Conectá con nosotros

Policiales

Secuestraron drogas de diseño en fiesta electrónica: 19 detenidos

https://www.youtube.com/watch?v=3X-9xAWrcbE

Comentar

Published

en


Comentar

Publicidad
Comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Policiales

Papelón en Devoto: la fuga del preso que no era

Published

en

Por

El Servicio Penitenciario Federal informa que en el día de la fecha ocurrió una evasión en el Complejo Penitenciario Federal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Se trata del interno Brítez, Ángel Antonio“. La llamativa fuga ocurrida en la mítica cárcel de Devoto fue comunicada así oficialmente por el SPF el lunes pasado. Sin embargo, había un dato erróneo, y ese dato deja al descubierto un papelón y las desinteligencias  a nivel policial-judicial-penitenciario, en medio de la pomposa declaración de una emergencia nacional por tres años que apenas cumplió 15 días.

Mirá también
Extraña fuga en la cárcel de Devoto, el penal de la Ciudad que va camino a ser demolido

¿Cuál era la equivocación? Que no se trataba de Ángel Antonio Brítez (34 años, sin pedido de captura), como había sido fichado, sino de su hermano Jorge Daniel (32 años, acusado de homicidio y dos robos calificados en Quilmes, detenido en noviembre pasado).

Cuando el 3 de enero lo llevaron al único establecimiento carcelario que hay en la Capital Federal, según alegan en el SPF, Brítez llegó con el nombre de su hermano, es decir, de Ángel Antonio, según decía el oficio judicial. Parecidos físicamente, nadie sospechó. Lo más grave es que nadie en Devoto chequeó que esto fuera cierto, o mentira.

Jorge Daniel Brítez, el preso que se fugó de la cárcel de Devoto y que había entrado con el nombre de su hermano.

Jorge Daniel Brítez, el preso que se fugó de la cárcel de Devoto y que había entrado con el nombre de su hermano.

Este martes, la Policía de la Ciudad y la Policía bonaerense (comisaría 5° y Grupo de Apoyo Departamental -GAD-) fueron hasta la casa de los hermanos Brítez, en la calle 889 al 1500, de Quilmes.

Como figuraba en la orden de detención, arrestaron a Ángel Antonio Brítez, el supuesto evadido. Pero la fiscal Karina Gallo, de la UFI N° 4 de ese departamento judicial, iba a desentrañar la bochornosa trama: el Brítez que ella buscaba por el homicidio del tío de su pareja, en la causa que ella misma investiga, era Jorge Daniel. Y el que se fugó de Devoto, entonces, era Jorge Daniel. Así, no le quedó otra que pedirle al juez que soltaran a Ángel Antonio, quien había sido arrestado apenas llegó de trabajar de un restaurante en la ciudad de Buenos Aires donde tiene más de una década de antigüedad.

Esto provocó un pase de facturas y un cruce de acusaciones, todo a nivel interno, entre los distintos estamentos: que la “culpa es del juzgado a cargo que mandó mal la ficha“, que “la Policía se cortó sola con el operativo“, que “nosotros sabemos que el prófugo es Jorge Brítez y no el hermano“… Lo único concreto es que todo terminó siendo un escándalo.

La cárcel de Devoto, al fondo. Foto: Mario Quinteros

La cárcel de Devoto, al fondo. Foto: Mario Quinteros

Inaugurada en 1927 en un terreno donado por Antonio Devoto, la cárcel recibía en un principio a contraventores, dependiente de la Policía, que recibía a condenados por ebriedad o vagancia. Poco después, empezó a alojar procesados. Y en 1957 pasó a depender del Servicio Penitenciario Federal.

Desde entonces se convirtió en un problema, en un espacio amurallado y de máxima seguridad, delimitado por las calles Bermúdez, Nogoyá, Desaguadero y Pedro Lozano.

Actualmente aloja a unos 2.200 internos, muchos de ellos hacinados. Ante un viejo reclamo de los vecinos, en marzo de 2018 las autoridades porteñas anunciaron que será demolida y que sus reclusos serán trasladados en 2020 a una unidad que se está construyendo en Marcos Paz.

Anuncio oficial de mudanza de cárcel de Devoto al penal de Marcos Paz, en marzo de 2018.

Anuncio oficial de mudanza de cárcel de Devoto al penal de Marcos Paz, en marzo de 2018.

