue pasando el tiempo, las fechas se hacen difíciles, ya sea las fiestas, la hija de Lean actuando o empezando el jardín. El recuerdo es permanente, se sufre, sabemos que esto no se va a superar nunca más, pero ponemos el hombro para seguir adelante”, analiza Jésica.

Fue en octubre y a través de un celular que dieron con dos nuevos sospechosos. Son hermanos paraguayos, de 18 y 22 años, que cayeron tras 11 allanamientos en José C. Paz, Monte Grande, Transradio, Rafael Calzada, La Tablada y González Catán.

Protesta a un año del crimen del colectivero Leandro Alcaraz en Virrey del Pino. Foto Silvana Boemo

Protesta a un año del crimen del colectivero Leandro Alcaraz en Virrey del Pino. Foto Silvana Boemo

Es que una mujer fue asaltada el mismo día del crimen de Alcaraz, a pocos metros. Le quitaron el celular y, por las descripciones, corroboraron que fueron los mismos que habían matado al colectivero. Analizando las antenas y las comunicaciones telefónicas detectaron a una persona que estaba usando ese celular: era la madre de los hermanos López Brizuela. 

El más chico tenía 17 en el momento del crimen, por eso la causa permanece en manos de la fiscalía juvenil N° 2 a cargo de Emilio Spatafora.

Protesta a un año del crimen del colectivero Leandro Alcaraz en Virrey del Pino. Foto Silvana Boemo

Protesta a un año del crimen del colectivero Leandro Alcaraz en Virrey del Pino. Foto Silvana Boemo

Los capturaron en la villa Scasso, en La Tablada (La Matanza). Pero en Transradio, un barrio de Esteban Echeverría, habían detenido al padre de los López Brizuela pero por “portación ilegal de arma de guerra“. Es que en su casa estaba el revólver calibre 38 marca Fox modelo 1930, el  arma con la que le dispararon a Alcaraz.

Las pericias fueron contundentes: de ese revólver salió el disparo que mató a Leandro. 

Ahora la causa está en manos de la Cámara, a la espera de que resuelvan las apelaciones a los pedidos de prisión preventiva solicitada por el fiscal Spatafora. 

Mirá también
La zona del crimen del colectivero, una postal del GBA donde los vecinos conviven con el delito

Este domingo, desde las 14, la familia del colectivero organizó una convocatoria en el kilómetro 35 de la ruta nacional 3 para seguir exigiendo justicia por el crimen de Leandro, mientras esperan el juicio. 

Sus compañeros de la línea 620 y la 382 colocaron una placa en homenaje y nombraron “Leandro Alcaraz” a la sala de descanso de los choferes.

EMJ

Comentar

Seguir leyendo

Policiales

Confesó haber degollado a su hija de seis años para vengarse de su mujer

Published

en

Por

El hombre acuchilló varias veces a su hija de seis años hasta que una de las tajadas, en el cuello, la termino matando. Lo hizo por venganza contra la madre de la niña. El macabro episodio ocurrió la noche del sábado en Puerto Madryn y fue informado por la Policía de Chubut. 

Después de asesinarla, Antonio Ávila, de 40 años, salió a la calle con el cuchillo ensangrentado en una de sus manos. Gritaba sin parar, en aparente estado de shock. Ahí fue cuando sus vecinos dieron aviso a la policía.

En está casilla de un barrio precario de Puerto Madryn acontenció el crimen atroz.

En está casilla de un barrio precario de Puerto Madryn acontenció el crimen atroz.

El segundo jefe de la Unidad Regional de la Policía de Chubut, Miguel Cayupil, explicó a Télam que el hecho ocurrió en una vivienda de la calle Manuel Alzúa, entre Alem y Villarino, en el barrio San Miguel de Puerto Madryn.

Ávila confesó haber matado a su propia hija para vengarse de su ex mujer. Según el filicida, lo hizo porque se enteró de que la mamá de la criatura estaba saliendo con otro hombre. 

El atroz hecho sucedió mientras el homicida estaba solo en la casa con su hija: aunque la pareja estaba separada hace un tiempo, seguían viviendo juntos.

El hombre confesó haber apuñalado a su hija de seis años porque su ex mujer salía con otro hombre.

El hombre confesó haber apuñalado a su hija de seis años porque su ex mujer salía con otro hombre.

La Policía chubutense dejó trascender que al parecer el hombre quiso suicidarse tras haber cometido el crimen. Cuando lo atraparon, Ávila presentaba una herida punzante en el pecho, al parrece realizado con el mismo cuchillo con el que asesinó a su hija. Está detenido y fuera de peligro.