En los últimos años, fugarse de este penal no es para osados como Luis “El Gordo” Valor o Hugo “La Garza” Sosa, dos delincuentes de peso que hicieron un escape de película en 1994, saltando los paredones. Los muros de cemento llegan a 7 metros de altura. A esto se suman otros 2 metros de alambres ubicados a 45 grados.

Por eso, la fuga del falso Brítez hay que explicarla en una connivencia interna. De vigiladores. O de autoridades penitenciarias. Todo mientras rige la emergencia y mientras los rumores de investigaciones internas por corrupción arrecian. ¿Un mensaje para más arriba, quizás?

[embedded content]

Según pudo chequear Clarín, la versión más fuerte que corría dentro de la prisión es que al prófugo le hicieron algo así como el pasillo, como cuando los futbolistas saludan a sus rivales, flamantes campeones. Es decir, lo “invitaron” a salir por la puerta, en el horario de la visita de los familiares.

Cuando se produjo la fuga, voceros del SPF señalaron que Brítez tenía una causa por “robo en poblado y en banda, agravado por el uso de arma de fuego”, y otra por “intimidación”. Pero su ficha, en la que figuran sus huellas dactilares, habla de delitos más graves: “homicidio” y un par de “robos calificados“. Por todos fue procesado. Si bien dice Ángel Antonio, la foto corresponde a Jorge Daniel.

El prófugo era uno más en el “Pabellón 53”, un gimnasio que fue reconvertido para que vivan allí, desde el 13 de febrero, casi cien detenidos que se encontraban en la Unidad 28 (ubicada en el subsuelo del Palacio de los Tribunales, en la calle Talcahuano), también dependiente del SPF.

Mirá también
Pabellón 53: debería ser un gimnasio, pero está colapsado de presos

Esto se sitúa en el Módulo 6, donde hasta hace un tiempo se realizaban actividades de musculación, fútbol y visitas de familiares.

Tras la fuga, el SPF sostuvo que “se adoptaron las medidas y acciones respectivas a los fines de proceder a la recaptura del interno en cuestión”. Además, indicó que “se iniciaron actuaciones sumariales correspondientes para determinar responsabilidades”.

Pabellón 53: debería ser un gimnasio, pero está colapsado de presos, en la cárcel de Devoto.

Pabellón 53: debería ser un gimnasio, pero está colapsado de presos, en la cárcel de Devoto.

Y calificó a Brítez como un interno “de riesgo medio, cuando en realidad lo acusan de un homicidio, al tiempo que admitió que Devoto es “un edificio antiguo que presenta falencias estructurales“.

El 25 de marzo último, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación resolvió declarar la emergencia en materia penitenciaria por tres años, “entre otras razones, a raíz del incremento de la población penitenciaria que supera en un 12% la capacidad operativa ideal de alojamiento”.

EMJ

Comentar

Seguir leyendo

Policiales

Los hermanos Hernández, la mancha de la Bonaerense: uno preso, el otro prófugo

Published

en

Por

Los une un vínculo sanguíneo, el uniforme y, ahora, una causa judicial. Uno llegó a ser el jefe de la DDI de Avellaneda-Lanús, y el otro, el responsable de operaciones de esa dependencia. Pero un tiroteo entre policías en una estación de servicio durante el pago de un extorsión controlada por la Federal no sólo dejó al desnudo una trama de corrupción que atraviesa a la Bonaerense, sino que para ellos fue el fin: el comisario mayor José Hernández (53) está prófugo de la Justicia y su hermano, el oficial principal Raúl Elías Hernández (35), quedó detenido, aunque no era su primera vez.

El principio del fin para los Hernández comenzó el 29 de marzo pasado cuando una mujer se presentó ante la Justicia para denunciar que la habían interceptado y secuestrado en un auto. Le exigían el pago de 200 mil pesos a cambio de no armarle una causa narco a ella y a su marido mientras le mostraba una bolsa con un polvo blanco.

Justamente, la pareja de la mujer, un dominicano que aún no tiene la residencia en el país, pagó 30 mil pesos para que la liberen. A cambio de la promesa de cobro del monto restante, los hombres la dejaron ir pero antes se llevaron los papeles del dominicano.

Con los chats donde acordaba el pago de 170 mil pesos en la estación de servicio Shell cercana al Parque Shopping Avellaneda el viernes 29 de marzo por la noche, la mujer se presentó ante la fiscal Soledad Garibaldi y, tras marcar la plata y convocar a la Federal para que supervisara la entrega, hizo lo que había convenido con los 6 hombres que se movían como policías pero que no sabía si lo eran.

Mirá también
Video: así comenzó el tiroteo entre policías que terminó con un comisario muerto

Cuando la mujer pagó, apareció la Federal en escena. ¿El resultado? El capitán de la Bonaerense Eduardo Franicevich quedó detenido, que fue quien recibió el dinero, y el comisario Hernán David Martin, jefe del gabinete de Drogas de la DDI Avellaneda-Lanús, terminó muerto tras intentar atropellar a los policías y tirotearse con ellos.

Tras una investigación, la Justicia ordenó el arresto de otros cinco policías de la DDI Avellaneda-Lanús, que ya había sido descabezada por Asuntos Internos. Entre ellos estaba la orden de detención para los hermanos Hernández, uno a cargo de esa dependencia y el otro, jefe de operaciones y con un pasado en el gabinete de Drogas, Raúl Elías.

Mirá también
Cristian Ritondo: "Cuando me enteré, ya había pasado todo y enfrente tenía al Presidente y a la Gobernadora"

Al menor lo capturaron el 2 de abril, pero a José, el mayor, no pudieron ubicarlo.

En este tiempo, el abogado del comisario mayor José Hernández presentó una eximición de prisión ante el Juzgado de Garantías N°10 de Avellaneda, pero la jueza Estela del Carmen Mollo se la rechazó y dictó la orden de captura, según confiaron fuentes con acceso al expediente a Clarín. Todavía está prófugo.

El sargento de la PFA Sergio Arán (41), baleado en un tiroteo con pares de la Bonaerense en Avellaneda.

El sargento de la PFA Sergio Arán (41), baleado en un tiroteo con pares de la Bonaerense en Avellaneda.

Mientras tanto, su hermano menor, detenido junto a sus otros cinco compañeros de la DDI Avellaneda-Lanús, una dependencia que ya suma 11 policías investigados por Asuntos Internos por la causa por extorsión que terminó en un tiroteo feroz, sigue preso. Aunque no es la primera vez que está del otro lado de las rejas.

Según confiaron fuentes a Clarín, Raúl Elías Hernández estuvo detenido el año pasado en el marco de una causa donde se investiga a una banda mixta que daba protección a un prostíbulo de la zona de Puente La Noria en Lomas de Zamora. Los delitos eran extorsión, asociación ilícita y trata de personas”. Fue uno de los tres agentes que cayó junto a otras siete personas.

Raúl Elías Hernández (35) entró a la Bonaerense en 2002 y era jefe de Operaciones de la DDI Avellaneda-Lanús. Está detenido.

Raúl Elías Hernández (35) entró a la Bonaerense en 2002 y era jefe de Operaciones de la DDI Avellaneda-Lanús. Está detenido.

En ese caso, investigado por el Juzgado Federal N° 2 de Lomas de Zamora, a cargo del juez Federico Villena, “Hernández quedó vinculado por un auto que se usaba para levantar la recaudación y que estaba a su nombre”, precisaron las fuentes.

En su defensa alegó que lo había vendido y la Sala III de la Cámara Federal de Lomas de Zamora dejó en libertad a Hernández por “falta de mérito”.

El cabo primero de la Federal Claudio De Carlo, baleado en un enfrentamiento con policías Bonaerenses, sigue grave.

El cabo primero de la Federal Claudio De Carlo, baleado en un enfrentamiento con policías Bonaerenses, sigue grave.

Si bien no fue sobreseído en ese expediente, igual lo reincorporaron a la Bonaerense y así recaló en la DDI Avellaneda-Lanús, donde estaba su hermano y su sobrina, y la pareja de su sobrina y hasta el cuñado de su sobrina, según las fuentes consultadas.

Justamente, esa sobrina, hija del jefe Hernández prófugo, y que ahora está en el área de personal de esa DDI, fue observada con lupa por usar un auto oficial para temas personales. Los problemas con la ley para los Hernández no son nuevos.