“Nos enteramos por un llamado de vecinos que alertaron sobre la presencia en esas calles de un hombre en la vía pública gritando, con un cuchillo y ensangrentado”, informó el comisario Cayupil.

Y agregó: “Cuando la policía llegó al lugar detuvo al hombre y concurrió a la vivienda donde fue encontrado el cuerpo de una menor ya fallecida”.

De acuerdo a los médicos forenses, la víctima, de 6 años, presentaba varias puñaladas, una de ellas en el cuello que se cree fue la que le provocó la muerte. 

“El propio Ávila dijo cuando se entregó que se había enterado que su ex y madre de la nena tenía otra relación y decidió vengarse con la criatura“, señaló a Telam una fuente policial.

Comentar

Seguir leyendo

Policiales

Quemaron vivo en la cárcel al único detenido por el crimen de Araceli Fulles

Published

en

Por

Darío Gastón Badaracco (31) era el principal acusado del crimen de Araceli Fulles. Y era porque en las últimas horas murió luego de que el 8 de abril pasado fuera quemado con agua hirviendo por dos compañeros de celda del penal de Sierra Chica donde estaba preso, informaron a Clarín.

La causa que investigó el crimen de Fulles ya fue elevada a juicio, pero aún no tiene fecha de inicio. Y ahora murió el único detenido que tenía el caso, acusado del “homicidio doblemente agravado por haber sido cometido por una o más personas y femicidio”.

Araceli Fulles tenía 22 años.

Araceli Fulles tenía 22 años.

Tenía el 60% del cuerpo quemado”, le dijeron a Clarín las fuentes consultadas y confirmaron que la muerte de Badaracco ocurrió el sábado último a las 21.30 en el hospital de Olavarría.

Badaracco fue agredido por dos compañeros de la celda 766 del pabellón 10 de Sierra Chica: “Lo golpearon, lo patearon y le tiraron agua hirviendo sobre el rostro, tórax, abdomen, región inguinal y piernas”.

Darío Badaracco, camionero, cayó preso porque una vecina lo reconoció y avisó al 911.

Darío Badaracco, camionero, cayó preso porque una vecina lo reconoció y avisó al 911.

¿Los motivos del ataque? “Son problemas de presos y los teníamos que arreglar así”, dijeron los agresores cuando les preguntaron cómo comenzó la pelea, según pudo saber Clarín.

Badaracco había ingresado al penal hace poco menos de dos años y “tenía una conducta ejemplar”. Estaba encerrado bajo un régimen estricto y había pasado por la Unidad N° 30 antes de llegar a la Unidad N° 2 y recaer en el pabellón 10, donde encontró la muerte.

Mónica Ferreyra, la mamá de Araceli, en la marcha por el segundo aniversario del crimen.

Mónica Ferreyra, la mamá de Araceli, en la marcha por el segundo aniversario del crimen.

La muerte de Badaracco ocurre a pocos días del pasado 2 de abril en que los familiares y amigos de Fulles volvieron a pedir Justicia por Araceli, a dos años del crimen de la joven de 22 años.

La causa por el crimen de Araceli tenía un solo detenido y otros ocho imputados que esperaban el juicio en libertad: Hernán Badaracco, hermano de Darío; Marcelo Escobedo; Carlos Damián Cassalz; los hermanos Jhonatan y Emanuel Ávalos; Hugo Cabañas, Daniel Alanis y Marcos Ibarra. Todos están acusados de ser cómplices del femicidio.

Mirá también
Dos años sin Araceli Fulles: un mármol frío y el mate que aún la espera

El caso

Fue el 2 de abril de 2017 que Araceli salió a cenar con amigos. Luego, fueron a una plaza muy cerca de su casa en San Martín. Lo último que sus padres supieron de ella llegó en forma de mensaje bien temprano por la mañana: “Prepará el mate que voy para allá“. Nunca llegó.

Fueron 25 días de angustia y búsqueda hasta que un perro de la División K-9 de Punta Lara llevó a los investigadores hasta la casa de Badaracco, un hombre que había estado tres veces ante el fiscal del caso como testigo.

Araceli Fulles. Lla causa por el crimen va a juicio aunque no tiene fecha aún.

Araceli Fulles. Lla causa por el crimen va a juicio aunque no tiene fecha aún.

El cuerpo de Araceli se encontró el 27 de abril de 2017 en el patio de la casa de Badaracco. Para entonces, el dueño de casa se escapó. Cayó dos días después, cuando una vecina del Bajo Flores lo reconoció y llamó al 911.

MLB EMJ

Comentar

Seguir leyendo

Publicidad

Política

Publicidad

Facebook

Publicidad

Deportes

Publicidad

Provincias

Publicidad

Publicidad