Mirá también
Néstor Roncaglia: "Esto no se hizo en contra de nadie, sólo a favor de la gente"

EMJ

Comentar

Seguir leyendo

Policiales

El consejo de un secuestrador a su esposa: “Parate de mano y apuñalá a cualquiera”

Published

en

Por

Lo habían detenido en 2013 por el robo de un auto a Moria Casán y ahora cayó de nuevo acusado de ser el jefe de una banda de secuestradores. Pero atraparlo no fue una tarea sencilla. Matías Gabriel Pereyra (32) se resistió a los tiros durante el allanamiento y antes de ser trasladado le dio un particular consejo a su esposa: “Si te llevan en cana, vos parate de mano y recagala a puñaladas a cualquiera que esté ahí adentro”.

La insólita conversación se dio mientras Pereyra era esposado en su casa de Marcos Paz, con varios policías a su alrededor. La despedida quedó registrada en el video del operativo. 

El acusado de liderar una banda de secuestradores fue arrestado tras un operativo de la DDI Morón. Cuando los policías entraron a su casa, lo encontraron tirado en un colchón mirando la serie “Dr. House”.

Pereyra fue herido de un balazo en la pierna para poder ser capturado y mientras se recuperaba en una silla les dijo a los policías: “Yo me voy a hacer cargo de todo lo que hice, no soy ningún nene de mamá, soy ladrón y secuestrador. Todos los autos están prendidos fuego”.

Los policías incautaron armas, dinero y celulares.

Los policías incautaron armas, dinero y celulares.

Poco después, apareció en el lugar su mujer, con una beba en brazos, y Pereyra le dijo: “Si te llevan en cana, yo me voy a hacer cargo de todo. Adonde entrés, cárcel que sea, vos parate de mano y recagala a puñaladas a cualquiera que esté ahí adentro que después yo voy a hacer quilombo para que nos veamos, listo?”. Y agregó: “Nos vamos a cruzar en un penal después, no sé hasta cuando nos vamos a ver, cuidá a la bebé.

La “confesión” de Pereyra no tiene validez judicial. Habrá que esperar a que declare ante el fiscal federal de Hurlingham Santiago Marquevich, quien le imputa el secuestro de un empresario inmobiliario ocurrido el 27 de febrero cuando circulaba por Marcos Paz.

Algunas de las armas secuestradas durante el arresto de los sospechosos.

Algunas de las armas secuestradas durante el arresto de los sospechosos.

A la víctima la retuvieron varias horas en una casa de esa misma localidad y la liberaron luego de que su familia pagara una importante suma de dinero en Merlo.

En ese hecho, intervinieron al menos cinco secuestradores y por el auto que utilizaban, se la conoció como “La banda del Focus”.

Además, Pereyra había sido condenado en 2009 por el secuestro de una mujer en la puerta del shopping Plaza Oeste de Morón y tenía un pedido de captura del Tribunal Oral en lo Federal (TOF) 2 de San Martín por ese hecho.

Mirá también
La trama oculta de la extorsión que terminó con un tiroteo fatal entre policías

También había sido detenido en 2013 por el robo de un auto de la actriz y conductora Moria Casán, el cual fue usado con posterioridad para cometer una entradera en Ituzaingó.

Además de la detención de Pereyra, a través de escuchas telefónicas se logró la captura de otros cinco seis sospechosos durante 14 allanamientos realizados en los partidos de Morón, Moreno, La Matanza y Merlo.

Según fuentes de la investigación, en los operativos se secuestraron 14 armas, entre ellas una escopeta, un rifle con mira telescópica, armas cortas con sus respectivos cargadores, gran cantidad de municiones, celulares y dólares.

Fuente: Télam

LM

Comentar

Seguir leyendo

Policiales

Video: así comenzó el tiroteo entre policías que terminó con un comisario muerto

Published

en

Por

Le dio un beso a la mujer y se quedó esperando a su cómplice sin saber que con esa despedida el plan para su captura se ponía en marcha. Un video difundido en las últimas horas muestra las primeras imágenes de cómo fue el operativo de la Policía Federal en la estación de servicio de Avellaneda que culminó con un comisario muerto, una DDI descabezada, cinco agentes detenidos y un jefe prófugo. Se destapaba así una red de corrupción policial que aún sacude a la Bonaerense.

El video, difundido por la cuenta de Hechos y Derecho en Twitter, muestra las primeras imágenes de aquel viernes 29 de marzo en que se produjo la cacería de los policías Bonaerenses de la DDI Avellaneda-Lanús que, según una denuncia, extorsionaban a un matrimonio con el pago de 200 mil pesos a cambio de no armar una causa narco.

La cita había sido en la Shell que está a metros del acceso Sudeste y del Parque Shopping Avellaneda. Se había concretado por chats que fueron entregados por la mujer a la Justicia al momento de la denuncia. El pago del soborno, luego de que el dinero fuera marcado, fue controlado por la Federal.

Mirá también
Tres detenidos por el robo a un banco en una fuga que quedó filmada

Según consta en la causa, fue el capitán de la Bonaerense Eduardo Franicevich, integrante del gabinete de Drogas de la DDI Avellaneda-Lanús, quien se encontró con la denunciante en la estación de servicio. Allí, ella le habría entregado 170 mil pesos. Los otros 30 mil se los habían cobrado el día anterior, cuando la secuestraron y obligaron a su marido a pagar para dejarla ir. Tras sacarles los documentos al hombre, de origen dominicano, quedaron en cobrar el resto del dinero en la Shell.

En las imágenes que se conocieron ahora, se ve cómo el sospechoso se despide de una mujer y luego se queda esperando. También cómo aparecen el cabo 1° Claudio Di Carlo y el sargento Sergio Arán, ambos de la Federal, para arrestarlo.

José Aníbal Hernández (53) y quien era el jefe de la DDI Avellaneda-Lanús al momento del tiroteo entre policías de la Bonaerense y la Federal. Está prófugo.

José Aníbal Hernández (53) y quien era el jefe de la DDI Avellaneda-Lanús al momento del tiroteo entre policías de la Bonaerense y la Federal. Está prófugo.

Inmediatamente, un auto blanco intenta atropellar a los federales y los dos policías no sólo disparan sino que corren al coche.

Ese auto, un Toyota Etios blanco que pertenecía a la DDI Avellaneda-Lanús, era conducido por el comisario Hernán Martin, jefe del gabinete de Drogas. 

Mirá también
"Coco", el secuestrador que debía estar preso y murió en una estación de servicio

Martin murió tras un enfrentamiento a tiros con los dos policías de la Federal que lo corrieron. Arán recibió heridas en sus piernas, mientras que Di Carlo quedó internado en el hospital Churruca y sigue en grave estado.

El abogado de la viuda del comisario Martin cuestionó la información oficial con respecto a la autopsia: “Martin tenía siete balazos, cinco de ellos en la espalda y otros dos en la cabeza. Todos fueron hechos de atrás hacia adelante”, denunció a Télam.

El sargento de la PFA Sergio Arán (41), baleado en un tiroteo con pares de la Bonaerense en Avellaneda.

El sargento de la PFA Sergio Arán (41), baleado en un tiroteo con pares de la Bonaerense en Avellaneda.

La versión de Edgar García, abogado de Sandra Ojeda, viuda del policía muerto, no va de la mano con lo que los forenses le informaron a la fiscal Soledad Garibaldi. Según señalaron fuentes del caso, la autopsia determinó que el comisario tenía cuatro disparos, tres de ellos en el tórax y uno en el rostro.

“Es todo muy extraño, no pueden tapar el sol con las manos. Hasta que no queden presos los policías federales no vamos a parar. No se preservó la vida de nadie, directamente fueron a asesinarlo”, opinó García, quien ya hizo una presentación en la causa para ser tenido en cuenta como particular damnificado en representación de la viuda, pero espera la resolución del Juzgado de Garantías.

El capitán de la Bonaerense Eduardo Angel Franicevich (47), detenido tras el tiroteo contra sus pares de la Federal en Avellaneda.

El capitán de la Bonaerense Eduardo Angel Franicevich (47), detenido tras el tiroteo contra sus pares de la Federal en Avellaneda.

Justamente, según pudo saber Clarín, ese Juzgado le rechazó el pedido de eximición de prisión presentado por el abogado del ahora ex jefe de la DDI Avellaneda-Lanús José Hernández, el único prófugo que tiene el caso. Además del capitán Franicevich, capturado el día del hecho, la fiscal arrestó a otros cuatro policías de esa dependencia.

Los detenidos son Elías Hernández, un oficial principal que ejercía el cargo de jefe de operaciones de la DDI y que es hermano del prófugo; el del segundo de esa dependencia, comisario inspector Aníbal Ochoa; y dos de los integrantes del gabinete de Drogas, el comisario Esteban Arana y el teniente 1° Claudio Saldivia.

El cabo 1° de la PFA Claudio Andrés De Carlo (38), baleado en un tiroteo con pares de la Bonaerense en Avellaneda.

El cabo 1° de la PFA Claudio Andrés De Carlo (38), baleado en un tiroteo con pares de la Bonaerense en Avellaneda.

Las sospecha es que Martin y los cinco detenidos fueron quienes extorsionaron a la mujer que hizo la denuncia.

LM

Comentar

Seguir leyendo

Policiales

Fisicoculturista, carnicero y taxi boy, las caras del bahiense que mató dos veces

Published

en

Por

Carlos “Charly” Autalán tenía varias caras: fisicoculturista, carnicero, taxi boy. Cobraba 500 pesos por sus servicios sexuales. Oriundo de Bahía Blanca, se radicó en la provincia de Santiago del Estero, adonde terminaría condenado a perpetua por matar a dos hombres.

Este lunes, el acusado, hoy de 30 años, fue encontrado culpable de los homicidios “doblemente calificados por la orientación sexual de las víctimas y criminis causa” del docente José Domingo Di Pietro (52) y del estudiante Sebastián Acosta (25), cometidos en 2015.

El carnicero “Charly” Autalán fue condenado a prisión perpetua. / Gentileza El Liberal

El carnicero “Charly” Autalán fue condenado a prisión perpetua. / Gentileza El Liberal

Durante las audiencias que se realizaron en los tribunales de Santiago del Estero, el fisicoculturista ofreció detalles del crimen del profesor Di Pietro y negó la acusación en su contra por el asesinato de Acosta.

Al momento de su detención, Autalán trabajaba en una carnicería y alquilaba un departamento en el barrio 8 de Abril, en el que se encontraron teléfonos celulares y una notebook de las víctimas.

Mirá también
Confesó “Charly”, el taxi boy carnicero detenido por dos crímenes

Según las fuentes, el fisicoculturista, oriundo de Bahía Blanca, fue localizado cuando intentó usar el celular de una de las víctimas.

Di Pietro fue asesinado el 5 de octubre de 2015 en una vivienda situada en el barrio Belgrano, donde fue hallado asfixiado con una almohada.

Carlos Autalán, condenado a perpetua por dos crímenes.

Carlos Autalán, condenado a perpetua por dos crímenes.

Un mes y medio después, el 27 de agosto de 2015, fue asesinado Acosta de la misma manera en una casa del barrio Saint Germain.

Previo a ese día, Autalán subió una foto suya a su perfil de Facebook con el mensaje: “La risa cura todo…. así de simple!“.

El posteo del carnicero "Charly" Autalán el día previo al primer crimen.

El posteo del carnicero “Charly” Autalán el día previo al primer crimen.

La defensa del acusado, ejercida por Moisés Azar, hijo del represor santiagueño Antonio Musa Azar, condenado a prisión perpetua por el denominado doble crimen de La Dársena durante la dictadura militar, había solicitado la absolución de su cliente “por el beneficio de la duda”.

En tanto, el abogado querellante Eugenio Chavarría, solicitó la máxima condena ante las numerosos pruebas que surgieron de la instrucción judicial y el debate oral a Autalán.

Carlos Autalán, condenado a perpetua por dos crímenes.

Carlos Autalán, condenado a perpetua por dos crímenes.

Finalmente, el tribunal integrado por los camaristas Graciela Viaña de Avendaño, María Eugenia Carabajal y Luis Domínguez, condenó a Autalán a prisión perpetua.

En una despoblada sala del tercer piso de Tribunales, el lunes a la noche, el carnicero y taxi boy escuchó de pie y sin muestras de arrepentimiento la sentencia en su contra.

Mirá también
Cayó "Charly", el taxi boy carnicero acusado de asesino serial

Fuente: Télam.

EMJ

Comentar

Seguir leyendo

Publicidad

Política

Publicidad

Facebook

Publicidad

Deportes

Publicidad

Provincias

Publicidad

Publicidad